según los datos de pernod ricard

El 'boom' del gin-tonic se desinfla: caen las ventas de ginebra tras tres años en auge

El fabricante de bebidas alcohólicas advierte de una ralentización en las ventas de ginebra (-1%), whisky (-1%) y ron (-2%), tres de sus categorías estrella. Solo los licores repuntan (+4%)

Foto: El fenómeno del gin-tonic ha tocado techo. (iStock)
El fenómeno del gin-tonic ha tocado techo. (iStock)

El gin-tonic ha tocado techo. La bebida de moda en España pasa a un segundo plano tras cerrar noviembre con una caída interanual de las ventas del 1% en valor y del 1,5% en volumen. Así lo advierte el fabricante de bebidas alcohólicas Pernod Ricard, padre de marcas como Seagrams o Beefeater.

"La ginebra está bajando desde hace unos meses, incluso las variedades saborizadas" que tanto éxito cosecharon en su momento, admite el director general de Pernod Ricard en España, Eric Laborde. Aun así, la multinacional francesa ha sacado su propia marca de ginebra de fresa (Beefeater Pink) este año para plantar cara a la sevillana Puerto de Indias.

El frenazo de la ginebra se produce tras "unos tres años con crecimientos de entre un 3% y un 5% interanual", detalla Laborde citando datos sectoriales. No obstante, los primeros síntomas de ralentización llegaron el año pasado, cuando el sector cerró con unas ventas planas.

Este año, no solo cae sino que ha contagiado a otras categorías como el whisky (-1% en valor) o el ron (-2%), cediendo protagonismo a los licores (+4%) al más puro estilo Ruavieja. Es la única categoría que crece junto al ponche. Con todo, las ventas de todas las categorías en su conjunto se estancan (+0%).

Pernod Ricard no avanza datos de su propia facturación o beneficio a cierre de 2018, si bien fuentes de la compañía confirman que las ventas han retrocedido en línea con el mercado. El año fiscal anterior (2017) facturó 9.010 millones de euros (+3,7%) y ganó 1.421 millones (+13,2%), según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

Menos ganas de fiesta

Los grupos de bebidas alcohólicas hacen su particular 'agosto' en las discotecas o pubs, lugares idóneos para tomarse una copa. Los problemas surgen cuando algunos de esos locales se ven condenados a echar el cierre por falta de público. "La gente sale menos de noche", explica el directivo francés. A eso se suman el envejecimiento de la población en un país con el índice de natalidad por los suelos o la preocupación por la salud.

¿Qué está haciendo el también fabricante de Havana Club, Ballantines o Absolut para revertir el declive del ocio nocturno? El reto es adelantar el momento de consumo para que las bebidas espirituosas tengan salida a cualquier hora del día, y no necesariamente por la noche. Un ejemplo es Grecia, donde sus habitantes consumen whisky con las comidas. Queda por ver si el fabricante galo consigue lo que se ha propuesto en España, su quinto mercado más importante en términos de ventas.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios