LA CORTA SE REVISARÁ VISUALMENTE A DIARIO

La Junta autoriza a Las Cruces trabajar en la mina derrumbada: pone 30 condiciones

La compañía filial de la canadiense First Quantum podrá explotar la última zona de la corta a cielo abierto. Una mezcla de grietas, agua y voladuras provocó el derrumbe de enero

Foto: Reparación de la corta derrumbada en Las Cruces. (CLC)
Reparación de la corta derrumbada en Las Cruces. (CLC)

Cobre Las Cruces podrá reanudar las operaciones en la corta minera que explota a 20 kilómetros al norte de Sevilla y que sufrió un macroderrumbe en enero pasado. Así lo ha decidido la Junta de Andalucía, que tiene redactada para aprobar de inmediato la orden que autoriza la vuelta a los trabajos, pero a cambio de cumplir hasta 30 condiciones. La empresa, filial del grupo cotizado canadiense First Quantum, tiene desde ahora hasta un mes para presentar un informe en el que garantice a la Administración regional que podrá cumplir esas exigencias.

Entre ellas, la firma que dirige desde hace dos meses Juan Pedro Soler deberá tomar medidas de saneamiento de las zonas de la corta que se vayan a explotar después de lluvias, heladas o nevadas; después de hacer voladuras, y después de registrarse desprendimientos de roca. Además, operarios de Las Cruces harán al menos una inspección visual exhaustiva de la corta para detectar anomalías. Los dos informes que han analizado el derrumbe de casi 10 millones de metros cúbicos de tierra a final de enero —uno de la Universidad Politécnica de Madrid y otro de la Universidad de Córdoba— coinciden en que fue la entrada de agua en las grietas y la presión que generó, sumada al efecto de las voladuras en la propia corta, lo que explica el colapso del talud norte.

En general, como resume la comunicación enviada por la Consejería de Hacienda e Industria, las medidas incluidas en la orden "afectan a aspectos como la seguridad de los taludes, el control del agua en el entorno de la corta y la instrumentación de control que debe aplicarse; así como a los requisitos adicionales de seguridad que deben seguirse en las voladuras, los trabajos de remediación de la corta y en la extracción de mineral en las zonas afectadas por el deslizamiento del talud". Con esta medida, formalmente se levanta la suspensión provisional de los trabajos ordenada el mismo día del derrumbe, 23 de enero.

Lograr el visto bueno para retomar las operaciones de explotación de la corta en julio cumple el calendario previsto tanto por la empresa como por la Junta. Desde febrero y hasta ahora, la mina ha estado procesando en su planta hidrometalúrgica mineral que tenía acumulado de reserva. Como consecuencia del derrumbe, Las Cruces ya comunicó a la bolsa que tanto este año como el próximo producirá un 30% menos de cobre respecto a la media de los últimos ejercicios. Es decir, unas 45.000 toneladas de cátodos.

Proyecto de ampliación: OK indirecto

La orden de la consejería, que relata los principales hitos administrativos del proceso, incluye una exigencia cara al futuro proyecto de ampliación de la vida útil de la mina hasta 2034. Esta ampliación pasa por seguir explotando en galería subterránea, no a cielo abierto. Pues bien, pensando en la ubicación de la entrada a esa bocamina, ordena la realización de obras geotécnicas que garanticen la estabilidad de ese túnel, que se prevé tendrá hasta dos kilómetros. También obliga al uso diario de fotografías con drones para controlar los taludes, así como contar con un grupo de personas especializadas para dar una respuesta completa y rápida ante un accidente similar al sufrido las 24 horas.

Cobre Las Cruces emplea a 250 personas de forma directa y a otras 500 de forma indirecta. Antes del accidente, que no provocó daños personales ni medioambientales, la mina era la mayor de cobre a cielo abierto de Europa y generaba 75.000 toneladas de cátodos de cobre. El gran reto de la instalación, además de normalizar en lo posible las operaciones, es encauzar el lapso entre el final de las reservas del yacimiento actual, previsto para 2021, y la puesta en marcha del proyecto de ampliación, que precisa al menos de dos años para entrar en funcionamiento. Este permitirá a Las Cruces extraer otros metales como zinc o plomo, además de cobre, pero para ello necesita invertir 400 millones en una nueva planta industrial.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios