DE KKR, BROOKFIELD Y OAKTREE

ACS recibe ofertas de 1.000 millones por su negocio energético antes de sacarlo a bolsa

La constructora va a tomar esta semana la decisión de aceptar algunas de las propuestas o continuar con su proceso de colocación para cerrarlo antes de las vacaciones

Foto: El presidente de ACS, Florentino Pérez (c), durante la junta de accionistas de la compañía. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez (c), durante la junta de accionistas de la compañía. (EFE)

Días decisivos en ACS, que en las próximas horas tiene que decidir si saca a bolsa su negocio de energías renovables antes de las vacaciones o si pospone la operación para después del verano. Una tercera alternativa que ha cogido mucha fuerza en estas últimas jornadas es la posibilidad de vender una participación minoritaria a un fondo de capital riesgo después de que varios de los 'private equity' que han invertido en este sector en España se hayan ofrecido a Florentino Pérez dispuestos a pagar hasta 1.000 millones de euros por el 49% de la nueva sociedad en construcción.

Así lo han confirmado fuentes próximas a ACS, que está apurando los plazos para lanzar la oferta pública de venta (OPV) a finales de esta semana si la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) le aprueba el folleto informativo y tras haber mantenido ya reuniones con analistas. El calendario tentativo es que el debut en bolsa de Zero-E, como se ha denominado esta compañía de nueva creación que engloba los activos fotovoltaicos del grupo, se produzca entre el 24 y el 25 de julio.

Pero en el seno de ACS y de sus bancos asesores, Goldman Sachs, Natixis y Société Générale, existen muchas dudas sobre el momento de empezar a cotizar. Florentino Pérez y Marcelino Fernández-Verdes, consejero delegado del grupo de construcción e infraestructuras, creen que ahora es una buena oportunidad dados los múltiplos a los que cotizan las compañías energéticas, como Naturgy, Endesa o Iberdrola, cerca de sus máximos históricos. Sin ir más lejos, el positivo estreno de este lunes de Neoenergia, la filial brasileña de Iberdrola, que llegó a dispararse un 10%, refrenda la opinión de la alta dirección de la multinacional.

Pero la sequía de salida a bolsa en España y la cercanía del verano, momento en que muchos gestores de fondos de inversión y aseguradoras cierran sus carteras para evitar tomar riesgos antes de las vacaciones, generan dudas entre los bancos coordinadores de la OPV. La compañía ya ha llevado a cabo casi todos los trámites para lanzar la operación de forma inmediata, pero la última decisión la adoptará esta semana Florentino Pérez tras analizar las recomendaciones de Goldman Sachs, Natixis y Société Générale.

Porque el presidente de ACS ha recibido, desde que anunció su intención de sacar a bolsa esta filial, numerosas indicaciones de interés por parte de varios fondos de capital riesgo. Entre otros, Brookfield, KKR y Oaktree, que han hecho numerosas operaciones de compraventa en España en los últimos años. Aunque la opción de dar entrada a un socio con un 49% del capital no era la primera alternativa, dada la experiencia pasada con el también fondo Global Infraestructure Partners (GIP), con el que no llegó a entenderse, las ofertas preliminares que ha recibido la constructora con dinero contante y sonante han hecho replantear esta fórmula.

Un camino que reduce los plazos de venta y los riesgos sobre el futuro de la salida a bolsa, muy condicionada por el comportamiento de los mercados y porque los inversores suelen exigir un descuento sobre el valor real de la compañía. De hecho, cuando ACS sacó a bolsa a Saeta Yield, su anterior filial de renovables en 2015, tuvo que colocarla al precio más bajo de la horquilla —oscilaba entre 12,20 y 10,45 euros por acción— y debutó con una caída del 4,3%. En la primavera pasada, Brookfield tomó el 100% de esta sociedad pagando justo 12,20 euros por título, los mismos a los que había sido valorada por lo más alto tres años atrás.

La nueva Zero-E va a agrupar 1.000 megavatios (MV) de activos fotovoltaicos, su principal atractivo, más otros 150 de termosolar, 400 eólicos y 200 MW de energía hidroeléctrica. Además, se incluirán en la nueva empresa 450 kilómetros de líneas de transmisión de electricidad y cerca de 300.000 metros cúbicos de tratamientos de agua y desalinización. La compañía tiene activos en España, Reino Unido, Argelia, México, Perú, Brasil, Chile, Sudáfrica y Taiwán.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios