CONSENSO ENTRE BANCOS Y COVEA

Los dueños de Caser aúnan posturas y ultiman la venta por 1.000 millones

Bankia, CaixaBank y Abanca han dado mandato a Barclays, mientras que Covéa pasa a ser vendedor y ha contratado a Nomura. Están a la espera de Ibercaja, Liberbank y Unicaja

Foto: Caser Seguros.
Caser Seguros.

Paso clave para que se aclare el futuro de Caser Seguros. Los dueños de la aseguradora han alcanzado por fin un consenso sobre su futuro y han sentado las bases para ejecutar un proceso de venta competitivo con el que esperan conseguir ofertas de 1.000 millones de euros, a tenor de las muestras de interés que han recibido en los últimos meses.

Bankia y CaixaBank llevan tiempo queriendo deshacerse de una participación heredada que alcanza el 26,51% entre ambos, al considerarla no estratégica. Ambos han dado un mandato a Barclays y trabajan también con Clifford Chance como asesor legal, según fuentes conocedoras, para un proceso de venta al que se ha adherido Abanca con su 9,99% y, si hay ofertas razonables, también Banco Sabadell y BBVA, con participaciones mucho más reducidas, del 1,79% y del 0,24% respectivamente.

Asimismo, el grupo asegurador francés Covéa ha dado un giro a su estrategia que facilita la venta, ya que aboga por deshacerse de su 20%. Hasta ahora, había sido un potencial comprador. De hecho, los accionistas de la aseguradora que nació al calor de las antiguas cajas de ahorros tienen derecho de suscripción preferente. Esto es, cualquier accionista tiene prevalencia respecto a terceros para adquirir las participaciones en venta. Ninguno de los dueños ha hecho comentarios.

Sin embargo, Covéa se ha puesto en modo vendedor y ha dado mandato a Nomura, según fuentes conocedoras. El proceso ya es inevitable, con accionistas que controlan dos tercios del capital, y ante las muestras de interés de hasta 1.000 millones de euros que han llegado en los últimos meses por parte de potenciales compradores como la aseguradora suiza Helvetia, el fondo británico de ‘private equity’ Cinven, Ageas (aseguradora del antiguo Fortis), National Nederlander (NN, antigua aseguradora de ING) o el grupo español Mapfre, que llegó a enviar una carta con su interés a todos los dueños de Caser.

La idea de estos accionistas es que haya un proceso competitivo de venta, de tal manera que a través de los bancos de inversión contratados se desarrolle una subasta que maximice el precio. Hasta ahora, el grupo restante de accionistas ha sido reticente a la venta por sus acuerdos comerciales para la venta de seguros de no vida en la red de sucursales. Estos ‘socios industriales’ son Ibercaja, Unicaja y Liberbank, que cuentan con casi un 36%.

La negociación entre Unicaja y Liberbank para fusionarse calentó la venta de Caser, ya que el nuevo banco habría alcanzado el 22% de la aseguradora. De esta forma, las entidades plantearon la venta de al menos el 12% para generar capital, como una de las vías para evitar una ampliación. Además, así reducían su participación por debajo del 10% para evitar requerimientos adicionales de solvencia por tener una inversión industrial.

La ruptura de las negociaciones pareció enfriar el proceso en un primer momento, pero el resto de los accionistas cuentan con la aprobación de estos ‘socios industriales’ para el proceso, y están a la espera de que se decidan por dar un mandato a algún banco de inversión para reordenar su peso en el capital. En cuanto lo tengan, los tres bancos de inversión tendrán que reunirse para coordinar el proceso.

Ibercaja, Liberbank y Unicaja siguen partiendo con la posición oficial de no vender, aunque según fuentes del mercado alguna de estas entidades podría aprovechar para reducir su participación. Asimismo, podrían replantearse esta idea en función de quién entre en el capital con los cambios. “No es lo mismo que sea una aseguradora que pueda ser socio industrial a que sea un fondo de capital riesgo con la intención de entrar para vender tiempo después”, arguyen fuentes cercanas.

En cualquier caso, los accionistas vendedores cuentan con la no oposición de estos bancos, según fuentes financieras. Esto es relevante, debido a que “el valor de Caser depende en parte de los acuerdos de distribución en las oficinas de estas entidades”, arguyen otras fuentes conocedoras. Todas las partes dan por hecho que el proceso de venta será largo y, probablemente, complejo. Pero insisten en que este principio de consenso “es un paso importante y decisivo”.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios