una caída de 12,5% de las ventas

Deoleo registra una pérdida récord de 300 M por el deterioro de sus marcas

La empresa de aceite anuncia el peor resultado de su historia después de relevar el miércoles al consejero delegado, Pierluigi Tosato

Foto: Botellas de aceite de oliva. (Reuters)
Botellas de aceite de oliva. (Reuters)

Deoleo, la compañía de aceite propietaria de Carbonell, Koipe, Hojiblanca o Elosúa, ha cerrado 2018 con unas pérdidas récord de 291 millones de euros, debido al test de deterioro del valor de sus activos, según ha comunicado mediante un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

"Durante el segundo semestre de 2018 Deoleo ha efectuado un test de deterioro del valor de sus activos, fondo de comercio e intangibles esencialmente, una vez que se ha constatado la peor evolución de las operaciones en los mercados de aceite de oliva esenciales para la compañía, como Italia y Estados Unidos", explica la empresa. "Ese test arroja un deterioro de 201 millones de euros, de los que 111 millones corresponden a las actividades en Estados Unidos".

Según avanzó El Confidencial, Deoleo relevó el miércoles a su consejero delegado Pierluigi Tosato y ha colocado en su lugar a Miguel Ibarrola, ejecutivo de máxima confianza del accionista de referencia, el fondo de capital riesgo CVC. Una decisión que, según apuntaron fuentes a este diario, estaba tomada desde hace meses.

Pese a las pérdidas contables, la compañía matiza que el deterioro registrado "supone un ajuste meramente contable que no tiene impacto sobre la situación financiera del grupo". No obstante, los ingresos no mienten. A cierre de año, Deoleo registró una caída de las ventas del 12,5% respecto al ejercicio anterior, cerrando 2018 con unas ventas de 605,5 millones de euros. No en vano, el consumo de aceite ha caído un 5,4% en Italia y un 2,1% en EEUU, mientras que solo en España ha subido un 2,6%.

A su vez, el ebitda ajustado fue de 15,4 millones de euros, un 50,7% menos que en el ejercicio de 2017. Mientras tanto, la deuda se redujo un 1% en el año, hasta alcanzar los 556 millones de euros. No obstante, la compañía matiza que tras la ampliación de capital y de su línea de financiación sindicada, cuenta con 74 millones de euros de liquidez.

En el comunicado, Deoleo saca pecho ante las marcas blancas, contra cuyos precios la empresa ya admitió que no puede competir. "Deoleo mantiene su apuesta por la calidad", zanja la compañía, explicando que el "negocio del aceite de oliva está fuertemente condicionado por una oferta de producto en la que el único incentivo de compra es el bajo precio". Asimismo, Deoleo considera que "no hay futuro para esta tendencia" y presume de impulsar "la creación de valor en toda la cadena de producción del aceite de oliva, desde el campo al envasado, creando un producto diferenciado que atraiga a un consumidor exigente".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios