tras el golpe del juzgado

Santander prepara nuevos recursos en la guerra por la Ciudad Financiera

La entidad presentará los recursos necesarios para bloquear la venta de su sede, para lo que lo apoyan otros acreedores como CaixaBank. Retrasar el proceso juega a su favor

Foto: Entrada de la Ciudad Financiera de Santander. (Reuters)
Entrada de la Ciudad Financiera de Santander. (Reuters)

Banco Santander no se va a dar por vencido en la batalla por quedarse su sede, la Ciudad Financiera. La entidad presidida por Ana Botín ha decidido apelar la decisión del juzgado mercantil número 9 de Madrid, que este lunes echó por tierra sus alegaciones para bloquear la venta a los inversores indios Reuben Brothers.

Lejos de echarse atrás, Santander va a recurrir esta decisión y todas las posibles para aplazar la operación y salir victorioso: el banco fue el segundo posicionado en la puja, que tuvo lugar el pasado mes de noviembre. Sorlinda (Reuben Brothers) ofreció 3.023 millones, frente a los 2.971 millones puestos sobre la mesa por la entidad española, y los algo más de 2.850 millones del fondo árabe AGC.

La clave de este nuevo recurso de Santander es si logra dejar en suspenso el proceso de venta de la Ciudad Financiera. Tras la decisión de ayer, el juzgado debería dictar en los próximos días un auto de aprobación.

Próximos pasos

Para Santander, es importante bloquear la operación antes de este auto. De lo contrario, empezarían a correr los plazos para que los Reuben Brothers aporten el dinero comprometido en su oferta.

Aunque la propuesta es de algo más de 3.000 millones, Marme Inversiones 2007 —sociedad dueña de la Ciudad Financiera— tiene unos 500 millones en la tesorería y paga unos 120 millones en concepto de rentas anuales.

Ana Botín, presidenta del Santander.
Ana Botín, presidenta del Santander.

Por ello, Sorlinda tendría que conseguir una financiación de unos 2.000 millones de euros, en la que trabaja ya con JP Morgan. Una de las claves para este último éxito judicial de los Reuben Brothers y su socio en la operación, Edgeworth, de Robert Tchenguiz, es haber conseguido una nueva carta de la entidad norteamericana respaldando la operación.

En caso de que no le saliera bien esta nueva tentativa de bloquear la operación, Santander acudiría a los tribunales para ejercer su derecho de tanteo. Ya defendió este derecho en 2016 con un recurso ante la Audiencia Provincial, retrasando el proceso unos meses. El resto de participantes en la liquidación cree que Santander no tiene esta opción legal, que se pierde cuando una empresa entra en concurso de acreedores. Sea como sea, sería una nueva batalla legal que alargaría el proceso.

Reuben y JP Morgan tienen ahora que buscar 2.000 millones para financiar la compra de la Ciudad Financiera

La entidad española cuenta a su favor con el respaldo de otros acreedores como CaixaBank e ING, tal y como adelantó este medio. Estas entidades creen que Santander protege mejor sus intereses económicos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios