Agua de depuradora para regar el olivar a gran escala: el Guadalquivir abre el camino
  1. Empresas
hasta 14.000 hectáreas tradicionales, a regadío

Agua de depuradora para regar el olivar a gran escala: el Guadalquivir abre el camino

La Confederación Hidrográfica acoge favorablemente las solicitudes de 25 comunidades de regantes, 23 de ellas de olivareros de toda la cuenca, para usar 20 hectómetros cúbicos

placeholder Foto: Aceitunas en un olivo. (Reuters)
Aceitunas en un olivo. (Reuters)

Andalucía sigue los pasos, aún a gran distancia, de Murcia en reutilización de las aguas tratadas en depuradoras municipales. Y así como en la comunidad mediterránea se usan el 95% de los 100 hectómetros que tratan sus depuradoras para regar sus huertos, en Andalucía el líquido elemento será fundamentalmente para el olivar. El gran cultivo de la región, líder en producción aceitera en el mundo. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha autorizado provisionalmente las solicitudes de 23 comunidades de regantes para poner en regadío hasta 14.000 hectáreas de olivares ahora de secano.

Así lo explican fuentes de la Confederación en relación a la adjudicación conocida a inicios de mes para repartir 20 hectómetros cúbicos. Ese volumen aún no se ha entregado en concreto a esos peticionarios, que en total han solicitado mucha más agua si se suman individualmente. Por ahora se ha valorado como favorable su solicitud, al cumplir con los requisitos, y en una segunda fase se hará el ajuste fino con la cantidad concreta de agua que recibirá cada comunidad. Es la primera vez que se realiza un reparto de este nivel en España para destinarlo a regar olivos, que podrán contar con este agua por un plazo de veinte años prorrogables (no cuatro años como inicialmente y por error informó este medio). Cada depuradora destinará como máximo el 80% de sus efluentes a estos regadíos.

Foto: Recolección de aceitunas en Córdoba. (Dcoop)

Actualmente, de los 1,58 millones de hectáreas dedicadas al cultivo de olivo en Andalucía, el 68% corresponde a secano. Misma proporción que en el conjunto de España, donde hay 2,6 millones de hectáreas, según el libro La olivicultura internacional del experto Juan Vilar. Según sus cifras, cada año se vienen transformando a modelos de olivar intensivo y superintensivo (de regadío en ambos casos, aunque también existe intensivo de secano) unas 100.000 hectáreas tradicionales en todo el mundo.

La adjudicación de agua, cuando esté culminada por parte de la Confederación Hidrográfica, abre la puerta a modernizar los olivares en esas 14.000 hectáreas. Una de las comunidades de regantes que ha recibido el visto bueno es la de SAT Santa Teresa, productora del aceite premium 1881 en Osuna (Sevilla). Prevé contar con agua para 1.000 hectáreas que beneficiarán a parte de sus 500 agricultores asociados. Otros proyectos benefician a cooperativas asociadas al grupo Dcoop en Lucena (Córdoba), además de a muchas otras comunidades de regantes fundamentalmente de las provincias de Córdoba y Sevilla.

Precios en el entorno de la pasada campaña

La conversión de olivar tradicional de secano a regadío eleva la producción del árbol y de cada aceituna. Esto abarata en un 50% el coste de producción al pasar del tradicional al intensivo o superintensivo (de 2 a un euro, aproximadamente). En países mediterráneos, la sostenibilidad futura del olivar frente a los nuevos países productores que han apostado por las modalidades de olivar en seto (regadío) pasa por la agrupación de hectáreas para ganar volumen o por la diferenciación en muy alta calidad. Y por su modernización con regadío donde sea posible, claro.

Cara a la campaña actual, Juan Vilar considera que los precios van a mantenerse en niveles similares a la pasada en virgen extra. "Puede que toque los 3,2 euros al inicio de campaña por la escasez a estas alturas de aceites de calidad, pero para marzo o abril habrá bajado hasta los 2,5-2,7 euros por kilo. La campaña viene bien en España, pero mal en Túnez, Grecia e Italia, en todos los casos por razones climatológicas. Estos tres países necesitan 1,2 millones de toneladas al año, y éste van a tener un déficit de unas 600.000 toneladas, lo que empuja el precio hacia arriba a escala global", explica.

placeholder Olivares en superintensivo en Australia. (J.V.)
Olivares en superintensivo en Australia. (J.V.)

Los olivares tradicionales, precisamente, tienen su umbral de rentabilidad en el entorno de los 2,3 euros por kilo. "Representan el 75% de todos los olivares del mundo, pero hay que tener en cuenta que se están plantando al año un millón de hectáreas nuevas, de las que el 85% son en superintensivo", resume el experto con base en Jaén.

Agua Gestión del agua Cultivos de regadío Aceite de oliva Sevilla
El redactor recomienda