Evita nuevo endeudamiento bancario

Thomas Meyer compra a pulmón el 10% de Desigual tras su pelotazo con Eurazeo

Los franceses han vendido a la mitad de precio de lo que compraron y eso le ha permitido al fundador de la marca volver a ser el único accionista de Desigual con el 100% del capital

Foto: Logo de Desigual. (Reuters)
Logo de Desigual. (Reuters)

Operación atípica en el mundo corporativo y más con los tipos a mínimos. El presidente de Desigual, el empresario de origen suizo Thomas Meyer, ha evitado nueva deuda bancaria y ha comprado a pulmón el 10% de la cadena de moda Desigual. Gracias a este esfuerzo ha evitado nuevo endeudamiento a costa de su patrimonio o de su empresa, una operación que fuentes bancarias han calificado de 'rara avis' al situarse su montante total en los 142 millones.

Este modo de afrontar la transacción ha sido posible en parte por la paralización de aperturas de Desigual que ya había empezado en la época de Eurazeo y por el pelotazo que ha dado Meyer a costa de los franceses. Portavoces de Desigual han confirmado que la operación se ha llevado a cabo recurriendo a "fondos propios".

Eurazeo se las prometía muy feliz con esta operación en la moda española pero se ha dejado más de una pluma. Eurazeo ha estado cuatro años en el capital de Desigual y ha perdido 143 millones. Hay que recordar que el gigante galo de la inversión compró en 2014. Entonces pagó por solo el 10% un total de 285 millones.

Con ese dinero Meyer retornó el crédito de 200 millones que le había dado La Caixa en 2012, cuando el antiguo consejero delegado de Desigual Manel Adell vendió su 30% y decidió romper con Meyer. Juntos habían levantado Desigual como aquella cadena de ropa diferente, algo más cara y buscando un toque original y desenfadado. Todavía le quedaron a Meyer más de 80 millones limpios, primera parte de la exitosa operación.

En noviembre de 2012, con la salida de Adell, la valoración total de Desigual se situaba en 670 millones. Dos años después, con el desembarco de los franceses, el precio disparaba el valor en el que se colocaba Desigual en cuatro veces más: hasta los 2.850 millones.

Tras cuatro años, los cantos de sirena que hablaban de burbuja en el caso de Desigual se han confirmado. Malo para los franceses pero bueno para Thomas Meyer, que vuelve a tener el control total de su compañía: el 100% de La Vida es Chula SL, la sociedad que explota la marca Desigual y que tiene de nombre el lema de la compañía, y sin tener que soportar costes financieros.

Nueva valoración

Tras la salida de Eurazeo, Desigual vuelve a tener otra valoración. Al precio pagado por Meyer la cadena de moda vale 1.420 millones, la mitad que hace cuatro años, en línea con una situación generalizada del sector de la moda en España. Los planes de Eurazeo de salir a bolsa y repetir el éxito de la operación Moncler, la marca de chaquetas acolchadas, se han demostrado vanos. Se podría decir que Meyer es la mitad de rico, pero en realidad ha frenado la devaluación de su empresa en ese período: antes tenía el 90% y ahora la controla en su totalidad.

Thomas Meyer siempre ha sido un empresario muy celoso de su vida privada y carente de proyección pública y no encajaba con la idea de salir a bolsa

Thomas Meyer siempre ha mostrado un perfil público de nivel muy bajo. Nunca ha dado una entrevista y rehúye a la prensa, respecto a la cual ha mostrado siempre una gran aversión personal, según explican fuentes empresariales que le conocen. Al final, los planes bursátiles de los franceses no encajaban ni con su carácter ni con sus intereses. Comparado con Meyer, Isak Andic el presidente de Mango, es un prodigio de proyección pública.

Caída de las ventas

Desigual es el cuarto grupo de moda de España. Según los últimos datos disponibles, cerró el primer semestre del año en curso con ventas de 323 millones, un 14,5% menos que en el mismo período del año anterior. En parte, la caída de las ventas se produjo en un marco de reordenación de la red de tiendas, que había implicado dos tendencias: la apuesta por los 'megastores' pero también el cierre de tiendas más pequeñas. Cerró junio con 500 tiendas y 4.500 personas en plantilla. En 2016, el número de tiendas era mayor, de 523; además de 2.000 córneres en centros comerciales y grandes almacenes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios