osuna mission apuesta por asia y la UE

Aceitunas sin Trump: cuando renunciar a EEUU se convierte en un golpe de fortuna

Osuna Mission, filial de Aceitunas Cazorla y Santa Teresa, decidió hace años no ir a EEUU al ser un mercado muy maduro. Hoy no da abasto y busca autoabastecerse con olivar en regadío

Foto: Manifestación en Sevilla en contra de los aranceles de EEUU. (EFE)
Manifestación en Sevilla en contra de los aranceles de EEUU. (EFE)

"No íbamos a ir al mismo mercado a pelearnos con nuestro amigos y vecinos". Así de simple resume Diego Angulo, director general de la cooperativa Santa Teresa de Osuna (Sevilla), por qué la compañía decidió no exportar aceituna negra a EEUU. Ocurrió hace 13 años, cuando Santa Teresa (que también produce el aceite de oliva con la marca 1881) se alió con la empresa alicantina Aceitunas Cazorla para crear Osuna Mission. Una apuesta entre un productor, y un industrial y comercializador, con el objetivo exclusivo de vender aceituna negra envasada dentro y fuera de España. Gracias a ello, los aranceles de la Administración Trump los ven hoy desde la barrera.

Esos amigos y vecinos —la planta de Osuna Mission está en la localidad sevillana y en plena expansión— son las tres empresas que copaban el mercado estadounidense desde hace décadas. Agro Sevilla, Ángel Camacho y Aceitunas Guadalquivir están, en paralelo, recortando empleo y reorientando ventas para superar el sobrecoste del 35% de media confirmado este mes de julio por la última instancia del Gobierno americano. "Lo grave de todo esto es que va contra la PAC. La lista de productos sobre los que poner aranceles sería interminable. ¿Ponemos aranceles a las galletas por recibir el trigo apoyo de la PAC?", plantea Angulo lacónicamente.

Osuna Mission factura hoy 24 millones, no ha dejado de crecer ni un año y prevé seguir haciéndolo a entre un 5% y un 10% anual. "China, India o países árabes son mercados con mucho potencial, casi diría que no tienen fin, con tradición aceitunera en algunos casos, por lo que un producto que además tiene poca sal y es rico en hierro encaja estupendamente. Y sin olvidar el mercado industrial para ensaladas, pizzas u otros platos preparados", resume el directivo andaluz.

La necesidad creciente y estable de materia prima, de la que consume 15 millones de kilos al año, le ha llevado a emprender un proyecto de inversión ambicioso para lograr autoabastecerse a través de algunos de los 500 socios integrados en la cooperativa Santa Teresa. Se basa en pasar de contar con un 65% a hacerlo con el 100%. ¿Cómo? Fundamentalmente, poniendo en regadío 1.000 hectáreas más respecto a las apenas 3.000 que ahora tienen agua garantizada, a lo que se sumará también el aumento de producción de los olivares ya existentes en secano.

El crecimiento previsto le lleva a buscar producir por sí misma el 100% de aceituna negra, usando para riego el agua de la depuradora de Osuna

"El hecho de introducir tecnología de riego en el campo es un elemento clave para atraer a jóvenes agricultores a la olivicultura. La mitad de nuestros 500 socios tienen parcelas de menos de cinco hectáreas, garantizar que sigan en explotación es fundamental para nosotros". Santa Teresa, cuyos socios cooperativistas suman 18.000 hectáreas en total, quiere aprovechar el agua de la depuradora de Osuna, y ya ha presentado el proyecto a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Hasta ahora, los terrenos en regadío aprovechan pozos, lo que supone "un suministro precario", describe Angulo.

La compañía sevillana también trabaja aceituna de mesa verde, que vende fundamentalmente a granel y a través de la propia Santa Teresa. Este producto no está gravado con aranceles, que afectan solo a la negra procedente de España. Como cooperativa, factura otros 18 millones, de los que un 45% corresponde a aceite, otro tanto a aceituna verde y el resto, a cereales. Un 40% del zumo de aceituna se envasa bajo la marca 1881.

Sin temor a una sobreproducción

Junto a este optimismo prudente a medio plazo, a corto, pensando en este año, Angulo se conforma con mantener las cifras de ingresos de Osuna Mission. "La producción que iba a EEUU se recolocará en otros mercados y por eso somos prudentes". Las ventas de aceituna negra española al país americano cayeron el 42% en el primer trimestre, con los aranceles aún provisionales. Anualmente, España vendía allí unos 30 millones de kilos de negra, que son los que buscan nuevos destinos. India es uno de los países que el sector en su conjunto ha identificado como de futuro, de ahí que por ejemplo la agencia pública andaluza Extenda haya desarrollado una campaña específica a petición de las compañías.

Respecto al impacto que la caída del primer mercado exportador puede tener sobre el conjunto del sector olivarero español, Angulo pone en contexto las cifras. ¿Qué ocurrirá ahora con la aceituna que iba destinada a oxidarse para venderse como negra o madura? "Si se utilizara toda la aceituna que se destina a negra de mesa, fundamentalmente hojiblanca, para producir aceite meteríamos 50.000 toneladas de aceite sobre una producción que este año puede llegar a 1,6 millones de toneladas en España. Poco significativo, y además ese escenario de destinar toda la de mesa a aceite es poco probable, el sector se recolocará, no sin turbulencias, pero se normalizará".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios