Maurici Lucena presidirá el grupo de aeropuertos

Sánchez confía al PSC la gestión de los frentes de Cercanías (Renfe) y El Prat (Aena)

Esta eclosión de poder económico del socialismo catalán se está produciendo en un momento en que el PSC se encuentra bajo mínimos en el Congreso, apenas siete diputados

Foto: El ministro de Fomento, José Luis Ábalos. (EFE)
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos. (EFE)

El nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha jugado la carta del PSC para poner socialistas de confianza en las empresas más destacadas dependientes del Gobierno. Primero fue el exsecretario de Infraestructuras Isaías 'Pancho' Táboas, que será el nuevo presidente de Renfe. Y el juego se ha cerrado con la designación de Maurici Lucena para la presidencia de Aena, la mayor empresa pública cotizada en el Ibex 35. Si se cumple la norma de que no hay dos sin tres, la presidencia de REE también recaerá en un socialista catalán. Pero, claro, el presidente de Enagas es Antoni Llarden, también muy cercano al partido que ahora lidera Miquel Iceta.

Lucena y Pancho son buenos amigos, según apuntan fuentes del partido socialista. Pero sus trayectorias son distintas. El nuevo presidente de Renfe es un hombre discreto que hizo su carrera convirtiéndose en la sombra de José Montilla, tanto cuando este fue ministro de Industria como cuando presidió la Generalitat. Con Montilla, tuvo que administrar el fracaso de la opa de Gas Natural sobre Endesa, y ya como mano derecha del presidente catalán se vivió el momento que el propio Montilla calificó como “desafección”, el previo a los primeros pasos del independentismo, ya con Artur Mas.

El presidente de Renfe, Isaías Táboas (c). (EFE)
El presidente de Renfe, Isaías Táboas (c). (EFE)

Por su parte, Maurici Lucena arrancó su carrera en Madrid de la mano de Carlos Solchaga. Luego fue portavoz del partido en el Parlament entre 2012 y 2015. A finales de aquel año, el entonces secretario general del PSOE y ahora presidente, Pedro Sánchez, anunció que incorporaba a Lucena a su equipo económico. También fue consejero de Hispasat y no le ha hecho ascos al sector privado. Hasta ahora, estaba trabajando de alto directivo del Banco Sabadell, adonde llegó de la mano de David Vegara.

Ambos nombramientos son muy políticos. El de Táboas tiene una importante clave catalana. Los retrasos en Cercanías de Renfe en Cataluña han sido utilizados por los independentistas para desacreditar al Estado español. El nuevo presidente tiene como objetivo mejorar el servicio y desactivar la sensación de agravio, muchas veces impostada o exagerada. Además, apoyará los planes de Ábalos para impulsar el corredor mediterráneo, algo que para el ministro valenciano también resultará clave.

El líder del PSC, Miquel Iceta (d), y Maurici Lucena, nuevo presidente de Aena. (EFE)
El líder del PSC, Miquel Iceta (d), y Maurici Lucena, nuevo presidente de Aena. (EFE)

Poder fuera del Congreso

Esta eclosión de poder del socialismo catalán se está produciendo en un momento en que el PSC se encuentra bajo mínimos en el Congreso, apenas siete diputados, cuando en la época de José Luis Rodríguez Zapatero había llegado a tener más de 20. Pese a eso, los de Iceta están aprovechando la ola, moviendo sus fichas con gran habilidad.

Aena supone un modelo de gestión centralizado muy criticado por el soberanismo, pero bajo el cual El Prat ha vivido su época de mayor pujanza

En el caso de Aena, la lectura política es diferente. El independentismo catalán sigue reivindicando una gestión individualizada del aeropuerto de El Prat, una de las principales fuentes de ingresos de Aena, pero lo cierto es que los hechos les han quitado la razón a los que auguraron el apocalipsis por la política centralista de Iberia apostando por Madrid. Pasó justo el contrario que la muerte de Barcelona, como auguraban buena parte de los poderes públicos y catalanes. La eclosión de Vueling y el resto de líneas 'low cost', la llegada de nuevas líneas y el buen posicionamiento turístico de la capital catalana han hecho que El Prat, una infraestructura administrada por Madrid, viva su época dorada.

Más catalanes

Táboas también apuesta por catalanes. Se lleva a Renfe a Manel Villalante como director general de Estrategia, otro socialista catalán forjado en la escuela de gestión del Ayuntamiento de Barcelona y que hasta ahora estaba ejerciendo como director de Movilidad e Infraestructuras del Transporte en Barcelona Regional Agencia de Desarrollo Urbano. El dúo Táboas-Villalante ha de poner las pilas a la gestión de Cercanías en Cataluña.

Para el resto de la cúpula de Renfe, Táboas ha tirado de históricos de toda la vida, muy fiel a su estilo de gestión, que siempre se ha basado en entradas discretas y en aplicar pocos cambios pero profundos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios