cambios en el consejo de administración

Ana Botín nombra a Javier Monzón presidente de Openbank para relanzar el banco 'online'

La presidenta del Santander pone de manifiesto su confianza en el ex primer directivo de Indra, que también es consejero del banco en España y responsable del comité de riesgos

Foto: Ana Botín acompañada de Javier Monzón. (EFE)
Ana Botín acompañada de Javier Monzón. (EFE)

Un año después del primer intento, Ana Botín ha conseguido nombrar a Javier Monzón de Cáceres presidente de Openbank, la filial de internet de Banco Santander. Según han confirmado fuentes próximas a la entidad financiera, el consejo de la subsidiaria ya ha aprobado la designación como primer directivo del que fuera líder de Indra durante más de veinte años y actualmente vicepresidente de Prisa. La comunicación formal tan solo está pendiente de las autorizaciones habituales del Banco Central Europeo (BCE).

Con este nombramiento, Ana Botín persigue dar un impulso a Openbank para competir cara a cara con las versiones digitales del resto de bancos nacionales. El pasado año ya dio dos pasos en esta dirección al apostar por abrir oficinas físicas y cambiar el logo del que fuera uno de los proyectos estrella del Banco Santander. Ahora, según fuentes oficiales, quiere renovar también el consejo de administración para dotarlo de personas expertas en banca digital, tanto del ámbito nacional como internacional. "Estos conocimientos serán muy útiles para que Openbank lleve adelante su compromiso de liderar la transformación digital en la banca, para lo que tiene un proyecto de expansión muy ambicioso", aseguran.

 La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (EFE)
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (EFE)

La persona que va a liderar este proceso es Javier Monzón, amigo de Ana Botín, que ya le nombró consejero de Santander España y responsable del comité de riesgos. Monzón ha estado implicado en la transformación tecnológica de la matriz, que se había quedado desfasada respecto a los avances de CaixaBank y BBVA. Una labor de asesoramiento que el pasado año tomó forma con el proyecto denominado Digifilosofía y que llevó consigo una remodelación de las estructuras informáticas y de procesamiento de datos del grupo.

La designación de Monzón no será la única en Openbank. Distintas fuentes aseguran que Botín va a incorporar también a varios expertos digitales internacionales que sustituirán a históricos de la casa como Federico Ysart Álvarez de Toledo, Antonio Escámez Torres, Emilio Novela, Antonio Eugenio Poudereux y José Manuel Arburúa, hijo de un exministro de Franco y exdirector general de Banif. Fuentes oficiales indican que "no podemos confirmar ningún nombre puesto que estamos en pleno proceso de autorizaciones con los reguladores".

Distintas fuentes aseguran que Botín incorporará también a varios expertos digitales internacionales que sustituirán a históricos de la casa

Lo cierto es que Botín ya nombró, cuando aterrizó en la presidencia del Santander, a varios de sus hombres de confianza como consejeros de Openbank. Entre ellos, a Ezequiel Szafir, un exdirectivo de Amazon y Cortefiel que fue designado consejero delegado en septiembre de 2015. Además, sumó al consejo a Rami Aboukhair, el máximo responsable del Santander España. Pero ahora quiere coronar la jugada con el nombramiento de un presidente tras la destitución el pasado año de José María Fuster an Bendegem.

Una relación de amistad

La relación entre Ana Botín y Monzón es muy cercana. En 2002 Indra le compró Razona a la hija de Emilio Botín, que había constituido esta consultora de tecnología en 1999 cuando tuvo que dejar temporalmente sus funciones ejecutivas en el banco en plena integración con el Central Hispano. Aquella compañía, bautizada inicialmente como Coverlink, tuvo como directiva principal a Ana María Llopis, a quien la banquera fichó precisamente desde Openbank. En ese momento, la consultora de internet facturaba 4,5 millones y tenía una plantilla de 65 personas. Ana Botín traspasó aquel proyecto apenas tres días después de que volviese al grupo financiero como presidenta de Banesto.

Monzón está a la espera de recibir la confirmación oficial de haber superado lo que se denomina ‘test de idoneidad’, un examen donde los organismos reguladores analizan las capacidades del candidato, su currículo y sus posibles incompatibilidades. En el Santander, que ya le propuso para estar en el consejo de Prisa, de la que es dueño del 5% del capital y principal acreedor, dan por hecho que no habrá ningún tipo de problema, especialmente después de que Monzón finalizara el pasado año su vinculación total con Indra.

La compañía participada por el Estado español en un 18% tiene una división de consultoría financiera que hace proyectos para otras entidades bancarias, por lo que el Banco de España ya estudió cuando Monzón fue propuesto por primera vez si había alguno tipo de concurrencia. Al estar totalmente liberado, tras finalizar el periodo de no poder trabajar para una empresa que pueda considerarse competidor, el ejecutivo de 62 años tiene el camino libre para sentarse en el consejo de Openbank.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios