sector legal

Amancio Ortega, casero de Pérez-Llorca: varios equipos se mudan a la Torre Cepsa

Varios equipos de Pérez-Llorca preparan su mudanza a la Torre Cepsa, propiedad de Amancio Ortega. El despacho necesita ampliar sus oficinas al quedarse sin espacio en paseo de la Castellana

Foto: La Torre Cepsa es propiedad de Pontegadea, el brazo inmobiliario de Amancio Ortega.
La Torre Cepsa es propiedad de Pontegadea, el brazo inmobiliario de Amancio Ortega.

Pérez-Llorca hace las maletas. Al menos, una parte de los abogados del despacho. Antes de que acabe el año, varios equipos de la firma dirigida por Pedro Pérez-Llorca cambiarán la emblemática escalinata del paseo de Castellana 50 por los ascensores de las Cuatro Torres.

En concreto, según explican fuentes del sector y ha confirmado el despacho, serán las áreas de Inmobiliario, Laboral y una parte del personal de apoyo (sobre todo informáticos) los que se trasladarán a la Torre Cepsa, a cinco kilómetros del actual cuartel general. Un cambio que no ha convencido a todos los afectados.

Esta mudanza se produce, fundamentalmente, por motivos de espacio. El despacho ha aumentado su plantilla en los últimos años y ya no caben todos en su actual sede, proyectada por el arquitecto Rafael de la Hoz y considerada una de las más simbólicas de la capital. A partir del próximo otoño, Pérez-Llorca ocupará una planta completa (la 13) de la icónica torre y compartirá edificio con otras compañías, como la propia Cepsa o Homeaway. La consultora Cushman & Wakefield ha sido la encargada de comercializar esta operación.

Pérez-Llorca mantiene su icónica sede de paseo de la Castellana pero trasladará parte de sus equipos a la Torre Cepsa antes de que acabe el año

Torre Cepsa es propiedad de Pontegadea, el brazo inmobiliario de Amancio Ortega. El fundador de Inditex compró este inmueble a finales de 2016 por 490 millones de euros, convirtiéndose así en el dueño del segundo rascacielos más alto de España. Tras estudiar varias localizaciones, el despacho ha terminado optando por la zona de las Cuatro Torres, donde ya están otras conocidas firmas como Écija, PwC o KPMG.

Pérez-Llorca se mudó de la calle Alcalá al paseo de la Castellana en 2013, año en que firmó un contrato de alquiler con una duración inicial de siete años a contar desde el 1 de enero de 2013 y posibilidad de extenderlo cinco años más. En diciembre de 2016, el despacho firmó una novación del contrato hasta 2024 y renegoció el precio del alquiler a partir de enero de 2017.

Según consta en las últimas cuentas disponibles en el Registro Mercantil (2016), Pérez-Llorca desembolsó 3,2 millones en alquileres por sus sedes de Madrid, Barcelona, Londres y Nueva York. En cifras, Pérez-Llorca facturó 40 millones de euros en 2017, un 20,5% más con respecto al año anterior.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios