sector legal

Estrés, ansiedad y depresión, una realidad tabú en la abogacía

Este mes de mayo se ha presentado el Instituto para la Salud Mental de la Abogacía (ISMA), una institución que quiere acabar con la estigmatización de los problemas de salud de los abogados

Foto: El estrés y la ansiedad, una realidad para los abogados. (iStock)
El estrés y la ansiedad, una realidad para los abogados. (iStock)

Un empleo intenso, con muchos plazos y con necesidad de desplazarse a menudo. Así define el trabajo de abogado el 'Análisis de las características de las patologías y lesiones del abogado en España', publicado por la Fundación Instituto de Investigación Aplicada a la Abogacía en 2015, el último disponible.

En sus conclusiones, el informe detalla que se estima que casi el 25% de los abogados sufre algún tipo de problema: traumatológico (20%), cardiovascular (1,5%) o psicosocial (3%), siendo esta última categoría donde se incluirían problemas como la ansiedad o el estrés.

Esta realidad, a veces desconocida para el gran público, es lo que ha provocado que aparezcan iniciativas como el Instituto de Salud Mental de la Abogacía (ISMA), presentado este mayo en sociedad y que está presidido por Manel Atserias. "En España, esto es un tema tabú", explica a El Confidencial. "Los profesionales no piden ayuda profesional hasta llegar a una situación límite o directamente lo ocultan para evitar la estigmatización, nadie quiere dar una imagen de debilidad".

Ocho de cada 10 abogados reconocen que han sufrido o han tenido compañeros que han padecido problemas de salud mental en algún momento

Atserias, abogado de profesión, se embarcó en este proyecto tras leer un artículo en prensa sobre la salud mental de los abogados norteamericanos y constatar que era un asunto casi desconocido en España. "En Estados Unidos, se ha logrado crear un grupo de expertos con todos los agentes del sector legal para abordar el tema", explica al tiempo que revela que el ISMA ya cuenta con el apoyo de instituciones como el Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE) o el Colegio de Psicólogos de Cataluña. También están en conversaciones con los colegios de abogados de Madrid y Barcelona.

Aunque todavía no han publicado ningún estudio propio, Atserias explica a este diario que han detectado que el estrés y la ansiedad son los principales problemas de los abogados españoles. No obstante, la edad de los entrevistados influye mucho en cómo abordan el problema. "Los jóvenes ya no están dispuestos a trabajar hasta que se resienta su salud", señala. "Ya no 'tragan' como antaño, se plantan antes".

La puesta de largo del ISMA ha coincidido con la publicación de un estudio de 'Iberian Lawyer' que concluye que ocho de cada 10 abogados consideran necesario tomar medidas para cuidar la salud mental de los abogados. "La gran mayoría de los abogados que trabajan en firmas de España y Portugal creen que no se hace lo suficiente para abordar este problema", señala el informe, resultado de las entrevistas a 66 socios.

Foto de archivo de abogados entrando a un juzgado en EEUU. (Reuters)
Foto de archivo de abogados entrando a un juzgado en EEUU. (Reuters)

De acuerdo con los abogados entrevistados, también ocho de cada 10 reconocen que han sufrido personalmente o han tenido compañeros que han padecido trastornos mentales en algún punto de su carrera. El estudio de la publicación extranjera señala que el 79% de los encuestados citó la ansiedad y el estrés, un 69% la depresión, un 27% el alcoholismo, un 9% habló de intentos de suicidio, otro 9% se refirió a la ingesta de "sustancias ilegales", otro 9% al consumo de medicamentos y un 5% habló de "pensamientos suicidas". Sobre el origen de estos problemas, la gran mayoría de los encuestados coincidió en apuntar a la sobrecarga de trabajo.

Vivir para trabajar o trabajar para vivir

Además de los propios afectados, otros grandes conocedores de esta realidad son los 'headhunters' especializados en el sector legal, quienes tratan a diario con abogados en busca de un giro profesional. "El estrés y la ansiedad son algo que preocupa y que sufren algunos abogados, especialmente los que trabajan en despacho y no tanto los que tienen posiciones 'in house", explica Javier Moreno, socio de IurisTalent y consultor en gestión y RRHH del sector legal. "En general, la vida profesional en un despacho de la abogacía de los negocios es muy exigente y con poco margen para la conciliación con la vida personal".

El estrés y la ansiedad son algo que preocupa y que sufren algunos abogados, especialmente los que trabajan en despacho

Moreno señala que cada vez son más abogados los que dan más importancia al llamado salario emocional. "Conciliación y flexibilidad muchas veces se priorizan más que la parte económica", señala. Pero ¿en qué consiste exactamente? Este consultor explica que el abanico de opciones de los bufetes es cada vez más amplio. "Desde poner fruta en las oficinas a servicios de fisioterapia", explica. Otras medidas incluyen la flexibilidad de horarios, servicio de tintotería, descuentos para empleados, cestas de recién nacido para los que sean padres, pago de la cuota del gimnasio...

Sobre este asunto, Moreno también apunta a un cambio de mentalidad en los más jóvenes que se incorporan al mercado laboral. "Las nuevas generaciones, los 'millennials' y la generación Z quieren tener una vida personal plena: trabajar para vivir y no vivir para trabajar. No es tanto un problema de salud sino de realización y equilibrio".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios