traspasará más de 10.000 Millones

Sabadell venderá todo su ladrillo tóxico en junio tras un aluvión de ofertas finalistas

Lone Star, Cerberus, Blackstone y Oaktree son finalistas para los 7.500 millones de activos adjudicados, mientras que Deutsche Bank, Bain, Lone Star y Oaktree pujan por 3.400 en préstamos

Foto: El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu (d), y el consejero delegado, Jaime Guardiola (i).
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu (d), y el consejero delegado, Jaime Guardiola (i).

Banco Sabadell ha entrado en la recta final para vender todo su ladrillo tóxico, un proceso exprés que prevé tener concluido el próximo mes de junio. La entidad ha recibido un aluvión de ofertas vinculantes por las cuatro carteras que tiene actualmente sobre la mesa —Coliseum, Challenger, Makalu y Galerna—, que suman en conjunto más de 10.000 millones de euros brutos.

Las dos primeras están dotadas de activos adjudicados (REO) y tienen a Cerberus, Blackstone, Lone Star y Oaktree entre los finalistas; mientras que las otras dos constan de créditos con colateral inmobiliario (NPL) y han logrado pasar a la puja final Deutsche Bank, Lone Star, Bain Capital y Oaktree, según han confirmado varias fuentes de mercado.

Estas propuestas están ya a nivel de comité de dirección, lo que significa que, una vez este órgano dé su veredicto, el proceso pasará ya al consejo de administración presidido por Josep Oliu, que será el que deberá ratificar el nombre del ganador.

En principio, se espera que este dictamen se produzca en cuestión de semanas, el próximo mes de junio, y, en cualquier caso, antes de agosto. Desde la entidad han declinado hacer ningún comentario tanto de los finalistas como del calendario.

Carteras y FGD

Una vez elegidos los nombres de los ganadores, Sabadell podrá cerrar la venta de Challenger, la mayor de todas estas carteras, con un volumen bruto cercano a 5.000 millones, y la única que no necesita el visto bueno del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), ya que todos los activos que la componen proceden de la entidad catalana.

Los 2.500 millones en inmuebles que conforman Coliseum, en cambio, son de la antigua CAM —Caja de Ahorros del Mediterráneo— y, por tanto, necesitan recibir el visto bueno del FGD, ya que este deberá cubrir el 80% de las pérdidas. Lo mismo ocurre con Makalu (2.500 millones en préstamos) y Galerna (900 millones).

Sabadell podrá desconsolidar este mismo año la mayor de estas carteras, Challenger, mientras que las demás necesitarán antes el visto bueno del FGD

La necesidad de recibir este visto bueno conllevará que la entidad no pueda desconsolidar todos estos activos tóxicos, probablemente, hasta el próximo año; aunque sí firmar un acuerdo de venta condicionado a esta autorización, como ya se vio en la venta que el año pasado acordó BBVA con Cerberus para traspasarle todo su ladrillo, una parte del cual está sometido a este veredicto.

En cambio, este mismo ejercicio, Sabadell sí que podrá dejar fuera de su perímetro los casi 5.000 millones de Challenger, todo un paso adelante de cara a cumplir las exigencias del Banco Central Europeo (BCE), que está presionando a las entidades españolas para que saquen ya de sus balances una década de crisis inmobiliaria.

Solvia queda fuera de la venta

Al cierre del primer trimestre, la entidad contaba con 14.923 millones en activos problemáticos, un 17,6% menos que un año antes, con un ratio de cobertura medio del 55,2% (56,6% en dudosos y 53,7% en adjudicados), porcentaje que sirve de referencia para fijar las ofertas de los fondos.

Con la venta de la totalidad de estas carteras, la entidad reducirá a menos de 5.000 millones su exposición inmobiliaria, la cual ha sido gestionada desde principios de la crisis por su propio 'servicer': Solvia.

Algunos de los fondos finalistas habían pedido a la entidad incluir a Solvia en la transacción, según publicó 'Vozpópuli', opción que finalmente ha sido desechada por el banco, al considerar que la valoración de su gestora de activos es superior a la ofrecida por los fondos.

Además, como adelantó El Confidencial, este 'servicer' ha creado su propia promotora, Solvia Desarrollos Inmobiliarios, la cual cuenta con 1.252 millones de euros de activos gestionados y que, además, ultima un acuerdo con Oaktree para crear una sociedad promotora conjunta.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios