necesita un préstamo de 500 millones

Sacyr choca con Goldman y JP para costear su gran obra en Latam de 1.470 millones

La constructora ha tenido que pedir una prórroga de cinco meses al Gobierno de Paraguay al no poder cerrar año y medio después de la concesión un préstamo de 500 millones

Foto: El presidente de Sacyr, Manuel Manrique. (EFE)
El presidente de Sacyr, Manuel Manrique. (EFE)

Un año y medio después de anunciar la adjudicación de la construcción y operación de dos autopistas en Paraguay por 520 millones de dólares (441 millones de euros) y unos ingresos a 30 años de 1.470 millones de dólares (1.250 millones de euros), Sacyr no ha conseguido cerrar un acuerdo con la banca para financiar este proyecto. Una incapacidad que ha llevado al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) del país latinoamericano a advertir de la posible retirada de la concesión y a dar una prórroga de cinco meses a la compañía española para encontrar el dinero.

Hace un mes, venció el plazo que había otorgado el MOPC al consorcio formado por Sacyr (60%), la portuguesa Motta Engil (20%) y la local Ocho A (20%) para conseguir un crédito de 500 millones de dólares con los que financiar la duplicación de las rutas 2 y 7 que unen Asunción con Coronel Oviedo y esta con Casguazú. Pero el grupo, denominado Sociedad Objeto Específico (SOE) Rutas del Este, no consiguió presentar los avales, según confirmó el ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gasona.

Sacyr está en negociaciones avanzadas con JP Morgan y Goldman Sachs para conseguir esos 500 millones de dólares, además de con el Banco Interamericano de Desarrollo y los bancos paraguayos Continental y Regional, según ha publicado la prensa del país. Pero el plazo expiró el pasado 14 de abril y el consorcio no consiguió cerrar el préstamo, lo que ha llevado al ministro a tener que dar explicaciones públicas.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

"Ese proceso no ha culminado todavía, vamos a dar una prórroga, nos informan de que estamos muy cerca de lograr eso. Nosotros somos facilitadores en ese proceso, pero la negociación es entre privados”, expresó el ministro hace cinco días, la primera vez que reconoció las dificultades para poner en marcha el proyecto.

La versión de Sacyr es distinta y focalizan el problema en las expropiaciones que debía haber llevado a cabo el Gobierno. Fuentes oficiales de la compañía aseguran que dispone de las cartas de compromiso de Goldman Sachs y el BID, pero que la banca no dará el dinero hasta que la administración disponga de los terrenos para hacer las carreteras. Añaden que hay que desplazar a miles de personas y comercios y que hasta el momento ese parte del proyecto "ha avanzado cero". Un problema que explica por la falta de Gobierno tras las elecciones de abril y que intuye no se resolverá hasta que el nuevo Ejecutivo tome las riendas en agosto.

Sacyr ya ha empezado los trabajos de lo que se denomina el tramo cero, una primera fase que exigía un desembolso de 50 millones que le fue prestado por bancos del país. Un arranque que, no obstante, también lleva retraso, ya que debía estar terminado hace un mes y se ha demorado hasta octubre. Precisamente, cinco meses es el tiempo adicional que tiene el grupo presidido por Manuel Manrique.

El contrato que firmó el ministerio con Rutas del Este incluye una cláusula por la que en el caso de que el grupo pueda llegar a incurrir en una "imposibilidad de lograr el cierre financiero", habría una rescisión de la concesión. “Como Administración, hemos estado trabajando con ellos para aclarar algunas dudas que los financiadores han planteado respecto del contrato y así facilitar esa operación", manifestó Claudia Centurión, titular de la Dirección de Proyectos Estratégicos del MOPC. La funcionaria añadió que "la impresión que tenemos es que los bancos están haciendo exigencias que la SOE no está en condiciones de cumplir por el momento".

Obras en Chile y Estados Unidos

Por otra parte, Sacyr confirmó ayer la adjudicación de un nuevo hospital en Chile, el complejo sanitario Alto Hospicio, una obra valorada en 130 millones de euros, que la compañía española se ha comprometido a terminar en un plazo de 40 meses, tal y como adelantó El Confidencial el pasado viernes. Este proyecto es una de las principales infraestructuras sanitarias actualmente en marcha en el país sudamericano, tanto por el importe económico de los trabajos como por la dimensión de los servicios que prestará una vez estos estén finalizados.

Ubicado en la región de Iquique, el Hospital Alto Hospicio contará con una superficie construida de 42.421 metros cuadrados y dará servicio a una población de 108.000 habitantes. Ofrecerá tanto atención hospitalaria como ambulatoria, y contará con 235 camas, siete pabellones quirúrgicos, tres salas de parto y 18 boxes de consultas médicas.

Además, en abril, la compañía, en plena guerra entre sus máximos accionistas, anunció su desembarco en Estados Unidos tras varios intentos fallidos. Lo hizo con dos contratos por 56 millones de dólares en Florida para duplicar una carretera y construir tres calles en Florida.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios