tras pedir permiso al consejo

Carceller comprará otro 5,5% de Sacyr con derivados y desactiva el asalto de Moreno

Disa ha comunicado hoy al consejo de la constructora su intención de adquirir otro 5,5% del capital con una cobertura de derivados, operación que ha recibido el visto bueno de la compañía

Foto: En la primera fila, Demetrio Carceller (izq) junto a Manuel Manrique. Detrás de éste, a la derecha, está José Moreno Carretero en la Junta General de Sacyr (Enrique Villarino)
En la primera fila, Demetrio Carceller (izq) junto a Manuel Manrique. Detrás de éste, a la derecha, está José Moreno Carretero en la Junta General de Sacyr (Enrique Villarino)

El grupo canario Disa, capitaneado por Demetrio Carceller, ha dado un paso al frente en Sacyr con la compra de otro 5,5% de la compañía, operación que ha decidido realizar con una cobertura de derivados y tras haber pedido autorización al consejo del grupo de infraestructuras, según han confirmado fuentes próximas al máximo órgano de administración.

Con este movimiento, Disa revalida su posición como primer accionista de Sacyr, ya que pasará a controlar el 22,2% del capital de la constructora, y responde a la ofensiva lanzada por José Moreno Carretero utilizando sus propias armas.

El dueño de Beta Asociados ostenta los derechos de voto sobre el 16,8% del capital de Sacyr, aunque sólo tenga el 4,54%, según el último registro de Iberclear, gracias a unos contratos de derivados firmados con el banco de inversión Citi.

Desde Sacyr siempre se ha criticado la falta de transparencia de esta estructura, hasta el punto de que la compañía ha decidido modificar los estatutos para que se tenga que comunicar al consejo este tipo de operaciones, un cambio que será refrendado en la próxima Junta General.

Disa ha decidido adelantarse a esta exigencia y empezar a aplicarla ya, un movimiento que fuerza a Moreno a tener que actuar en la misma línea, sobre todo, después de que sus exigencias por modificar la representación accionarial del consejo haya provocado una renovación del mismo para adaptarse a las exigencias de buen gobierno.

Dentro de este movimiento, hace apenas dos semanas, la compañía nombró tres nuevos consejeros independientes: Cristina Álvarez, María Jesús de Jaén y Joaquín Güell.

Disa se ha adelantado al cambio de estatutos de Sacyr, que exigirá tener que informar al consejo sobre este tipo de operaciones con derivados

Actualmente, Disa controla directa e indirectamente el 14,7% del capital de Sacyr, además de tener una acción concertada con otro accionista que posee el 2%, y del 5,5% que prevé adquirir ahora.

En concreto, prevé comprar un máximo de 30 millones de acciones, operación que ejecutará a través de una entidad financiera, con la que contratará una venta futura de la participación a un precio pactado y con un vencimiento de entre tres y seis meses.

Como garantía de la venta futura, pignorará las acciones, pero mantendrá los derechos políticos y económicos, sin ceder su uso a terceros. Este último punto, según explican fuentes conocedoras, diferencia esta estructura de la que tiene Moreno.

Moreno pide más cambios

Tras el golpe de efecto dado por Disa esta mañana en el consejo de Sacyr, el máximo órgano de administración de la compañía, a petición de Moreno Carretero, ha aprobado una ampliación de la convocatoria de la Junta General que se celebrará el próximo 7 de junio.

La inclusión de estos nuevos puntos del orden del día son una continuación del voto negativo de Beta a algunos aspectos del informe de buen gobierno y del informe anual de remuneraciones, que fueron aprobados por el resto de consejeros.

En concreto, Moreno solicita que se incluyan las remuneraciones que perciben los consejeros por su presencia en empresas participadas, pero no integradas en el Grupo Sacyr, la adaptación del informe a una nueva sentencia del Supremo y que se reconozca que Manuel Manrique, presidente ejecutivo de la compañía, no tiene cláusulas de reembolso.

Sacyr ha cerrado el primer trimestre del año con un beneficio de 35 millones, un 11% más, impulsado por su participación en Repsol y el negocio internacional. La cifra de negocios se ha elevado un 13%, hasta 887 millones, y el beneficio bruto de explotación (ebitda) se ha disparado un 19%, hasta 111 millones

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios