cartera alco

Bankia y Liberbank agotan el 'chollo' de lograr ingresos extra con la renta fija

Un informe de Société Générale alerta de los vencimientos en la cartera de renta fija. La política del BCE minimiza la posibilidad de obtener rentabilidades

Foto: José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. (Reuters)
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. (Reuters)

La banca ha exprimido sus carteras de renta fija, pero esta aportación extra está llegando a su fin. Los tipos de interés al 0%, que primero han minimizado la rentabilidad del negocio tradicional de captar y prestar dinero, atacan ahora esta vía de ingresos a medida que los bonos llegan a su vencimiento. Una cuestión especialmente sensible para Liberbank y Bankia.

Los seis bancos que cotizan en el Ibex 35 registraron un beneficio de 14.000 millones de euros en 2017, mientras que Unicaja sumó 138 millones y Liberbank registró pérdidas de 302 millones por las provisiones. Un informe de Société Générale al que ha tenido acceso este medio calcula que el 15% de las ganancias de la banca cotizada se explicó por la cartera ALCO, que son los bonos con los que las entidades hacen ‘trading’ para sumar ingresos extra.

Las diferencias son profundas entre bancos, contando únicamente el negocio en España. Para Liberbank alcanzó la mitad de los márgenes previos a las provisiones, mientras que la aportación en la parte alta de la cuenta de resultados de Bankia estuvo por encima del 25%. En Bankinter se situó levemente por encima del 20%, cota a la que se acercó Banco Sabadell. CaixaBank fue el banco menos dependiente, con apenas un 5%, y Santander España y BBVA España registraron ratios de dependencia de entre el 10% y el 20%.

El peso de la cartera de renta fija frente al total de crédito supera el 30% en Bankia y se acerca en el caso de Liberbank, lo que demuestra la importancia que ha tenido esta actividad. De hecho, en el resto de entidades está por debajo del 20%.

Las rentabilidades del 'stock' de bonos mantienen una tendencia bajista, según va habiendo vencimientos y se tienen que renovar con títulos que ofrecen menor retorno que los comprados por la banca en plena recesión y antes de las políticas ultraexpansivas lideradas por Mario Draghi. El 'stock' ya renta menos del 1% en promedio para Bankia, y poco más del punto porcentual en Liberbank, las dos entidades más activas con sus carteras de renta fija. Bankinter y Bankia aún cuentan con rendimientos que superan el 2%.

El equipo de analistas del banco francés recomienda a sus clientes evitar los bancos más expuestos a la generación de ingresos a través de la cartera de renta fija, ‘carry’ en la jerga financiera. Por eso, aconsejan infravalorar Bankia junto con BBVA, aunque la visión negativa hacia la entidad que preside Francisco González tiene más que ver con su exposición a emergentes que con la cartera de renta fija.

¿Esperando subidas de tipos?

La entidad parcialmente nacionalizada tiene una alta sensibilidad al ‘precio del dinero’ por su cartera hipotecaria. Los cálculos del equipo de José Ignacio Goirigolzarri contemplan un incremento del beneficio neto de 250 millones de euros con 50 puntos básicos más en el tipo de financiación que marca el Banco Central Europeo (BCE). Los grandes bancos de inversión como Goldman Sachs o JP Morgan apuntan en la misma dirección.

El problema es que esto no será suficiente, según Société Générale, que espera que el euríbor roce el 1% en 2020. Para ese plazo, calcula el diferencial entre los tipos aplicados al cliente frente a la combinación de la erosión de la cartera ALCO y los costes de emitir fondos bajo MREL, el requerimiento europeo de deuda anticrisis.

En este escenario, Bankia tuvo un diferencial del 1,14% el año pasado que aumentará hasta el 1,22% en 2020, muy por debajo de sus competidores. En el otro extremo estaría Banco Sabadell, pasando del 2,19% al 2,41%. Bajo estas estimaciones, Société Générale justifica su recomendación de venta.

El consenso de Bloomberg sobre Bankia está formado por 29 analistas, entre los que hay una profunda división. Hay nueve que recomiendan comprar, otros 10 que optan por un consejo neutral y 10 que apuestan por infraponderar. La entidad prevé en su plan estratégico elevar el peso de áreas como la financiación a empresas, el crédito al consumo o los fondos de inversión para impulsar sus cifras.

Liberbank es la otra entidad que se queda atrás del resto en el diferencial de tipos, con un 1,34%, que se mantendría estable para llegar al 1,35% en dos años. Es decir, apenas mejorará en el ‘spread’ entre los ingresos que proceden del cliente contra la reducción de retornos de la cartera de renta fija y el coste de los bonos subordinados y CoCos.

A pesar de ello, para el banco francés Liberbank es una historia diferente a la de Bankia. De hecho, recomienda comprar, junto a Banco Santander y a CaixaBank. Su consejero delegado, Manuel Menéndez, explicó a los analistas en la última presentación de resultados que la entidad tiene la meta de incrementar un 10% su margen de intereses al recuperar el negocio mayorista, capado con su reestructuración hasta el año pasado, y la apuesta por otros segmentos como crédito al consumo, empresas o recursos de clientes fuera de balance. De los 14 analistas que siguen a la entidad surgida a partir de antiguas cajas de Asturias, Cantabria, Extremadura y Castilla-La Mancha, hay 10 recomendaciones de compra, tres neutrales y solo una de venta.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios