Operación Chamartin: Pacto final en operación Chamartín: habrá 10.510 casas, al bajar otro 6% la edificabilidad
acuerdo definitivo

Pacto final en operación Chamartín: habrá 10.510 casas, al bajar otro 6% la edificabilidad

El Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Fomento y Distrito Castellana Norte han llegado a un acuerdo definitivo, que incluye un nuevo recorte de edificabilidad y del número total de viviendas

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Antonio Béjar.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Antonio Béjar.

Esta vez, sí hay acuerdo. Tras nueve meses de tensas negociaciones, y con un trimestre de retraso respecto al calendario inicialmente previsto, el Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Fomento y la promotora Distrito Castellana Norte (DCN) han conseguido llegar a un acuerdo y han registrado la documentación de la nueva operación Chamartín, según ha adelantado este medio y han confirmado todas las partes implicadas.

Bautizado como Madrid Nuevo Norte, este plan es el fruto definitivo del principio de acuerdo al que llegaron las tres partes en julio, pero perfeccionado con importantes modificaciones, como un nuevo ajuste de la edificabilidad total del 6%, al haberse pasado de los 2,83 millones de metros cuadrados previstos el pasado verano a los 2,66 millones acordados ahora. Si se compara con los 3,37 millones de metros cuadrados del proyecto de 2015, cuando Ana Botella estaba al frente del consistorio, el recorte supera el 26%.

Con este pacto firme sobre la mesa, a partir de ahora se iniciará la tramitación necesaria para aprobar una modificación puntual del Plan General, que permitirá cerrar la brecha que rompe Madrid por el norte, unos trabajos que prevén realizarse contrarreloj, ya que el objetivo de las tres partes es realizar la aprobación inicial en julio.

Proyecto definitivo de Madrid Nuevo Norte. (Operación Chamartín)
Proyecto definitivo de Madrid Nuevo Norte. (Operación Chamartín)

El nuevo ajuste de la edificabilidad se ha repartido en un recorte del 4,5% para las superficies residenciales y del 6,8% para las no residenciales (oficinas, comercios…), lo que supone rebajar hasta 10.510 el número final de hogares, frente a los 11.000 proyectados en julio y las 18.500 casas del plan de 2015. El grueso, 7.910 viviendas, se ubicará al norte de la M-30, mientras que otras 2.600 estarán al sur, en el entorno del distrito de negocios.

Donde sí se ha mantenido el consenso del pasado verano es en que, aproximadamente, el 20% de estos hogares sea protegido (unas 2.100 casas), frente al 10% marcado por normativa y que estaba recogido en el plan de hace tres años. Además, el ayuntamiento prevé destinar la cesión de aprovechamiento de vivienda libre que le corresponde a fines sociales.

El proyecto final mantiene la división en cinco ámbitos: Centro de Negocios, Estación de Chamartín, Fuencarral-Malmea, Fuencarral-Las Tablas y Tres Olivos. Además, se han excluido de la ordenación los suelos del sistema general viario (M-30) y aquellos ferroviarios que no son objeto de transformación y a los que sí se concedían derechos edificatorios en el plan de 2015.

La exclusión de estos terrenos afecta directamente a Adif, como dueño de los mismos, y a su adjudicatario DCN, sociedad participada por BBVA y San José, quienes han terminado acordando con el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, un coeficiente de edificabilidad diferente para cada uno de los cinco ámbitos, lo que ha permitido concentrar la densidad en torno a la futura ciudad financiera.

De este modo, la panorámica final de todo el desarrollo contempla la promoción de rascacielos en la zona del distrito financiero, mientras que al norte de la M-30 se ha apostado por zonas verdes y vías ciclistas para unos ámbitos mayoritariamente residenciales.

No obstante, tanto al norte como al sur de la M-30 se ha tratado de equilibrar los usos, promoviendo 2.600 viviendas en la zona de negocios, dando continuidad al polígono de la zona de Malmea y reservando casi 400.000 metros cuadrados para actividad económica en las zonas de Fuencarral-Malmea, Tres Olivos y Las Tablas.

El nuevo centro de negocios que se construirá al norte del paseo de la Castellana, frente a las Cinco Torres, contará con una edificabilidad lucrativa de 1,3 millones de metros cuadrados y un coeficiente del 1,653, cifra inferior a los 1,5 millones de metros cuadrados previstos en julio. En el entorno de la estación, las cifras finales son 180.000 metros cuadrados, con un coeficiente del 0,762.

Por lo que respecta a los ámbitos Fuencarral-Malmea y Tres Olivos, la edificabilidad total se ha situado en 966.256 metros cuadrados, con un coeficiente del 1,05; mientras que en Fuencarral-Las Tablas, estos números se han situado en 216.321 metros cuadrados y también el 1,05 de coeficiente.

Actuaciones singulares

El pacto final incluye una serie de actuaciones singulares, como la creación de una gran plaza de acceso a la Estación de Chamartín por su lado oeste y la peatonalización de Castellana entre la intersección con Sinesio Delgado y el nudo norte de la M-30, soterrando la mayor parte del tráfico rodado e integrando en un solo ámbito las Cinco Torres con el futuro centro de negocios, a lo que se sumará el hecho de que el Hospital de La Paz podrá tener una fachada peatonal a la Castellana.

También se peatonalizará el casco histórico de Fuencarral en la calle Nuestra Señora de Valverde, lo que conllevará trasladar el tráfico a un viario de nueva creación que discurrirá sobre los nuevos terrenos del plan. En la calle Mauricio Legendre se reducirá el tráfico para poder iniciar en este punto un eje verde que discurrirá desde plaza de Castilla hasta Fuencarral, Tres Olivos y San Roque, a lo largo del cual se potenciará la movilidad a pie y en bicicleta.

Además, se creará un parque lineal con canchas deportivas en la zona residencial ya existente de Bambú, se ampliará la cobertura de vías de ferrocarril prevista hasta ahora para llegar hasta la colonia Virgen de Begoña, donde se pondrá una losa sobre la que se creará un área verde, y se mantendrán las ermitas de San Roque y Nuestra Señora de Lourdes.

Como contrapartida a la reducción de la edificabilidad, el ayuntamiento asumirá la remodelación de los nudos norte de la M-30 y Fuencarral. Además, se potenciará la actual estación de Cercanías de Fuencarral, que contará con un aparcamiento disuasorio para vehículos, y se reservará un espacio para una estación más al sur por si fuera necesaria en el futuro.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios