Acuerda con Blackstone una opa a 17,45€

Soros desafía (por segunda vez) a Azora y abre la puerta a una guerra sobre Hispania

El financiero es quien ha abierto la puerta a la opa de Blackstone, acordando la venta de su 16,5%, y acelerando la liquidación de un vehículo sobre el que había más planes a medio plazo

Foto: El inversor George Soros durante el Foro Económico Mundial, en Davos. (Reuters)
El inversor George Soros durante el Foro Económico Mundial, en Davos. (Reuters)

Por segunda vez en un año, George Soros ha hecho valer su papel de accionista de referencia en Hispania y ha desafiado los planes de Azora, la gestora de la socimi, sobre la compañía. Si el pasado ejercicio las diferencias entre las dos partes respecto a los honorarios de Azora activaron la liquidación del vehículo, y la entrada del financiero en el consejo, en esta ocasión, el pulso ha estado en acelerar, o no, el traspaso de todos los activos.

Para conseguirlo, QP Capital, sociedad a través de la cual Soros controla un 16,5% de Hispania, ha llegado a un acuerdo con Blackstone para venderle todo su paquete accionarial, jugada que replica al movimiento que permitió a Colonial hacerse con Axiare. Como ocurrió también entonces, tras esta adquisición, el fondo estadounidense lanzará una opa sobre la totalidad de la socimi, aunque su éxito sólo está condicionado a hacerse con el 50% del capital más una acción.

Este movimiento deja en el aire los planes que tenía la gestora dirigida por Concha Osácar y Fernando Gumuzio para Hispania, que incluían una emisión de bonos de 500 millones para reestructurar su deuda y completar el desarrollo del portfolio hotelero, el cual querían seguir poniendo en valor antes de su venta definitiva.

Pero el tiempo, en este caso, podía terminar corriendo en contra de los planes de Soros, ya que cuando se sabe que un vehículo está en fase de liquidación, hay un punto en el que la parte ascendente de la curva toca techo y su valor empieza a caer.

Soros, que está presente en Hispania desde la creación de la socimi como inversor ancla, ha preferido garantizarse ya su ganancia, eso sí, tras haber logrado un acuerdo que incluye una prima del 9,5% sobre el NAV (valor neto de los activos) al cierre del pasado ejercicio, y del 15% si se toma como referencia el NNNVAV (ajustando el valor razonable de instrumentos financieros, deuda e impuestos diferidos).

El consejo de administración de Hispania, que prevé celebrar hoy una reunión extraordinaria, se enfrenta ahora al mismo reto que Colonial planteó a la cúpula de Axiare: tener que pronunciarse sobre qué conviene más a todos sus accionistas, no sólo al ancla, si acudir a la oferta de Blackstone o seguir apostando por su propuesta de valor.

En esta guerra por el control de Hispania, podrían terminar cruzándose más fondos interesados en hacerse con la principal plataforma hotelera de España, según afirman fuentes financieras, que aseguran que otros gigantes de la inversión, entre los que podrían estar sospechosos habituales como Starwood, Apollo o Cerberus, también se han acercado a la socimi con intención de comprar sus hoteles.

Por el momento, quien ha tomado la delantera es Blackstone al haber logrado el acuerdo con Soros y, de hecho, para seguir llevando ventaja sobre cualquier otro posible interesado, prevé presentar hoy mismo el folleto de su opa, ya que el tiempo, en esta ocasión, es oro.

Tristán y la salida a bolsa de Azora

En medio de esta guerra están las negociaciones en exclusiva que la socimi está manteniendo con Tristán Capital para venderle su cartera de oficinas, operación que recibió ayer el visto bueno de los accionistas de Hispania y que, si cristaliza, supondrá una rebaja en la oferta de Blackstone para ajustarse al nuevo valor de activos.

El principal interrogante que se abre ahora sobre este acuerdo es cómo justificar una oferta que valora la cartera de oficinas al valor neto de los activos, cuando ha aparecido un nuevo comprador dispuesto a poner sobre la mesa una jugosa prima sobre los mismos y, además, en efectivo.

La irrupción de Blackstone pone en jaque la mitad de los activos bajo gestión de Azora, pero también pone en valor su trabajo en los últimos cuatro años

Cómo Azora termine pronunciándose sobre todos estos interrogantes también será clave de cara a la salida a bolsa que prepara la gestora para mayo, en la que ampliará capital con el objetivo de levantar hasta 700 millones, según ha podido saber este medio.

La irrupción de Blackstone, por una parte, pone en jaque la continuidad de Azora en la socimi, y ésta representa la mitad de los 4.400 millones que gestiona la firma, pero, al mismo tiempo, el fondo ha puesto en valor el trabajo realizado por el equipo de Osácar y Gumuzio en estos cuatro años, lo que supone también la mejor carta de presentación posible ante los inversores.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios