activos tóxicos

Sareb prepara la venta de una megacartera de 10.000 millones para acelerar el desagüe

La entidad quiere seguir los pasos de Santander y BBVA y ha pedido informes para analizar cómo sacar de su balance hasta 10.000 millones por medio de vehículos que le permitan desconsolidar

Foto: El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. (EFE)
El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. (EFE)

Sareb ha decidido pisar el acelerador para conseguir sacar de su balance hasta 10.000 millones de activos tóxicos este mismo año, movimiento que le permitiría acelerar su calendario, ya que está obligada a terminar de liquidar todos los activos que le fueron traspasados en los próximos diez años.

Los planes de la entidad presidida por Jaime Echegoyen se basan en los recientes ejemplos de Santander y BBVA, que por medio de la creación de sociedades conjuntas con Blackstone y Cerberus han conseguido desconsolidar de un plumazo 30.000 y 13.000 millones de euros, respectivamente, en activos improductivos.

El principal problema al que se enfrenta el banco malo es conseguir hacer un movimiento de estas dimensiones sin que afloren unas pérdidas que harían inviable la operación, según explican fuentes financieras, para lo cual está pidiendo informes a asesores externos sobre qué tipo de vehículo podría constituir dada su especial naturaleza.

Sobre la mesa está la opción de intentar aprovechar la plataforma de los antiguos FAB -fondos de activos bancarios- para adaptarlos a una operación de este tipo, que inicialmente se ha bautizado como 'Proyecto Ebro'. Desde Sareb han reconocido estar estudiando la venta de hasta 10.000 millones en activos, pero puntualizan que se está todavía en una fase muy incipiente de análisis.

Este movimiento se suma al redoblado esfuerzo que está realizando Sareb para sacar al mercado varias carteras en el primer semestre, que suman un importe conjunto de 3.200 millones, según publicó 'Vozpópuli', iniciativa que se suma al nuevo canal de préstamos que ha puesto en marcha el banco malo y a la búsqueda de socios para promover 800 millones en activos residenciales.

En concreto, el banco malo ha retomado la venta del 'Proyecto Dune', dotado con 2.500 millones de créditos hipotecarios que han quedado sin cobrar tras la ejecución del préstamo; y está lanzando el 'Proyecto Nora', con entre 300 y 400 millones en créditos impagados residenciales; y el 'Proyecto Bidasoa', con 300 millones de deuda con suelos como colateral.

La nueva operación de 10.000 millones incluiría tanto préstamos como activos adjudicados y permitiría a Sareb sacar de balance casi un tercio de los, aproximadamente, 38.000 millones que sigue teniendo.

Además, en las próximas semanas, saldrá a cotizar la socimi Témpore, que Sareb inicialmente dijo que iba a lanzar al mercado el pasado diciembre, aunque el proyecto ha terminado retrasándose hasta primavera.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios