CORTA EL PASO A OTRAS marcas con ESTRELLA

El Supremo corta la barra libre de Estrella: impide registrar la cerveza 'Estrella Madrid'

El Alto Tribunal cambia de criterio y considera que 'Estrella Madrid' se puede confundir con 'Estrella Damm' y 'Estrella Galicia'. Un pequeño cervecero pierde finalmente la batalla legal

Foto: La marca 'Estrella Madrid' está condenada a desaparecer.
La marca 'Estrella Madrid' está condenada a desaparecer.

El Tribunal Supremo ha cortado de raíz la proliferación de marcas de cerveza con la palabra Estrella. En una sentencia ha rectificado al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que consideró que la marca 'Estrella de Madrid' no se aprovechaba de las marcas 'Estrella Damm' y 'Estrella Galicia'. "La utilización como elemento relevante del vocablo 'Estrella' puede hacer pensar que se trata de productos procedentes de un mismo origen empresarial aprovechándose así de su reputación", concluye la sentencia, notificada el viernes y que corrige pronunciamientos previos incluso del Supremo. Los cerveceros independientes que esperaban lanzar 'Estrella de Valencia' y 'Estrella Majorica', entre otras, ven así nublarse su futuro.

Jorge Pinto, un cervecero independiente de Madrid, ha perdido finalmente el pulso judicial a Damm (con sede en Cataluña y mil millones de facturación en 2016) y Estrella Galicia (oficialmente, Hijos de Rivera y 350 millones de negocio). Pinto había conseguido registrar en 2014 Estrella Madrid y tras los recursos de las grandes el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad le dio la razón en 2016. "La obligada comparación global y en conjunto de las marcas enfrentadas impide apreciar la existencia de similitudes de tipo denominativo, fonético o conceptual suficientes a los efectos de apreciar un riesgo de error o asociación indebidos por parte del consumidor. Es cierto que las marcas en liza son coincidentes en el vocablo 'estrella', pero no es menos cierto que dicho término es relativamente común en el sector de los alcoholes [...] La fuerza distintiva no puede, tampoco, residenciarse en el vocablo estrella, sino en el vocablo Madrid (al igual que sucede con la prioritaria Estrella Galicia)".

Hasta ahora, el TS consideraba que la palabra estrella no bastaba para que hubiera confusión pues es "relativamente común en el sector de alcoholes"

Damm y Estrella Galicia alegaban también que usaba una estrella pero esa sentencia falló que "dicho elemento gráfico no puede ser monopolizado por nadie". La conclusión de los jueces del TSJ era que "existen suficientes disparidades denominativas, fonéticas y gráficas suficientes como para garantizar la convivencia pacífica entre todos ellos; sin que se advierta, por otra parte, riesgo alguno de confusión o asociación".

La pelea era demasiado importante como para dejarla ahí porque en ese tiempo otros cerveceros habían intentado inscribir 'Estrella de Cáceres', 'Estrella de Valencia', 'Estrella Majorica' y 'Estrella de Málaga'. La Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) había concedido inicialmente el registro a 'Estrella Madrid' pero después de un recurso de Damm e Hijos de Rivera cambió de criterio. Así que el caso de Estrella Madrid llegó al Tribunal Supremo, que acabó admitiendo el recurso.

Las grandes cerveceras consideraban que el TSJ "no ha ponderado correctamente el riesgo de confusión existente entre la marca solicitada y las marcas prioritarias opuestas, en las que se incorpora también el vocablo 'estrella' que ha de considerarse el vocablo predominante". Al ser estas marcas notorias tiene una especial protección en la ley para que sus esfuerzos en promoción no sean parasitados. "Las empresas recurrentes consideran que no era necesario apreciar una similitud tal que determinase un riesgo de confusión entre las marcas notorias y la solicitante sino que bastaba un grado de similitud que, pese a ser ligero, fuese suficiente para que el público estableciese un vínculo entre los distintivos que permitiese aprovecharse indebidamente de la reputación de las marcas notorias inscritas", según resume el Supremo sus razonamientos.

La sección tercera de lo Contencioso rectifica al TSJ de Madrid e impide el uso de 'Estrella Madrid'. "En el supuesto que nos ocupa las marcas opuestas tienen un elemento común y característico, el término 'estrella', que se constituye como un elemento distintivo de las mismas para identificar una categoría de cervezas que gozan de una reputación entre los consumidores, por lo que la inclusión de ese mismo término en la marca solicitante evoca las preexistentes y puede inducir al consumidor a vincularla con el origen empresarial y la calidad de los productos protegidos por las marcas notorias", señala el fallo.

Estrella Galicia y Estrella Damm han ganado el recurso. (EFE)
Estrella Galicia y Estrella Damm han ganado el recurso. (EFE)

De hecho, el Supremo admite que viene a contradecir su propia sentencia de 2015 en un conflicto entre otras marcas con Estrella cuando dijo que el uso de la palabra estrella no era suficiente para que hubiera confusión pues es "relativamente común en el sector de alcoholes". Con ese cambio de criterio ahora considera que estrella "no es un elemento diferenciador que disipe todo riesgo de asociación o vinculación con las marcas notorias". A partir de ahora, "en el sector de la comercialización de las cervezas la utilización como elemento relevante del vocablo 'estrella' puede hacer pensar que se trata de productos procedentes de un mismo origen empresarial aprovechándose así de su reputación".

Pinto se ha mostrado afectado por la sentencia, en especial porque hasta ahora la jurisprudencia era lo contrario. El Supremo no impone costas a ninguna de las partes al señalar que "el asunto planteado planteaba a la vista de los antecedentes jurisprudenciales serias dudas de derecho". Su intención es seguir fabricando cerveza con la marca 'Cerveza Madrid'.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios