fernando becker deja la eléctrica

Dimite el consejero delegado de Iberdrola España en pleno pulso con el Gobierno

Fernando Becker deja la eléctrica tras casi 20 años en distintas posiciones ejecutivas después de no conseguir reconducir las relaciones de la compañía con el Gobierno

Foto: De izq. a dcha., el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, el expresidente de La Rioja Pedro Sanz y Fernando Becker. (EFE)
De izq. a dcha., el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, el expresidente de La Rioja Pedro Sanz y Fernando Becker. (EFE)

Fernando Becker ha decidido abandonar Iberdrola después de casi 20 años en la compañía energética. El que fuera presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y director financiero de la empresa eléctrica ha decidido acogerse al plan de bajas incentivadas que el grupo tiene ahora mismo en marcha y por el que deja la multinacional con una indemnización millonaria. Su marcha se produce en pleno enfrentamiento de las principales empresas del sector con el actual ministro de Industria y Energía, Álvaro Nadal.

Becker, de 62 años, ocupaba actualmente el cargo de director corporativo de Iberdrola España. Un cargo similar al de máximo responsable del país o ‘country head’ por la terminología inglesa que se aplica actualmente en las compañías cotizadas. Doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid y catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, fue nombrado para este cargo en 2014 tras varios años fuera de la primera línea ejecutiva gracias a sus buenas relaciones con Mariano Rajoy.

El economista leonés había quedado relegado después de que su nombre se vinculase a Florentino Pérez cuando ACS intentó el asalto a Iberdrola al comprar con créditos bancarios cerca del 20% del capital. Pero en 2012 sonó para consejero delegado cuando los fondos internacionales pidieron a Galán que nombrase un primer ejecutivo y delegara algunas de sus funciones.

No obstante, el presidente de Iberdrola lo recuperó en 2014. El objetivo era que Becker limase las continuas asperezas que la compañía tenía con el Gobierno del PP, que nada más llegar a La Moncloa aprobó una reforma energética para solucionar el eterno problema del déficit de tarifa cuando el agujero alcanzó los 40.000 millones de euros. La enemistad fue tal que en un momento el ejecutivo salmantino llegó a decir entonces que "Iberdrola se sentía más británica, mexicana, americana que española", en referencia a la inseguridad jurídica en nuestro país. El enfrentamiento produjo que Iberdrola frenase gran parte de sus inversiones en España y destinara parte de su 'capex' a otros países.

Tras numerosos rifirrafes, algunos de ellos en foros internacionales como el de Davos (Suiza), Galán bajó el tono de sus críticas y confió a Becker reconducir sus relaciones con Moncloa. Sin embargo, el enfrentamiento por el cierre de las centrales nucleares y las plantas de carbón el pasado año volvió a encender la tensión entre el regulador y las compañías. "Me duele como español esta situación porque siempre he vendido las bondades de mi país cuando he estado en el extranjero", declaraba el responsable de la mayor 'utility' española en un foro organizado por El Confidencial y Pimco.

Objetivo incumplido

Esta hostilidad ha alcanzado cotas históricas tras el último anuncio por parte de Nadal de revisar a la baja la retribución que cobran las empresas gasistas y eléctricas. Ante esta batalla sin fin, Becker ha decidido acogerse al plan de bajas voluntarias e incentivadas que Galán ha puesto en marcha para rebajar costes, después de tratar sin éxito conseguir el propósito encomendado, pese a su cercanía con Rajoy.

El presidente de Iberdrola no ha puesto ningún reparo a su salida pese a que todavía no tiene identificado quién se hará cargo de la dirección general corporativa de España. La dimisión irá acompañada de una liquidación sustancial, ya que, según distintas fuentes, el directivo era de los ejecutivos en cuyo contrato se incluía una indemnización de hasta cinco años de su salario.

Becker fue consejero de Economía y Hacienda en la Junta de Castilla y León, presidente ejecutivo del Instituto de Crédito Oficial y miembro de los consejos de administración de Argentaria y Banco Europeo de Inversiones (BEI), entre otros. Desde su incorporación en Iberdrola, ha desempeñado diferentes cargos ejecutivos, como máximo responsable del departamento financiero, de recursos humanos y de relaciones institucionales. También ha sido vicepresidente de la Fundación Iberdrola.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios