LA MAYOR OPERACIÓN INSTITUCIONAL EN 2017

Sareb adjudica a Deutsche Bank una cartera de préstamos de 375 millones de euros

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha cerrado con Deutsche Bank la adquisición de una cartera con un importe nominal

Foto:  El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. (Efe).
El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. (Efe).

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) despide el año por la puerta grande. El llamado 'banco malo' ha cerrado con Deutsche Bank la adquisición de una cartera con un importe nominal de 375 millones de euros, denominada ‘Inés’. Esta transacción es la operación institucional de mayor tamaño realizada en 2017.

Los préstamos están garantizados por inmuebles situados, principalmente, en la Comunidad de Madrid, Cataluña, Andalucía y Aragón. En la mayor parte de los casos se trata de activos residenciales terminados, aunque incluye puntualmente algún colateral terciario y oficinas en desarrollo.

Según informa Sareb en un comunicado "la operación se ha cerrado tras un proceso competitivo que ha permitido maximizar el valor de los activos. Además, se ha realizado cumpliendo los requisitos más exigentes en materia de transparencia y competencia".

“Esta transacción es consistente con la estrategia de desinversión de Sareb y continúa dando muestras de la sostenida confianza en el mercado español y de nuestra determinación para ejercer con responsabilidad la misión que tenemos encomendada”, ha señalado Alfredo Guitart, director general de Negocio de Sareb. Sareb ha estado asesorado en esta operación por el despacho de abogados Garrigues y por Irea como asesor financiero.


Continúa soltando lastre

Hay que recordar que hace justo un año, Sareb cerró una operación de mayor envergadura aún. Fue el Proyecto Eloise, con 550 millones de nominal en préstamos similares a los que ahora ha vendido. En aquella ocasión el adjudicatario fue Goldman Sachs, que pujó hasta el final contra Blackstone.

Por otro lado, Sareb ha conseguido este año acelerar su desagüe inmobiliario con la puesta en marcha de su propia socimi, Témpore Properties, que iniciaba a finales de noviembre su andadura. El 'bano malo' transfirió a la socimi 1.554 activos entre viviendas y anejos (trasteros y garajes) con un valor de 175 millones de euros

Además, a principios de noviembre consiguió deshacerse, tras una larga batalla judicial, de la deuda que recaía sobre el rascacielos residencial In Tempo. El nuevo dueño del préstamo es un fondo 'distressed' llamado Stragegic Value Partners (SVPGlobal) que habría puesto sobre la mesa una oferta en torno a los 60 millones de euros. Este fondo, sin embargo, aún no tiene la posesión del inmueble —de ahí el riesgo de la operación y el descuento sobre el valor de tasación del activo—, cuya adjudicación definitiva está actualmente parada en los tribunales.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios