el expresidente es consejero de afiniti

Telefónica (O2) contrata a una empresa de los Aznar para analizar los datos personales

La compañía ha encargado a Afiniti, la empresa de inteligencia artificial dirigida en España por Alonso Aznar Botella, sacar partido a los 'call center' de sus filiales en Reino Unido

Foto: Montaje: Enrique Villarino.
Montaje: Enrique Villarino.

José María Aznar reapareció recientemente en la Cadena SER para dar su opinión sobre la situación política en España. Su intervención en la radio del Grupo Prisa llamó la atención por dos motivos: porque hacía 21 años que no pisaba esos estudios y porque en la entrevista adelantó que ahora se dedicaba al mundo de la inteligencia artificial. El que fuera líder del PP se refería a su papel como consejero de Afiniti, una empresa dedicada a cruzar los datos de los clientes para maximizar su valor económico. Una compañía que tiene como director general al hijo menor de los Aznar Botella y que ha sido contratada por el Grupo Telefónica.

Fuentes oficiales han confirmado que O2, la filial británica de la operadora española, ha encargado a Afiniti gestionar su servicio de atención telefónica. Un tráfico de llamadas que la compañía de origen estadounidense analiza de la siguiente manera: identifica el número y lo cruza con numerosas bases de datos para contrastar si el citado móvil está vinculado a otras cuentas de redes sociales, webs deportivas, de ocio, turismo o banca, entre otros sectores. De esta manera, la empresa traza en tiempo récord un perfil del usuario y se lo envía al departamento comercial de la operadora para adecuar su oferta de contenidos.

Alonso Aznar ha fichado para Afiniti a Javier de Mendizábal, que se ha incorporado como 'senior vicepresident' de esta compañía en España

Desde Telefónica, matizan que Afiniti solo administra cerca del 10% de las llamadas del 'call center' de O2. La filial británica cuenta con 25,5 millones de accesos finales, lo que la convierte en el tercer mercado de Europa para el grupo tras Alemania y España. La matriz descarta dar cifras del contrato —en Alemania gestionan 50 millones de números para T-Mobile— con la compañía de la que Aznar es consejero desde mediados de 2016 y su hijo Alonso responsable de España y México. El vástago de los Aznar Botella se ha puesto al frente del negocio en Madrid tras fracasar en el desarrollo de varios proyectos de 'dating' —citas en internet— y después de pasar tres años en Citi y una breve etapa en Londres con el fondo Rhône Capital.

Alonso Aznar ha fichado para Afiniti a Javier de Mendizábal, que trabajó durante seis años en Mediobanca. Amigos desde hace años, Mendizábal se ha incorporado como 'senior vicepresident' de la compañía en España. La matriz americana, que lleva meses en fase de estudio para salir a bolsa, ha sido valorada en unos 1.600 millones de dólares. Si consigue dar el salto a Wall Street, los directivos recibirán un paquete de acciones, así como parte del consejo de administración.

El expresidente del Gobierno José María Aznar, en declaraciones a la Cadena SER. (EFE)
El expresidente del Gobierno José María Aznar, en declaraciones a la Cadena SER. (EFE)

A Aznar lo acompañan en el órgano de gobierno directivos como el presidente y consejero delegado de la operadora americana Verizon, Ivan Seidenfeld, o el que fuera secretario del Tesoro estadounidense John Snow. En el consejo asesor hay personalidades como Elizabeth Murdoch, cuya familia ha entrado en el capital, Peter Bonfield, exconsejero delegado de British Telecom, o Federico Ghizzoni, número uno de Unicredit. Entre sus accionistas destaca la multinacional de la consultoría McKinsey.

Aura, 'in house'

Telefónica, compañía que fue totalmente privatizada en la primera legislatura de Aznar, quien colocó en la presidencia a dos personas de su confianza —Juan Villalonga y César Alierta—, asegura que Afiniti no trabaja para el grupo en España. De momento, la colaboración se limita a Reino Unido. Aunque como bien apuntó el pasado jueves José María Álvarez-Pallete, actual presidente, en la conferencia de directivos, el futuro del grupo pasa por la digitalización, el 'big data' y la inteligencia artificial, fuentes de la compañía indican que este proceso se está haciendo ‘in house’, es decir, con gente de la casa, sin externalizar los procesos, como era habitual anteriormente.

De ello se está encargando Chema Alonso, el conocido 'hacker' convertido ahora en jefe de datos de Telefónica o CDD por sus siglas en inglés ('chief data officer'). El directivo de la operadora ha preferido no contar con los servicios de Afiniti ni cualquier otra consultora del sector para desarrollar Aura, la plataforma que procesará los hábitos de los clientes para que ellos mismos sepan cuánto valen sus datos y qué hacen con ellos los grandes 'players' de internet, como Twitter, Facebook o Google.

Telefónica asegura que, a través de Aura, los usuarios podrán gestionar su experiencia digital con la compañía, al tiempo que controlar de forma transparente y segura los datos que generan por el uso de sus productos y servicios. Un proyecto personal de Pallete con el fin de poner la guinda al proceso de transformación hacia una 'onlife telco' gracias a la inteligencia cognitiva. Para ello, el grupo ha contratado a más de un centenar de ingenieros que llevan meses destripando la cadena de seguimiento del usuario. Lo que no se sabe todavía, y Álvarez-Pallete no concretó el pasado jueves, es cómo van a monetizar este conocimiento para mejorar la cuenta de resultados.

La cotización de Telefónica sigue por debajo de cuando tomó el relevo de Alierta hace ahora año y medio. El pasado viernes, el presidente anunció en la convención de directivos los objetivos operativos para la compañía: 370 millones de clientes, 2,5 millones de kilómetros de fibra y 600 millones de personas en cobertura LTE en 2020.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios