acaparó el 60% de los depósitos del banco

El 'colchón' de CaixaBank en depósitos: captó 9.000 millones tras la quiebra de Popular

El banco catalán con sede en Valencia fue el que más se benefició de la quiebra de su competidor, al llevarse el 60% del dinero que salió de la entidad intervenida

Foto: El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar (c). (EFE)
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar (c). (EFE)

CaixaBank se ha visto afectada por la incertidumbre política en Cataluña, que provocó una salida de depósitos de sus oficinas. Así lo confirmó su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, el pasado martes en la presentación de resultados del tercer trimestre del año, realizada en Valencia, la nueva sede social del banco tras la mudanza provocada precisamente por el riesgo independentista. Sin embargo, esta fuga no ha hecho tanto daño en el balance del grupo catalán, ya que también fue el que más se benefició de la quiebra del Popular.

Según datos oficiales, el grupo CaixaBank disponía a 30 de septiembre de 204.048 millones en depósitos a la clientela, 900 millones más que al cierre del primer semestre. Pero, sobre todo, 7.140 millones más que al concluir los tres primeros meses del año. La cifra se eleva incluso hasta los 13.000 millones si se toma como referencia la cifra al término de 2016, cuando el banco aseguraba gestionar 187.000 millones en depósitos de la clientela, gracias a la aportación de Banco Portugués de Inversión (BPI), integrado desde el 1 de febrero.

Si se analiza exclusivamente CaixaBank, sin contar BPI, la entidad española asegura que al término de los nueve primeros meses del ejercicio contaba con 146.918 millones en ahorro a la vista de clientes minorista y 29.071 millones en ahorro a plazo. En total, 175.988 millones de inversores particulares, frente a los 168.937 millones registrados a 30 de junio. En conclusión, 7.000 millones más entre el segundo y el tercer trimestre, y 9.000 millones de superávit si se toma como referencia el 30 de marzo.

Por su parte, la Asociación Española de Banca (AEB) otorgaba solo a CaixaBank 180.784 millones de euros en depósitos a 30 de junio, 9.000 millones más respecto a los 171.700 millones computados tres meses antes. La patronal del sector financiero todavía no ha hecho públicos los datos a 30 de septiembre. Pero, en cualquier caso, tomando una referencia o la otra, lo cierto es que la entidad presidida por Jordi Gual fue la que más flujo de dinero recibió tras las primeras noticias sobre la insolvencia del Popular y su posterior intervención y venta al Santander, el 7 de junio.

Porque, según las cifras de la AEB —el resto de bancos todavía no ha publicado sus resultados hasta septiembre—, Santander solo incrementó sus depósitos en 2.729 millones de euros, hasta los 208.385 millones, mientras que BBVA, el otro gran competidor, apenas elevó esta partida en 1.874 millones, hasta los 203.409 millones. Por su parte, Bankia, el cuarto del 'ranking', acabó el primer semestre con 103.038 millones, 856 millones menos, al tiempo que Sabadell mejoró sus depósitos en 2.044 millones, hasta los 99.535 millones.

La seguridad y la patria

Según las cifras de la AEB, del Popular 'volaron' 15.032 millones de euros en tres meses, fuga de depósitos que fuentes internas del banco intervenido elevaron hasta los 18.000 millones. Por tanto, CaixaBank, que no hizo ninguna acción comercial para beneficiarse de la situación, se llevó casi el 60% del dinero que salió de las oficinas de la entidad presidida por Emilio Saracho hasta su toma de control por el Santander. En ese momento, era el banco que más seguridad daba a los clientes. Tres meses más tarde, las aguas tornaron de color.

Esta riada de millones derivada de la quiebra del Popular ha permitido a CaixaBank compensar la salida de depósitos que ha sufrido tras el referéndum ilegal que la Generalitat de Cataluña llevó a cabo el pasado 1 de octubre y que provocó una gran inquietud entre los ahorradores. Muchos optaron por sacar el dinero de los bancos catalanes o se llevaron el dinero a otras regiones limítrofes. En la rueda de prensa del martes, Gortázar evitó cifrar la fuga de fondos de la entidad y se limitó a matizar que “fue moderada, se estabilizó y en este momento ya está revertida", para añadir que "afrontamos con comodidad el momento con elevados niveles de liquidez”.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios