llegó en 2013 procedente de garrigues

Dimite el presidente de Baker & McKenzie tras el affaire fiscal con Cristiano Ronaldo

José María Alonso, director del bufete internacional en Madrid, ha dejado su cargo con el argumento oficial de que quiere presentarse al decanato del Colegio de Abogados

Foto: Sede del bufete Baker & McKenzie
Sede del bufete Baker & McKenzie

José María Alonso, socio director de Baker & McKenzie, el prestigioso bufete que hasta hace unos días llevaba la defensa fiscal de Cristiano Ronaldo, ha decidido abandonar la firma internacional. Después de cuatro años al frente del despacho, Alonso deja su cargo con el argumento de que pretende presentarse a las elecciones a decano del Colegio de Abogados de Madrid, pero otras fuentes indican que el affaire con la estrella portuguesa del Real Madrid también ha influido en su dimisión.

El experto en litigación y arbitraje ha comunicado internamente su decisión de dejar su función como máximo responsable de Baker & Mckenzie, adonde llegó en 2013 procedente de Garrigues. Precisamente, Cristiano Ronaldo señaló que los fiscalistas de este bufete fueron los que le elaboraron las declaraciones tributarias de los ejercicios 2011, 2012 y 2013 por los que le acusan de un delito de más de 14,7 millones de euros contra la hacienda pública.

Una afirmación con la que el futbolista pasó la responsabilidad de sus potenciales errores tributarios, por los que podría ir a la cárcel, a Garrigues. Este bufete, que en esos años estuvo dirigido por Alonso, se ha defendido explicando que hicieron estas declaraciones en base a los datos que le facilitaron los asesores del jugador.

Alonso, junto con José María Briones y Jesús Santos, eran los abogados que llevaban la defensa del delantero portugués y defendían que el problema con la Agencia Tributaria era una cuestión de interpretación. Por tanto, le recomendaron que no aceptase ninguna condena y mantuviera su inocencia. Sin embargo, tras la declaración ante la jueza Mónica Gómez Ferrer el pasado 31 de julio, el astro luso ha decidido romper con Baker & McKenzie y ponerse en manos de José Antonio Choclán, exmagistrado de la Audiencia Nacional, conocido por su capacidad para alcanzar pactos con la justicia.

Apenas una semana después de esta medida adoptada por Cristiano Ronaldo y Jorge Mendes, su hombre de confianza, ahora imputado. Alonso ha presentado su dimisión como jefe de la oficina del famoso despacho internacional en Madrid. Otras fuentes indican que esta decisión no está relacionada con el affaire con Cristiano Ronaldo y que se trata tan solo de una coincidencia temporal porque el abogado llevaba varios meses sopesando dar el paso.

La versión oficial es que Alonso va a presentarse a los comicios para ser el decano del Colegio de Abogados de Madrid (Icam), actualmente dirigió por Sonia Gumpert. Las elecciones al organismo colectivo todavía no se han convocado, pero fuentes jurídicas indican que previsíblemente se celebrarán a finales de este año. Alonso seguirá de momento como socio de Baker & McKenzie y director del departamento de litigación y arbitraje, pero ya no estará al frente de la firma.

Su puesto lo ocupará Rodrigo Ogea, socio del despacho y responsable del área fiscal desde 2008, así como miembro del comité europeo de fiscalidad transaccional. Ogea es además consejero de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España, dirigida por Jaime Mallet.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios