NO ESPERA MÁS CONCENTRACIÓN EN EL SECTOR

Roldán (AEB) contra Guindos y Linde: "Los problemas de Popular no fueron súbitos"

El presidente de la AEB ha contradicho al ministro Luis de Guindos sobre la resolución del Popular: a su juicio, sus problemas no fueron repentinos, sino que venían de largo

Foto: José María Roldán este jueves en Santander. (EFE)
José María Roldán este jueves en Santander. (EFE)

¿La quiebra del Banco Popular fue por problemas de solvencia, de liquidez o de los dos tipos? ¿Fue algo que se venía gestando desde hace tiempo o fue una crisis repentina? El Gobierno y el Banco de España han cerrado filas sobre la segunda opción: fue un problema de liquidez que se desató en muy poco tiempo, a causa principalmente del desplome de la acción en bolsa. Sin embargo, el presidente de la AEB (Asociación Española de Banca), José María Roldán, asegura que los problemas de la entidad venían de largo porque el banco llevaba mucho tiempo en "una situación extraordinariamente compleja".

El ministro de Economía, Luis de Guindos, insistió el lunes en que la caída del Popular se debió a su crisis de liquidez y no a problemas de solvencia y aseguró que la clave para la resolución fue su desplome en bolsa: "La evolución de la acción, una caída muy intensa, generó una situación de alarma que llevó a una retirada muy fuerte de depósitos no sólo de institucionales". El gobernador del BdE, Luis María Linde, apoyó esa tesis el mismo dia al asegurar que el Popular era solvente hasta el 5 de junio.

Sin embargo, el presidente de la patronal bancaria ha afirmado este miércoles en un curso de la Universidad Menéndez Pelayo y la Asociación de Periodistas Económicos en Santander que "el BCE declaró que no era viable y ha destacado los problemas de liquidez, que que no son súbitos, sino que vienen de períodos largos de tiempo y de una situación compleja, que se agravó al final". "No es una situación puntual, viene de largo; se ha convertido en más complicada al final", ha añadido.

Con todo, Roldán coincide con las autoridades en que la resolución ha sido la mejor solución para el Popular una vez llegada a la situacion de inviabilidad, para proteger a los clientes y la estabilidad del sistema financiero, así como la importancia de que no haya costado nada al contribuyente. Otras opciones eran el banco puente, que es la situación en que el portugués Novo Banco lleva 5 años; el traspaso a una entidad de gestión de activos, que es algo similar a lo aplicado a Lehman Brothers desde hace nueve años; o la liquidación, que "es terrible para los acreedores porque la traslación de pérdidas es tremenda".

El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante su intervención en el curso de la APIE. (EFE)
El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante su intervención en el curso de la APIE. (EFE)

Roldán también ha defendido la decisión de la CNMV de no prohibir las posiciones cortas (bajistas) en el Popular cuando su cotización se desplomaba en bolsa. Su argumento es precisamente que la situación "compleja" del Popular era conocida desde hace mucho tiempo y no hubo ninguna novedad puntual que justificara esa prohibición si no se había tomado con anterioridad. Y ha añadido que "existe unanimidad en que prohibir los cortos no funciona a largo plazo".

La AEB no espera mucha más concentración

Roldán se ha referido también a la polémica sobre si el grado de concentración bancaria en España es excesivo tras las operaciones Santander-Popular y Bankia-BMN, ya que las cinco primera entidades concentran el 72% de cuota de mercado. Carlos Torres, consejero delegado de BBVA, no ve problemas de competencia, pero José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, considera preocupante una reducción mayor del número de jugadores.

Roldán ha mantenido una posición intermedia. Por un lado, ha asegurado que el nivel de competencia en el sistema financiera español es "salvaje", y que se va a incrementar aún más con la entrada de las empresas digitales en las actividades más rentables del sector. Cree que este nivel se mantendría incluso si hubiera más concentración (siempre que no quedara un monopolio o un duopolio), y advierte de que el tamaño es importante tanto para competir a escala europeo como para captar los nuevos recursos de capital que exige la regulación internacional. Pero por otro, ha asegurado que "no vamos a tener grados de concentración como los que estamos viendo ahora".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios