Es noticia
Menú
Colonial estrena el año con la segunda mayor compra de su historia pos-Portillo
  1. Empresas
adquiere un edificio en parís por 165 millones

Colonial estrena el año con la segunda mayor compra de su historia pos-Portillo

La inmobiliaria ha adquirido por 165 millones un edificio de oficinas en París que prevé rehabilitar y transformar en el mayor complejo empresarial del centro-oeste de la capital gala

Foto: Junta general de accionistas de Colonial.
Junta general de accionistas de Colonial.

Grupo Colonial ha estrenado el año con la compra de un edificio de oficinas de París, transacción que ha realizado a través de su filial gala Societe Fonciere Lyonnaise (SFL), y que se ha convertido en la segunda mayor adquisición realizada por la compañía en la era pos-Portillo, es decir, desde que el actual equipo gestor tomó las riendas y reflotó la compañía.

Se trata de la sede histórica del Grupo SMA, edificio de 21.000 metros cuadrados ubicado en el centro del distrito 15 de París, zona 'prime' de la capital francesa, por el que ha pagado 165 millones de euros, cifra solo superada por la adquisición, a finales de 2014, de la sede de Gaz de France, también en la ciudad del Sena, por 230 millones.

La compra con la que Colonial estrena 2017 es superior, incluso, a los 135 millones que desembolsó el pasado octubre para hacerse con el 15% de Axiare, operación que la inmobiliaria siempre ha definido como "financiera" y adicional a su objetivo de crecimiento orgánico, mediante la realización de inversiones anuales de entre 300 y 400 millones de euros.

Creación de valor

Dentro de la estrategia de crear valor por la que ha apostado la compañía catalana en los últimos tiempos, los planes de Colonial para su nuevo inmueble van dirigidos a reestructurar el edificio y convertirlo en el mayor complejo de oficinas del centro-oeste de París. Para poder abordar esta obra, SMA se mudará a una nueva sede en el cuarto trimestre de este año.

El nuevo trofeo de Colonial fue construido en el año 1966 sobre una parcela de 6.300 metros cuadrados y zonas verdes. “Nuestro objetivo es realizar un proyecto Alpha II en línea con el proyecto ejecutado el año pasado. Esta operación supone un primer paso y se enmarca en esta estrategia general”, resalta Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial.

Alpha I fue el nombre con el que se bautizó la jugada a cuatro bandas que permitió a la inmobiliaria hacerse, el pasado ejercicio, con tres edificios en Madrid (José Abascal 45, Serrano 73 y la sede de IBM) y otro en Barcelona (un proyecto de oficinas en el 22@), además de dar entrada en su capital al grupo mexicano Finaccess (que aportó dos de estos inmuebles) y a la familia Reig, que canjeó estos títulos por su participación en SFL.

En total, toda esta operación supuso para Colonial una inversión de 400 millones de euros, cifra que en su mayor parte (290 millones) fue destinada a hacerse con los cuatro edificios citados.

Detrás del término Alpha, para Colonial está la mentalidad de combinar estrategias de crecimiento que supongan ganar presencia en Madrid, Barcelona y París. Con la compra de la sede de SMA, la inmobiliaria ya ha dado un primer paso en la capital francesa, y es previsible que pueda hacer movimientos similares en sus otros dos mercados objetivo en el corto plazo.

Colonial ha cerrado hoy en bolsa con una caída de sus títulos del 0,11%, en los 6,61 euros por acción.

Grupo Colonial ha estrenado el año con la compra de un edificio de oficinas de París, transacción que ha realizado a través de su filial gala Societe Fonciere Lyonnaise (SFL), y que se ha convertido en la segunda mayor adquisición realizada por la compañía en la era pos-Portillo, es decir, desde que el actual equipo gestor tomó las riendas y reflotó la compañía.

París SFL Axia Real Estate
El redactor recomienda