Petrologis Canarias

Hacienda investiga los lazos de la petrolera familiar de Cañete con sociedades 'offshore'

La Agencia Tributaria reclamó las operaciones de la firma con su sociedad pantalla en Holanda y Costa Rica. Una empresa de las Antillas Holandesas participa en el entramado

Foto: Arias Cañete y Montoro en una foto de archivo. (EFE)
Arias Cañete y Montoro en una foto de archivo. (EFE)

La Agencia Tributaria comenzó a investigar en julio de 2015 las relaciones de Petrologis Canarias, una de las dos sociedades del sector del petróleo de la familia política del comisario Miguel Arias Cañete, con sociedades en Holanda y Costa Rica. Así consta en las últimas cuentas de la sociedad, donde admite que están bajo investigación “las relaciones financieras con Havorad BV y Corporación Bilares” en años en los que Cañete era accionista. La primera es una “sociedad pantalla” en Holanda, como la calificó Hacienda en un pleito, y la segunda es una firma de Costa Rica. Entre ellas, hay una sociedad en Antillas Holandesas. Ni la empresa ni Cañete —que fue accionista hasta 2014, cuando se vio obligado a vender sus acciones— han querido comentar la información, pero en las cuentas restan importancia a la inspección. El entramado 'offshore' de la familia de Cañete sigue coleando.

El pasado mes de abril, cuando José Manuel Soria dimitió tras el escándalo de los papeles de Panamá, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sentenció: "Nadie que haya operado en paraísos fiscales puede estar en el Gobierno”. El comisario europeo de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, excompañero del Consejo de Ministros de Montoro entre 2011 y 2014, cuando ocupó la cartera de Agricultura, bordea esa definición. En 2011, Arias Cañete declaró ante el Congreso que tenía acciones valoradas en 160.979 euros de Petrologis Canarias y una cartera tasada en 165.120 euros de Petrolífera Dúcar, con sede en Ceuta. Son dos empresas hermanas dedicadas al almacenamiento de combustible. Son propiedad de su familia política, pero con una opaca estructura que impide conocer quiénes son sus dueños. Petrologis Canarias surgió como escisión de Dúcar en 2008. Cañete fue presidente de Dúcar hasta que entró en el Gobierno de Mariano Rajoy. Ocultó al Congreso que sus empresas tenían relación con la Administración, según publicó 'El País'.

Los datos públicos revelan que Miguel Domecq Solís, su cuñado, tiene un 11% de las acciones de Petrologis. Aunque en el sector se le tiene por el dueño de la empresa, según el registro, el mayor accionista de la empresa es Havorad BV, que posee un 48% de la compañía. Esta es una vieja conocida de Hacienda. Una sentencia por un pleito de una de las sociedades del grupo dio detalles sobre esta opaca firma: "Havorad BV [es] una sociedad unipersonal, sin empleados y sin otra actividad que la fiduciaria, siendo calificada por la AEAT como sociedad pantalla". Además, "es propietaria de Gold Lion Cop NV, de Antillas Holandesas, la cual, a su vez, es filial asimismo al 100% de Corporación Bilares SA de Costa Rica". Es decir, que Petrologis y Dúcar tienen como principal accionista a una empresa pantalla en Holanda que a su vez posee una sociedad en las Antillas Holandesas relacionada con otra firma de Costa Rica. La tienen ahora y la tenían cuando Arias Cañete presidía Dúcar y tenía acciones de Petrologis.

El caso de Havorad es conocido por la Agencia Tributaria al menos desde 2013. Pero no fue hasta 2015 cuando abrió la inspección. "El 23 de julio de 2015 se han iniciado unas actuaciones de comprobación con carácter parcial del Impuesto sobre Sociedades en relación a los ejercicios 2010 a 2013 y limitada a la comprobación de las relaciones financieras con Havorad BV y Corporación Bilares", según señalan las cuentas de 2015 de la sociedad, auditadas en junio pasado, en el apartado de "impuesto sobre beneficios y situación fiscal".

La empresa resta importancia a la inspección: "Las operaciones de estas empresas han sido prácticamente nulas en el caso primero y nulas en el segundo, por lo que la compañía no estima la posibilidad de tener que realizar un ajuste como consecuencia de la comprobación que pueda ser significativo". Admite que podría recibir una sanción por "las diferentes posibles interpretaciones de la legislación fiscal vigente", pero considera que no afectaría significativamente a los resultados. Ni Petrologis ni Cañete contestaron la semana pasada a los mensajes y llamadas de este diario.

Cañete fue ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y mantuvo sus acciones en Petrologis y Dúcar. No apreció ningún conflicto de intereses, aunque se abstuvo en el Consejo de Ministros que protegió el Estrecho frente a repostajes contaminantes. Fue en 2014, al ser elegido comisario europeo de Energía y Cambio Climático, cuando tuvo que vender esas acciones apremiado por la Eurocámara. Nunca ha explicado a quién vendió sus acciones.

Micaela Domecq junto a Arias Cañete (EC)
Micaela Domecq junto a Arias Cañete (EC)

Las empresas siguen controladas por su familia política. Su esposa, Micaela Domecq y Solís-Beaumont, aparecía en los papeles de Panamá. Estaba autorizada, junto a 11 miembros de la familia, para gestionar cuatro cuentas corrientes depositadas, de numeración casi correlativa, en una filial suiza de Deutsche Bank. La cuenta estaba a nombre de Rinconada Investments Group SA, con sede en Panamá. Poco después, y mientras Arias Cañete era ministro, se acogió a la amnistía fiscal.

Utilizar una sociedad holandesa como punto intermedio para sacar dividendos de España hacia las Antillas Holandesas, un paraíso fiscal, es lo que se conoce en la jerga como 'el sándwich holandés'. Los dividendos suelen salir de España a la matriz holandesa, algo legal, ya que allí apenas tributa esta operación. A menudo vuelven a entrar a España como créditos ficticios o en operaciones de cambio de acciones. En ocasiones, de Holanda, pueden ir a un paraíso fiscal como las Antillas Holandesas, donde se pierde el rastro. Luis Delso, accionista mayoritario de Isolux, ha sido denunciado por la Fiscalía por delito fiscal por llevarse los dividendos a Holanda y en vez de invertirlos ahí repatriarlos mediante préstamos ficticios a su familia. La Audiencia Nacional ya ha condenado en firme a un empresario y a su asesor fiscal por este esquema.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios