llegó a valer 170 millones de euros

Cristian Lay compra GES por 6 euros, una quita del 90% y un ERE para 300 personas

La compañía pacense dedicada a la bisutería adquiere la empresa de renovables por un precio simbólico gracias a un duro sacrificio por parte de BBVA y nuevo ajuste de plantilla

Foto: Sede del emporio extremeño de la bisutería Cristian Lay. (Cristian Lay)
Sede del emporio extremeño de la bisutería Cristian Lay. (Cristian Lay)

Tras varios meses de negociaciones, con ruptura de conversaciones de por medio, Cristian Lay ha llegado a un acuerdo con los acreedores y con el fondo británico 3i para salvar Global Energy Services (GES) de la liquidación. La operación consiste en la compra por un precio simbólico de seis filiales en el extranjero de la que fuera filial de Gamesa, cuya matriz en España se acogerá al concurso de acreedores. Para cerrar la transacción, los bancos aceptan una quita superior al 90%, mientras que la plantilla sufrirá un ajuste de 300 personas.

Fuentes financieras han confirmado el acuerdo entre Cristian Lay, empresa extremeña dedicada a la bisutería y a los negocios químicos y de reciclado, y el grupo de entidades acreedores, encabezados por BBVA y en el que también se encuentran Santander, Sabadell y Bankinter. La compañía con sede en Jerez de los Caballeros se quedará con 10 de los 110 millones de deuda que arrastra GES, que inmediatamente entrará en concurso de acreedores para que un juzgado de Bilbao homologue el acuerdo. Como Cristian Lay ya tendrá más del 75% de los pasivos en sus manos, el visto bueno del juez se prevé sencillo, momento a partir del cual el nuevo dueño podrá exigir un sacrificio similar a los proveedores y a la plantilla.

Además de perder prácticamente lo prestado al fondo de capital riesgo 3i, tendrán que mantener líneas de avales por 20 millones para que la compañía vasca siga en pie a corto plazoLos bancos, además de perder prácticamente lo prestado al fondo de capital riesgo 3i, que compró GES en 2006 por 170 millones, tendrán que mantener líneas de avales por 20 millones para que la compañía vasca siga en pie a corto plazo. De los 110 millones de deuda, BBVA tiene en su balance 60 millones, mientras que Banco Sabadell cuenta con 24 millones, Banco Santander, con otros 10 millones, y Bankinter, con nueve millones.

Según distintas fuentes, el grupo extremeño controlado por Ricardo Leal ha exigido para quedarse con GES un expediente de regulación de empleo (ERE) para 300 de los 1.600 empleados que aún quedan en los 30 países donde está presente la antigua filial de Gamesa. Por lo tanto, se recortará un 20% el número de trabajadores, de los que 1.000 operan en las distintas instalaciones en España. Pese a las dificultades económicas por las que atraviesa, la compañía ha conseguido pagar a día de hoy las nóminas de los empleados, que llevan años sufriendo severos recortes. En 2015, GES despidió a 410 personas, tras reducir su plantilla un 14%. Este año logró, reducir el número de trabajadores en 900 personas, al vender una de sus filiales a Ferrovial.

Diversificar el negocio

Cristian Lay es conocida por su negocio de bisutería. Pero, en realidad, la empresa pacense gana dinero de las ventas de sus divisiones químicas, petroquímicas y metálicas. En 2015, el grupo facturó 432,84 millones de euros, 62,47 millones más que en el ejercicio precedente. Un crecimiento del 17% provocado por el buen comportamiento de estas áreas y por la constitución de una nueva sociedad vinculada a la venta de cartón y el papel ondulado. Su resultado mejoró un 32%, hasta los 32,6 millones.

Planta solar en Cerdeña construida por GES
Planta solar en Cerdeña construida por GES

¿A qué se debe este crecimiento tan significativo? A que Ricardo Leal ha sabido aprovechar las oportunidades que han surgido en los juzgados sobre sociedades en situaciones próximas a la insolvencia. La fórmula que ahora está aplicando a GES ya la utilizó en 2014 con La Seda de Barcelona, a la que compró dos filiales vinculadas al sector químico y del reciclaje en una subasta al mejor postor en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Barcelona. Por una pagó 16,5 millones, mientras que por la segunda desembolsó 100.000 euros

No obstante, la salvación de GES pasa por una inyección de capital de unos 20 millones de euros por parte de Cristian Lay y por la llegada de carga de trabajo por parte de Gamesa, que al mismo tiempo está en proceso de fusión con Siemens. Según distintas fuentes, la presión del Gobierno del País Vasco ha ayudado a evitar la liquidación de la compañía, con mucho arraigo en el área de Erandio.  

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios