balance de las cuentas anuales

La banca se encomienda a las comisiones y los costes para salvar la debilidad del negocio

Las entidades del Ibex 35 ganaron más dinero en 2015. Sin embargo, sus mayores beneficios no ocultan que su negocio sigue débil y que el sector depende mucho de la parte baja de la cuenta

Foto: Ana Botín, presidenta del Banco Santander, la entidad que obtuvo mayores beneficios en 2015. (EFE)
Ana Botín, presidenta del Banco Santander, la entidad que obtuvo mayores beneficios en 2015. (EFE)

BBVA puso ayer el broche final a la cosecha de resultados anuales de los siete bancos que forman parte del Ibex 35. Con los 2.642 millones de euros de beneficio que aportó la entidad presidida por Francisco González, las ganancias totales de este grupo de entidades se elevan hasta los 11.651 millones de euros, un 8,1% más que en 2014. 

También ha crecido un 8% el margen de intereses, hasta los 62.000 millones de euros, y un 7% el margen bruto, hasta los 91.000 millones de euros. Así, en general, estos datos ofrecen una imagen más que favorable de la evolución del sector. El detalle, sin embargo, introduce muchos matices. Y muchas más tensiones de las que en apariencia muestran esos datos. 

La principal tensión reside en que el sector sigue teniendo un problema de rentabilidad. De media, las siete entidades del Ibex -Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Banco Sabadell, Bankinter y Banco Popular- lograron en 2015 una rentabilidad sobre el capital o recursos propios (ROE) del 6,1%. Y aunque este promedio supera el 5,4% de 2014, todavía se encuentra claramente por debajo del coste de capital (COE), que fuentes del sector ubican entre el 8 y el 10%. 

El panorama actual conduce a una enorme paradoja: cuanto más banco sea un banco, menos rentable será porque el negocio tradicional no lo es -ni lo puede ser-

Dicho de otro modo, las entidades que están por debajo de esta horquilla están destruyendo valor. Y de las siete, solo una la supera ampliamente. Se trata de Bankinter, con un 10,9%. Le sigue Bankia, con un 9%, aunque desde la entidad matizan que su ROE sería del 10,6% si no fuera por las provisiones que han hecho para cubrir las demandas por la salida a bolsa de 2011

A partir de ahí, ninguna llega a un ROE del 8%: Santander está en el 7,2%; Sabadell, en el 6,3%; BBVA, en el 5,3%; CaixaBank, en el 3,4%; y Popular, en el 0,8%. Otro dato: Bankinter, Santander, Sabadell y Bankia mejoraron su rentabilidad en 2015, pero CaixaBank, BBVA y Popular la redujeron. 

Cuanto menos banco, mejor

La rentabilidad sufre por la combinación de dos ingredientes. De un lado, debilidad del negocio de siempre, el de captar depósitos, conceder créditos y vender productos bancarios. Y de otro, las mayores exigencias de capital. 

Con el segundo ingrediente, el sector no tiene nada que hacer. Los requisitos de capital vienen impuestos. Y con el primero... muy poco. Con los tipos de interés oficiales en el 0,05%, con el euríbor a 12 meses cerca de entrar en negativo, con las empresas y los hogares sin capacidad para generar una fuerte demanda de crédito porque aún tienen que aligerar más la deuda contraída en el pasado y con el rendimiento de los depósitos cercano ya al 0%, el sector no puede esperar mucho del margen de intereses o financiero. De hecho, dos entidades, Popular y Bankia, ya vieron caer su margen de intereses en 2015, y al Santander también le ocurrió en su negocio bancario español. 

A partir de este comienzo, la cascada de resultados comienza regular por arriba. En el siguiente escalón, el del margen bruto, las entidades intentan remontar, sobre todo a partir de las comisiones, y más en particular de las asociadas con la venta de productos, como fondos de inversión o planes de pensiones. Pero todavía no lo hacen de forma suficiente como para paliar por completo el descenso del resultado de las operaciones financieras.

Dado que el negocio está difícil, y a la espera de si llegan finalmente las fusiones, el sector debe apuntar otra prioridad: la obligación de ser más eficientes

Por tanto, el panorama actual conduce a una enorme paradoja en el sector: cuanto más banco sea un banco, menos rentable será, porque el negocio tradicional no lo es -ni lo puede ser- en este contexto. La rentabilidad pasa por ir más allá de captar depósitos y conceder préstamos y requiere, en parte, volcarse en la comercialización de productos de valor añadido y gestionados fuera de balance. El banco más rentable de todos, Bankinter, no ocultó en la presentación de resultados la importancia fundamental de haber maniobrado para "reducir la dependencia del margen financiero"

Eso sí, la convulsión de los mercados en el arranque de 2016 supone una seria amenaza para las intenciones del sector. En enero de 2016, y según los datos avanzados facilitados por Inverco, los partícipes sacaron 672 millones de euros netos de los fondos. Es decir, justo lo contrario de lo que necesita la banca. 

Cuestión de eficiencia

Con la parte de arriba de la cuenta todavía en fase de recuperación, el sector se ha encomendado a la de abajo. Sobre todo, reduciendo sus provisiones. En este terreno, al menos, el sector se ha encontrado con un entorno económico y empresarial más favorable que le permite dotar ya menos recursos. 

En los casos de Popular, Bankia y CaixaBank, también se han apoyado en la otra palanca con la que cuentan por abajo los bancos para paliar la debilidad de los márgenes: la reducción de los costes. Ahora bien, fuentes del sector avisan de que, dados precisamente los bajos niveles de rentabilidad y la insuficiencia de los márgenes, las entidades todavía tienen pendiente una vuelta de tuerca adicional a su estructura de costes.

Por eso, junto a la generación de comisiones, subrayan otra prioridad para 2016: la obligación de aumentar su eficiencia. De media, la ratio de eficiencia (cuánto suponen los costes sobre los ingresos) se situó al cierre de 2015 en el 49%, sin apenas cambios con respecto a 2014. Bankia (43,6%), Bankinter (43,7%), Popular (46,7%) y Santander (47,6%) son los más aventajados; Sabadell (50,4%), BBVA (52%) y CaixaBank (59,6%; 52,6% sin extraordinarios) son los que más necesitan mejorar en este terreno. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios