últimos flecos para cerrar la operación

Hidalgo acuerda con HNA la venta del 44% de Globalia para luego salir a bolsa

El 'holding' chino dispondrá de una cláusula de control compartido que le otorga derecho de veto sobre cualquier operación que afecte al desarrollo corporativo del grupo turístico español

Foto: El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, durante una entrevista en 2013. (EFE)
El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, durante una entrevista en 2013. (EFE)

El presidente y dueño de Globalia, Juan José Hidalgo, ha llegado a un principio de acuerdo con el gigante industrial chino HNA para establecer una alianza estratégica en el capital del grupo turístico español que desembocará en su colocación y definitiva venta en bolsa. En un principio, el propietario de Globalia mantendrá la mayoría de capital mientras que HNA comprará las participaciones minoritarias del resto de accionistas, incluidos el Banco Popular, Unicaja y el exministro Abel Matutes, hasta alcanzar un 44% de los títulos. El 'holding' asiático dispondrá además de un poder de veto que le permitirá controlar el desarrollo corporativo de Globalia y que ha sido determinante para cerrar la operación.

Hidalgo no venderá ninguna de las acciones que mantiene en la entidad, por lo que seguirá controlando el 51% del capital. Su hermano Antonio, que tiene ahora el 9%, pasará a ostentar un 5%. El precio de la operación ha sido rebajado durante la última fase de las negociaciones con el fin de recoger dentro de la transacción las posibles contingencias derivadas de la situación que padece Globalia en Venezuela. El propio Hidalgo ha denunciado que el Gobierno de Nicolás Maduro impide repatriar los beneficios de la compañía en una cifra estimada en 200 millones de dólares. Este importe ha sido reducido de la valoración de Globalia, que había llegado a estimarse en torno a los 2.000 millones de euros.

El poder de veto de HNA en Globalia es equivalente al otorgado por El Corte Inglés al jeque Al Thani cuando compró este verano el 10% de los grandes almacenes

El acuerdo será materializado en los próximos días y establece la permanencia de Hidalgo al frente de Globalia durante un periodo de cinco años. Las condiciones que trataba de imponer HNA para evitar el traspaso de la empresa a los herederos del empresario salmantino han sido finalmente retiradas. Los inversores chinos consiguen, en contrapartida, una garantía como socios minoritarios que les asegura un derecho de veto sobre las grandes operaciones estratégicas que puedan afectar al desarrollo corporativo de Globalia. La cláusula de control compartido es equivalente a la que El Corte Inglés concedió al jeque Al Thani, exprimer ministro de Qatar, cuando compró el 10% de la compañía este verano.

Un avión de Air Europa, en el aeropuerto de Asunción, Paraguay. (EFE)
Un avión de Air Europa, en el aeropuerto de Asunción, Paraguay. (EFE)

El plan conjunto de Juan José Hidalgo y HNA apunta a la salida a bolsa de Globalia dentro del próximo año 2016. La colocación en los mercados cuenta con el asesoramiento global del banco de inversión Rothschild, que ha participado activamente en otras inversiones del grupo chino en España, entre las que destaca la adquisición de NH Hoteles. Precisamente uno de los objetivos diseñados en la hoja de ruta pactada con el dueño de Globalia apunta a la búsqueda de sinergias con la cadena hotelera, en la que HNA es el accionista de referencia con un 29,5% del capital.

El grupo chino trata de aprovecharse de las sinergias que ofrece Air Europa con la cadena hotelera NH en la que HNA es ya el principal accionista de referencia

En este marco de intereses, el principal objeto de deseo que ofrece Globalia no es otro que Air Europa, la aerolínea que actúa como nave nodriza de todo el grupo y cuyas expectativas de negocio podrán ser impulsadas de la mano de los nuevos accionistas chinos. Hidalgo ha intentado desafiar en los últimos años el poder tradicional de Iberia en el mercado español de transporte aéreo con una apuesta muy arriesgada que no ha estado exenta de problemas, pero que ahora ofrece un indudable atractivo para la incorporación de HNA como aliado preferente y socio de referencia.

Los planes de expansión de Air Europa motivaron hace 12 años la firma de opciones de compra para renovar su flota con 22 aviones Boeing 787 Dreamliner que irán llegado a la compañía a lo largo de 2016. Aparte de la mejora operativa que proporcionan los nuevos modelos, la adquisición ha supuesto un verdadero ‘pelotazo’ financiero, ya que los aviones han sido vendidos a fondos y bancos japoneses con una ganancia acumulada de 10 millones de dólares por unidad. Los aparatos serán utilizados por Air Europa en régimen de arrendamiento bajo unas condiciones favorables de precio que la compañía cuantifica en un ahorro de costes cercano al medio millón de dólares al mes.

El 'holding' industrial desarrollado por HNA es uno de los grandes abanderados del despertar chino a nivel global, y ha pasado en menos de 20 años de ser una aerolínea regional en su país a convertirse en un conglomerado que factura casi 25.000 millones de euros anuales. En España, además de la adquisición de NH Hoteles, su nombre se ha hecho popular en las últimas semanas tras la compra de más del 40% de las acciones del Real Club Deportivo Espanyol de Barcelona. HNA apareció también hace pocos meses en las quinielas de socios de Juan Miguel Villar Mir como eventual accionista de la constructora OHL.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios