SE AGRAVA LA DERIVA DESDE LA COMPRA POR BANESCO

Abanca da los peores resultados del sector: el beneficio cae el 52,6% y el margen, el 27,9%

Los resultados de Abanca (Novagalicia) hasta septiembre son los peores del sector: no solo porque su beneficio se reduzca un 50%, sino sobre todo por un desplome del 28% del margen de intereses

Foto: Juan Carlos Escotet celebra el lanzamiento del libro-disco 'Nuevo país musical' en su país natal, Venezuela. (EFE)
Juan Carlos Escotet celebra el lanzamiento del libro-disco 'Nuevo país musical' en su país natal, Venezuela. (EFE)

Abanca -la antigua Novagalicia- parece incapaz de detener el hundimiento de sus resultados. Según las cuentas publicadas ayer por la Confederación de Cajas (CECA), su resultado neto cayó el 52,6% en los nueve primeros meses de 2015 hasta 145,07 millones de euros. Y lo que es más preocupante: su margen de intereses, el que mide el negocio básico bancario, se desplomó el 27,9%, lo que la convierte en la peor entidad del sector.

Se trata de las cuentas individuales de Abanca Corporación Bancaria, porque las cuentas consolidadas de lo que su propietario, Juan Carlos Escotetha llamado Abanca Holding Hispania, no son comparables con las del año pasado, que se presentaron entonces como Banesco Holding y, además, se incluyeron en la AEB (Asociación Española de Banca) en vez de en la CECA. De hecho, no remite resultados trimestrales a la CNMV, al contrario que el resto de las antiguas cajas.

En todo caso, estos resultados recogen el negocio habitual de Abanca en España más allá de los epígrafes contables que llevaron al 'holding' a dar un beneficio mayor que el de BBVA en 2014, que es el que mandó a la Autoridad Bancaria Europea para su examen anual. Y aunque es cierto que todas las antiguas cajas han presentado unos malos resultados por culpa del entorno de tipos de interés en mínimos y el fin de la operativa con deuda pública, los de la entidad gallega son los más preocupantes del grupo.

Las demás también caen, pero mucho menos

El presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel. (EFE)
El presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel. (EFE)

El resultado neto (aunque a nivel consolidado) de Unicaja cayó el 63,6% hasta septiembre, el de Ibercaja, el 73,1% y el de BMN, el 29,7%. Ahora bien, en el caso de la caja presidida por Braulio Medel -que quiere salir a bolsa en el primer trimestre de 2016-, se explica porque el año pasado se apuntó como beneficio todo el fondo de comercio negativo ('badwill') generado al comprar Ceiss por debajo de su valor en libros; pero su margen de intereses 'solo' (y es bastante) baja el 9,5%.

La entidad aragonesa sufre un desplome de su operativa en deuda pública y, lo más importante, casi duplica sus previsiones; el citado margen baja el 8,6%. Finalmente, el banco que preside Carlos Egea maquilla con créditos fiscales un descenso del 58,9% del beneficio antes de impuestos; en este caso, el margen se hunde el 17,6%.

Bajan las comisiones y ¡suben los gastos!

Y si lo de BMN es preocupante, mucho más lo de una Abanca, donde este se desploma el 27,9%, la mayor caída de las entidades relevantes españolas. Además, no es la única señal de alarma: las comisiones también bajan -aunque moderadamente- pese a que la entidad publicita grandes captaciones tanto de depósitos como de fondos de inversión. Los resultados por operaciones financieras caen el 22%, también por el fin de las reservas de deuda pública compradas en la época del rescate, con la prima de riesgo a 600 euros, y que la banca ha vendido en los últimos años con pingües beneficios.

La caída del margen bruto se sitúa en el 20% y aquí aparece otro de los elementos llamativos de las cuentas de Abanca: los gastos suben (un 6,5% los generales y un 4,6% los de personal) cuando todo el sector está haciendo esfuerzos ímprobos por reducirlos, y tanto el Banco de España como el BCE insisten en la imperiosa necesidad de mejorar la eficiencia como única vía de mantener la rentabilidad ante la caída de márgenes. 

Por fin incrementa las provisiones

Finalmente, este año Abanca se ha visto obligada a incrementar las provisiones -que restan al resultado-, dado que el año pasado, el primero tras la venta a Banesco, las redujo drásticamente; de hecho, llegó a desdotar provisiones, es decir, a liberar las que había constituido el FROB con dinero público al frente de Novagalicia y apuntárselas como beneficio. Hasta septiembre, las pérdidas por deterioro de activos financieros crecen el 209%, con lo que el resultado de explotación se derrumba un 55,2% hasta 199,6 millones.

Finalmente, el beneficio neto baja el 52,6% hasta 145,07 millones tras restarse unos impuestos de 61,8 millones. Habrá que ver al cierre del ejercicio si a nivel consolidado vuelve a apuntarse como beneficio los créditos fiscales que tiene en balance (es decir, si incrementa su beneficio con lo que Hacienda le tiene que 'devolver'); en 2014, se anotó 719,9 millones por este concepto.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios