Es la antigua sede de grupo Planeta

Abanca compra un Palacete en el elitista Paseo de Recoletos para su sede en Madrid

La entidad controlada por Juan Carlos Escotet acaba de cerrar la compra de la Casa-Palacio ubicada en el número 4 del Paseo de Recoletos, antigua sede de Planeta y nuevo cuartel general del venezolano

Foto: Edificio de Recoletos 4
Edificio de Recoletos 4

Una histórica Casa-Palacio de principios del siglo pasado ha sido el edificio elegido por Abanca para abrir su sede en Madrid. La entidad gallega acaba de llegar a un acuerdo para adquirir el número 4 del Paseo de Recoletos, un inmueble de 3.704 metros cuadrados, recién reformado y por el que ha pagado 44 millones de euros.

La operación, que ha estado asesorada por Aguirre Newman, ha batido hasta las expectativas del propio vendedor, el fondo alemán GLL Real Estate, que adquirió este inmueble hace tres años por un precio medio de 6.000 euros por metro cuadrado, según confirman fuentes del mercado.

Esta Casa Palacio albergó las oficinas de Grupo Planeta en Madrid hasta finales de 2013, momento a partir del cual se puso en marcha una reforma integral del inmueble que también ha sido abordada por la División de Arquitectura de Aguirre Newman, y que ha supuesto rehabilitar todo el edificio, salvaguardando sólo su fachada neogótica.

Recoletos 4
Recoletos 4

Tras esta obra, GLL Real Estate decidió arrancar un proceso de venta que se ha cerrado en pocos meses y que, además de Abanca, ha despertado el interés de otras entidades financieras extranjeras, gracias a que el inmueble cumple a la perfección el papel de edificio representantivo en la zona más elititsta de Madrid tanto para firmas foráneas como para banca privada.

Nuevo escaparate

Sus casi 4.000 metros cuadrados de superficie se reparten en planta baja, semisótano, cinco plantas en altura y tres de sótano con una veintena de plazas de garaje. La cúpula, con una imponente cuádriga del dios Helios, es el signo diferencial del inmueble y se remonta hasta mediados de los años 20 del siglo pasado, cuando el por entonces propietario del edificio, la compañía de seguros La Aurora, decidió este poner ornamento como símbolo de la potencia económica de la entidad.

Coincidencias del destino, noventa años después es otra entidad financiera la que se ha hecho con este edificio y, en un momento en el que los grandes bancos nacionales se están marchando a la periferia de la ciudad, Abanca ha apostado por hacerse con uno de los inmuebles más ostentosos del centro de la capital, y utiilizarlo como su mejor escaparate.

Abanca es el nombre con el que fue rebautizada la antigua Novagalicia tras ser adquirida por la entidad venezolana Banesco, controlada por Juan Carlos Escotet. En sus entrañas descansa también Banco Etcheverría.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios