'caso gowex'

CNMV, MAB y EY, incapaces de destapar a Gowex en 2010 pese a los avisos del Sepblac

Lo tuvieron delante. Advertidos por un informe del Sepblac, los reguladores y el asesor registrado podían haber descubierto el fraude de Gowex en 2010. Pero no lo hicieron

Foto: El expresidente y exconsejero delegado de Gowex, Jenaro García, en el acto de salida a bolsa de la compañía en marzo de 2010. (EFE)
El expresidente y exconsejero delegado de Gowex, Jenaro García, en el acto de salida a bolsa de la compañía en marzo de 2010. (EFE)

El fraude de Gowex fue destapado en julio de 2014 a raíz de un particular informe en el que la firma estadounidense Gotham City Research denunciaba las trampas contables diseñadas por el presidente de la compañía española, Jenaro García. La historia, sin embargo, hubiera sido muy distinta si la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y el asesor registrado de la empresa tecnológica, Ernst & Young Servicios Corporativos, se hubieran tomado más en serio otro informe, esta vez elaborado por el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac).

Este documento vio la luz en 2010, el año en el que los títulos de la empresa desembarcaron en el MAB, y en él se advertía, según varias personas que lo han leído y según la documentación que ya obra en poder del juez encargado del caso Gowex en la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, de la posibilidad de que Gowex estuviera realizando operaciones falsas para inflar sus cifras de negocio. Es decir, maniobras contables encaminadas a mostrar un aspecto más atractivo con el fin de atraer a los inversores. 

Primer destino: la CNMV

El informe de Sepblac tuvo como destinatario a la CNMV. A partir de su recepción, el director general de mercados del supervisor, Ángel Benito Benito, envió una carta al director gerente del MAB, Jesús González Nieto-Márquez, con fecha de 8 de octubre de 2010. "La CNMV ha tenido conocimiento de supuestas irregularidades contables en Let's Gowex en relación a la posibilidad de existencia de operaciones ficticias de venta y compra con el supuesto objetivo de inflar la cifra de negocio de la sociedad", se lee en la misiva. Más en concreto, cita las operaciones circulares entre Gowex u otras empresas del grupo con otras sociedades como BPC 21 Telecom Networks o Seasuntel

En ningún caso, eso sí, la carta de Ángel Benito hace referencia a quién ha puesto en conocimiento de la CNMV esas supuestas irregularidades. Sin embargo, distintas fuentes consultadas por El Confidencial confirman que el origen de esta misiva es el informe del Sepblac. 

A continuación, la CNMV reconoce que "no ha contrastado en absoluto la veracidad de las informaciones ni tiene las competencias legales para hacerlo, al ser sociedades que no cotizan en un mercado secundario". Y añade: "Sin embargo, consideramos que, como rectora del Mercado Alternativo Bursátil, la información puede resultar de interés para ustedes, en la medida en la que, de confirmarse, podría afectar a la exactitud y veracidad de los estados financieros que ese emisor pone a disposición del mercado en cumplimiento del reglamento del MAB". 

Sobre esta base, realiza un requerimiento de información al MAB sobre este asunto con la petición adicional de que le mantenga informado. "Especialmente, por si pudiera derivarse alguna conducta que supusiese incumplimiento de las normas sobre abuso de mercado establecidas en la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores", recalca la CNMV, porque en ese caso sí entraría dentro de sus competencias en función de lo dispuesto por la Ley del Mercado de Valores.

Por tanto, la CNMV, entonces presidida por Julio Segura, deriva el caso al MAB. Como esta plataforma es un sistema multilateral de negociación, y no un mercado secundario oficial, la Comisión interpreta que la supervisión corresponde al Mercado Alternativo y que, en todo caso, solo actuaría si se descubre ese abuso de mercado. De este modo, desde una etapa ya temprana -el segmento de Empresas en Expansión del MAB se constituyó en 2008 y la primera empresa en cotizar llegó en 2009- se observa la confusión en cuanto a las tareas de supervisión, a pesar de que en el Reglamente del MAB se menciona que "el Mercado, sus Miembros y entidades participantes estarán sujetos a la supervisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores". 

Del MAB a Ernst & Young

Tal como se recoge en la documentación a disposición del juez Pedraz, el mismo 8 de octubre Jesús González Nieto-Márquez envía a su vez otra carta a Francisco González Carrera, de Ernst & Young Servicios Corporativos, en su calidad de asesor registrado de Gowex, en el que comparte la notificación recibida por la CNMV. "El MAB no dispone de información que permita analizar la relevancia de esas eventuales informaciones", reconoce el director general del Mercado Alternativo. Y precisamente para eso se pone en contacto con Ernst & Young. "Le solicitamos que realice las gestiones oportunas con Let's Gowex para que nos remita a la mayor brevedad cuanta información obre en su poder" con relación a las operaciones y las sociedades mencionadas por la CNMV. 

Ernst & Young atendió el encargo del MAB y el 3 de noviembre le remitió un informe de seis páginas en el que detallaba la documentación que enviaba al Mercado, en la que figuraban copias de asientos contables, contratos o extractos bancarios. Eso sí, el asesor registrado también matiza que "en el alcance de la respuesta al requerimiento recibido no se ha incluido la verificación de la autenticidad ni la exactitud de la documentación e información citadas, ni otras comprobaciones, distintas de las descritas". 

Como matiz, precisa que Gowex, según lo acordado en una sesión del Consejo de Administración mantenida el 29 de abril de 2010, introducirá cambios contables para no computar como ingresos la actividad de la mera intermediación de Gowex Telecom. Es decir, una de las maniobras habituales de Jenaro García, consistente en reconocer que a lo mejor algo de lo que ha hecho no es del todo correcto, pero que tampoco tiene mayor importancia y que él mismo se encargará de corregirlo. Y en este caso, como antes con la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), le salió bien. 

Pero ni siquiera el anuncio de este cambio contable dio lugar a más pesquisas. Francisco González Carrera envió la documentación al MAB y el MAB puso en conocimiento de la CNMV las conclusiones obtenidas. "A la vista de la información facilitada por el Asesor Registrado de Let's Gowex (...) no se han apreciado factores que pudieran afectar a la exactitud y veracidad de los aludidos estados financieros, ni datos que incidan en la negociación de Let's Gowex en el Mercado Alternativo Bursátil y recomienden revisar o reconsiderar su continuidad", afirma la carta que el MAB envía a la CNMV el 23 de novienbre de 2010. "Tampoco hemos advertido en la información que se nos ha facilitado datos o elementos que apuntasen a un eventual incumplimiento de las normas sobre abuso de mercado", añade. 

"Se está protegiendo a alguien"

Lo que no destaparon las investigaciones de 2010, motivadas por el informe del Sepblac, lo ha acabado descubriendo el escándalo surgido por el informe de Gotham. Porque el falseamiento contable, con uso de empresas pantalla y facturación circular, y el manejo de de información relevante que depara en una situación de abuso de mercado figuran entre los delitos que el juez Pedraz imputa a Jenaro García.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

"Es curioso cómo en 2010 se alcanzan esas conclusiones cuando en las distintas cartas queda claro que nadie, ni la CNMV, ni el MAB ni el asesor registrado, verificó nada", denuncia un abogado que representa a varios accionistas particulares de Gowex. "Es una dejadez absoluta y una falta de diligencia que ponen de manifiesto una mala regulación y un mal sistema", agrega. La documentación remitida a la Audiencia así lo confirma. Ninguna de las tres partes fue más allá, y las tres dieron por buenas unas explicaciones que procedían de la propia compañía y del auditor -M&A Auditores- porque ninguna de ellas verificó ningún extremo por su cuenta. 

Esa presunta falta de diligencia es la que tratará de examinar ahora el juez de la Audiencia Nacional, quien ya ha convocado a Francisco González Carrera, en calidad de imputado, para que preste declaración el próximo 14 de octubre "con la finalidad de determinar y esclarecer el conocimiento que sobre los hechos investigados tuvo o pudo tener Ernst & Young Servicios Corporativos como asesor registrado de Let's Gowex", según detalla la providencia del juez Pedraz. 

Las acusaciones detectan en este paso el primer indicio de que el caso Gowex podría sumar la vía civil a la ya existente vía penal. Si, en efecto, Pedraz identifica esa falta de diligencia por parte de los supervisores o del asesor registrado, abonaría el terreno para exigir responsabilidades civiles extracontractuales

Sin embargo, en este terreno las acusaciones se muestran cautas. "Llevamos tiempo pidiendo que el informe Sepblac se sume a la documentación. Pero parece que incluso desde la Fiscalía no interesa que sea así. Seguramente, elevaría el grado de las responsabilidades y la sensación que tenemos es que se está protegiendo a alguien al mantener oculto el informe", confiesa una parte implicada en el caso. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios