hA SIDO UNA PRÁCTICA HABITUAL DE LA EMPRESA

Gowex llegó a utilizar a la CMT como 'gancho' para atraer clientes antes de 2006

Jenaro García perseguía un fin: convertir a Gowex en un líder tecnológico mundial. Lo tenía tan claro, que empezó a trabajar en ello, usando los procedimientos que

Foto: Jenaro García, expresidente de Gowex
Jenaro García, expresidente de Gowex

Jenaro García perseguía un fin: hacer de Gowex un líder tecnológico mundial con una capitalización bursátil milmillonaria. Lo tenía tan claro, que empezó a trabajar en ello, usando los medios que entendía oportunos, incluso desde antes de que la compañía fuera Gowex. Es decir, desde que la empresa aún se llamaba Iber Band Exchange, aunque su nombre comercial era Iber-x, una denominación que no cambió hasta 2008. Por entonces aún no cotizaba en bolsa, un hito que se retrasó hasta 2010, pero la esencia de lo que ahora se ha descubierto que ha sido Gowex en verdad ya estaba presente. Porque una de las características de su engaño, el uso de falsos clientes o colaboraciones inexistentes como gancho para atraer otros clientes, ha sido constante en la trayectoria de la sociedad. 

En septiembre de 2006, Teleyecla S.L. envió una denuncia a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) porque consideraba que Iber-x estaba prestando un servicio de operadora de telecomunicaciones para el que no estaba autorizada. Aunque la CMT resolvió que Iber-x no estaba haciendo nada sancionable porque no actuaba como operadora, sino como plataforma de negociación -bolsa- de telecomunicaciones, el contenido del expediente recoge otra información que delata cómo se las gastaba Jenaro García, puesto que certifica que en ese momento ya mentía con los acuerdos o colaboraciones que decía tener para captar clientes.   

Porque según recoge el Expediente de la CMT, en su escrito Teleyecla también quería saber si, como aseguraba Iber-x, "esta empresa [Ibex-x] colabora con la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, ya sea mediante suministro de información como en la creación conjunta de un órgano abierto y neutral, el cual garantice la adecuada ejecución de las operaciones realizadas dentro del mercado así como del mantenimiento de las mismas". Es decir, quería saber si existía en efecto una colaboración entre Iber-x y la CMT -ver el primer documento-, tal como la primera recogía en su página web como ingrediente para avalar su actividad.  

 

Y la CMT fue tajante en su resolución: no existía ninguna colaboración. "A la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones no le consta que exista ningún convenio de colaboración suscrito con la entidad Iber-x, a través del cual, periódicamente, se suministre a esta Comisión información para ayudar a la elaboración de los informes", asegura la CMT. "Por todo ello, se le solicita que borre de su página web dichas referencias sobre la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, así como cualquier otra que se refiera a alguna supuesta relación entre esta Comisión e Iber-x". 

Atendiendo esta solicitud, Jenaro García, en representación de Iber-x, remitió un escrito a la CMT que revela una forma de proceder que ha sido una constante en Gowex, según distintos exdirectivos con los que El Confidencial ha podido contactar. Ese procedimiento consiste en dar por hechas colaboraciones o acuerdos y utilizarlos como elementos de autoridad para atraer clientes solamente por haber tenido encuentros o reuniones y sin que hubiera nada en firme

"[La empresa] alega que cuando Iber-x comenzó su actividad, mantuvo reuniones con personal técnico y directivo de esta Comisión, entre los años 1999 y 2001, que finalmente no llegaron a plasmarse en un acuerdo de colaboración entre ambas entidades", recoge el Expediente. Sin embargo, esa realidad no impidió que Iber-x afirmara en su página web que existía esa supuesta colaboración. 

Acto seguido, el Expediente de la CMT -ver el segundo documento- muestra otra de las características que, según las personas que han trabajado en él, define al expresidente de Gowex: su capacidad para quedar bien incluso cuando debe reconocer un error o una mentira. "Es un encantador de serptientes", afirma uno de esos antiguos cargos directivos. Porque el Expediente de la CMT añade, con las palabras de Iber-x en cursiva: "Y para seguir manteniendo esta buena relación con la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones que existe desde el inicio de su actividad, Iber-x se compromete a proceder de forma automática a borrar y eliminar de su página web toda referencia sobre la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones en la que se mencione que se le suministra información para ayudar a elaborar informes, o que se mantiene alguna relación formal entre ambas entidades (...)". 

Aún no era Gowex; era todavía Iber-x. Pero ese Expediente del año 2006 ya recoge varias de las artimañas básicas de Jenaro García. Y eso que aún no cotizaba. 

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios