la compañía prescinde de carlos lluna

Los impagos y el retraso en las nóminas ponen a Gowex en una situación desesperada

La situación se deteriora por la caída de los puntos de conexión wifi debido a los impagos a los proveedores, por el retraso en el abono de las nóminas y por los cambios en el equipo gestor

Foto: El administrador judicial de Gowex, Javier Solsona.
El administrador judicial de Gowex, Javier Solsona.

Lo que no mejora, empeora. Y Gowex lo está demostrando. Casi un año después de la publicación del informe que destapó la estafa perpetrada por Jenaro García, la realidad de la compañía cada vez es más precaria y su viabilidad cada vez se encuentra más comprometida. Fuentes internas de la empresa aseguran que la situación se está deteriorando por la caída de los puntos de conexión wifi debido a los impagos a los proveedores, por el retraso en el abono de las nóminas y los gastos y por los cambios en el equipo gestor. Todo ello, en medio del secretismo instaurado por el administrador judicial, Javier Solsona. "Esto parece la CIA, con reuniones secretas, puertas cerradas, caras de sospechas y sin que trascienda nada", comentan esas fuentes. 

El deterioro más sensible para la actividad de WifiActiva, que es la marca con la que los gestores de la empresa están intentando reflotar Gowex, tiene que ver con la caída de la mayoría de los puntos de conexión wifi -hotspots- que dependen de que la compañía pague la conexión con el proveedor de ADSL. Como esos pagos no se están realizando, ya hay proveedores que han cancelado el servicio, con el consiguiente impacto sobre el servicio y el negocio de la empresa. "En ciudades como Valladolid o Málaga están todos los puntos caídos; en Madrid, más de la mitad; en Bilbao, solo funcionan 6 de los 40 quioscos en los que debería haber conexión...", aseguran desde dentro de la compañía. "Calculamos que hasta un 80% de los puntos podrían estar inactivos", añaden.

Jenaro García, expresidente de Gowex. (EFE)
Jenaro García, expresidente de Gowex. (EFE)

¿Y el resto? "Los que aún funcionan son aquellos en los que la conexión a la red corre a cargo de los ayuntamientos o en los que los proveedores aún no han cortado la conexión", continúan esas fuentes. Y aún van más allá: "Si los impagos persisten y se cortan directamente los contratos con los servidores, no habrá nada que hacer". 

También con la plantilla

Pero los impagos de Gowex no se limitan a los proveedores. También alcanzan a la plantilla. "Nos deben mayo y vamos camino de que nos deban junio", indican esas fuentes, que también denuncian atrasos en el abono de los gastos de empresa en los que incurren los empleados. 

Aunque no es la primera vez que estos retrasos se producen en el transcurso del último año, la prolongación de esta situación es la que está extendiendo la desesperación entre los empleados. "Por cortar, nos han cortado ya hasta los teléfonos de empresa. Para seguir así, mejor que el juez decrete ya la liquidación", añaden. 

Las quejas sobre Solsona se suceden

Más que una petición, esa alusión al juez Pedraz suena a reproche. No es el primero, porque las quejas al juez se suceden. Desde el entorno del caso, porque entienden que se está tramitando con demasiada lentitud. Y desde dentro de la empresa, porque no se entiende que los despidos, el atraso en las nóminas o la poca claridad con respecto a la viabilidad de la empresa no hayan provocado cambios a la hora de conducir la administración de Gowex. Por el momento, y ante la continua sorpresa de los empleados, Solsona permanece como administrador judicial. 

Un cartel publicitario de Gowex en Madrid. (Reuters)
Un cartel publicitario de Gowex en Madrid. (Reuters)

Relevo en la gestión

El que ya no permanece como consejero delegado es Carlos Lluna. Designado para tomar el relevo a Jenaro García en el puesto de consejero delegado de Gowex tras el estallido del escándalo, esas mismas fuentes afirman que ahora ha sido despedido sin que haya mediado otra explicación que la de "no haber conseguido los objetvos".

La persona que se ocupa ahora de esas funciones es Gerardo Lanzas, aunque todo se mueve dentro del secretismo y de la falta de confirmación oficial que caracteriza ahora a la empresa. ¿Y Solsona? "Él va a lo suyo. A intentar recuperar su dinero, no le importa nada más", denuncian desde dentro de Gowex. 

Las dificultades, por tanto, se multiplican casi un año después de que Gotham City Research alterara para siempre la existencia de Gowex. El 1 de julio de 2014, Gotham publicó un informe en el que valoraba las acciones de la empresa española a 0 euros y en el que denunciaba que la compañía había inflado sus cuentas. Suspendida de cotización dos días después -hoy sigue sin cotizar-, el escándalo quedó confirmado cuando el 6 de julio el expresidente y fundador de la firma, Jenaro García, confesó que había falseado las cuentas durante años. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios