Participarán de manera directa

Los hermanos Del Pino rompen su pacto en Ferrovial y se reparten el 40% de la empresa

Los cuatro hermanos que estaban en Portman Baela -Rafael, María, Leopoldo y Joaquín- han llegado a un acuerdo para deshacer esta sociedad y que cada uno participe de manera individual en Ferrovial

Foto: Rafael del Pino
Rafael del Pino

Portman Baela y Karlovy, sociedades a través de la cuales la familia del Pino controla el 40,8% de Ferrovial, han dejado de ser el primer accionista de la compañía. Los cuatro hermanos que todavía participaban en estas instrumentales, Rafael, María, Leopoldo y Joaquín (todos salvo Fernando) han llegado a un acuerdo para repartirse las acciones del grupo de infraestructuras, que a partir de ahora ostentará cada uno de ellos de manera individual, lo que deja sin efecto los pactos de accionistas que tenían hasta ahora.

El mayor de los hermanos, y presidente de Ferrovial, Rafael del Pino y Calvo Sotelo, pasará a ostentar el 20,1% de la compañía, participación que controlará a través de la sociedad Rijn Capital. Leopoldo tendrá el 8,29% a través de Siemprelara; María poseerá el 8,090% con la instrumental Menosmares; mientras que Joaquín, tendrá en Soziancor SLU el 2,524% de Ferrovial. Además, María y Joaquín son titulares de otro 1,209% a través de Casa Grande de Cartagena, Family Office de la saga del que también se han ido separando varios de los hermanos.

La operación se ejecutará en dos fases: una primera, que se ha efectuado hoy mismo, a la que seguirá otra el próximo viernes 7 de agosto. En resumen, la operativa consiste en que Portman Baela vende a sus socios directos e indirectos -Menosmares, Rijn Capital, Soziancor y Siemprelara- la totalidad de los 301,13 millones de títulos que tiene de Ferrovial, en proporción a sus respectivas participaciones. En paralelo, Karlovy realiza una operación similar sobre las 18.426 acciones de Ferrovial de las que es titular directo a las mismas sociedades.

Sede de la Fundación Rafael del Pino
Sede de la Fundación Rafael del Pino

Con este movimiento, se completa un proceso iniciado hace casi una década, en el verano de 2006, cuando los cinco hermanos Del Pino, para evitar que sus diferencias perjudicaran a la compañía, acordaron una venta de acciones entre las dos sociedades a través de las cuales controlaban el grupo de infraestructuras, Casa Grande de Cartagena y Portman Baela, operación por la cual la primera vendió el 17,777% que tenía de Ferrovial a la segunda a un precio un 32,6% inferior al precio de cotización de aquel momento.

A este reparto accionarial le siguió otro de cargos: Rafael se consolidó como el sucesor de su padre al frente del grupo, Leopoldo se quedó acompañándole como director general de Ferrovial Aparcamientos hasta que se vendió esta filial, aunque este hermano sigue ligado al negocio de los parking fuera de la empresa familiar, Joaquín se centró en Pactio Gestión; María tomó las riendas de la Fundación Rafael del Pino y Fernando optó por gestionar su fortuna a través de su propia sociedad.

De hecho, el pasado noviembre, y dentro de todo este movimiento de reorganización de las participaciones familiares, Rafael acordó con Mediobanca y Morgan Stanley la compra a futuro, a través de un derivado, del 3,1% del capital de Ferrovial que Fernando había comunicado que deseaba vender. Nueve meses después, el presidente del grupo ha entregado a los citados bancos de inversión ese paquete, que finalmente no se quedará, un movimiento que le permite recuperar un 0,65% de la compañía que las entidades se habían quedado en préstamo.

Los títulos de Ferrovial han cerrado hoy en bolsa a un precio de 21,83 euros por acción, tras haberse anotado una caía del 1,98%. La capitalización total de la compañía asciende a 16.103 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios