suma 15.000 plazas

Leopoldo del Pino reconstruye en silencio su imperio de aparcamientos con Iberpark

Su pasado en Cintra y Empark avalan al empresario, que está a punto de cerrar un año en el que, sin hacer ruido, se ha consolidado como operador del sector

Foto: Leopoldo del Pino ha puesto en marcha Iberpark después de salirse de Empark (aparcamiento de esta sociedad en la imagen)
Leopoldo del Pino ha puesto en marcha Iberpark después de salirse de Empark (aparcamiento de esta sociedad en la imagen)

Leopoldo del Pino, uno de los empresarios que mejor conoce el sector de los aparcamientos gracias a su pasado en Cintra y Empark, ha decidido pisar el acelerador para reconstruir su imperio en este mercado. Tras más de un año trabajando discretamente, en el que ha podido testar con detalle el negocio, el accionista de referencia de Ferrovial y hermano del presidente del grupo de infraestructuras, Rafael del Pino, ha decidido entrar a fondo en la partida que se está jugando en el negocio de los parkings, inmerso en un profundo proceso de consolidación.

El empresario está a punto de cerrar un fructífero ejercicio en el que, sin hacer ruido, ha conseguido alcanzar las 15.000 plazas de aparcamiento, según fuentes del mercado, a través de la sociedad Estacionamientos Iberpark, lo que supone pasar de cero a cien en poco tiempo y poder empezar a soñar con mirar a la cara a empresas del tamaño de Isolux Aparcamientos, que con 25.000 plazas figura entre las compañías que hacen de eslabón entre los gigantes del sector y un nutrido grupo de medianos negocios familiares.

Aunque Iberpark se constituyó en febrero de 2013 con antiguos profesionales de Cintra que también acompañaron a Del Pino en Empark cuando esta compró el negocio de parkings de la filial de Ferrovial, ha sido en este ejercicio cuando ha pisado el acelerador. Concesionario de la zona ORA en localidades como las onubenses Isla Cristina, Punta Umbría, Moguer y Matalascañas, también se ha hecho con el aparcamiento del Puerto Deportivo de Fuengirola durante los próximos cinco ejercicios.

Suma y sigue, porque de esta pasada primavera es la decisión del Ayuntamiento de Vitoria de adjudicarle el parking de la plaza de Santa Bárbara, junto a El Corte Inglés de la ciudad, por un canon de 918.947 euros al año, victoria que estuvo a punto de repetir en León hace apenas dos meses, pero el consistorio terminó dando el aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor a una UTE formada por Sogesel y Emserco.

El crecimiento que está consiguiendo Iberpark tiene un claro reflejo en las cinco ampliaciones de capital que ha llevado a cabo la compañía en este 2014 que está a punto de terminar y en el refuerzo de su primera línea directiva, con la incorporación de Irene Massana, hasta este año responsable de Asesoría Jurídica en Empark y también formada en Cintra, que junto a Juan Manuel Mogarra y Del Pino conforman el nuevo consejo de administración de la sociedad, que ha sustituido a la figura de administrador único que había hasta hace unos meses.

Vocación de liderazgo

Mogarra ha acompañado a Leopoldo del Pino desde el principio en esta aventura, donde lleva la riendas ejecutivas como director general de una compañía que, desde su fundación, se ha marcado como visión llegar a ser un líder en el sector de los parkings con la carta de presentación que supone contar con un equipo que siempre ha trabajado en compañías líderes de este mercado y con más de 15 años de experiencia.

Sobre esta base, Iberpark apuesta por las nuevas tecnologías ligadas al negocio de los aparcamientos para poder hacer una gestión más efectiva que permita reducir costes y afinar así más sus ofertas en un momento en el que las Administraciones Públicas, su principal cliente, están especialmente necesitadas de rebajar las facturas que pagan a sus diferentes proveedores y concesionarios.

Leopoldo del Pino está a punto de cerrar un fructífero ejercicio en el que, sin hacer ruido, ha conseguido alcanzar las 15.000 plazas de aparcamiento, según fuentes del mercado, a través de la sociedad Estacionamientos Iberpark

Con este objetivo, en marzo de este mismo año, Del Pino fundó la empresa Movicity Sistemas, especializada en desarrollos informáticos, electrónicos y de telecomunicaciones para aplicaciones relacionadas con la movilidad o el tráfico. El empresario completa su nueva apuesta por este negocio con la sociedad Aparcar, centrada en la actividad inmobiliaria que suele acompañar a este negocio.

Vuelo en solitario

El arranque de Aparcamientos Iberpark se enmarca en la decisión tomada por Leopoldo del Pino, hace dos años, de empezar a volar solo. Coincidiendo con su salida como consejero de Casa Grande de Cartagena, la sociedad patrimonial de la familia Del Pino, y la venta del 17% que tenía en Lolland, otra instrumental de la saga, el empresario abandonó también Empark, por diferencias con el resto de socios, y empezó a diseñar su nueva sociedad de aparcamientos.

Aunque la constitución oficial de Iberpark se remonta hasta febrero de 2013, no ha sido hasta este ejercicio cuando la compañía ha pisado el acelerador tanto en la incorporación de nuevos profesionales, como en el logro de contratos y en el arranque de su nueva sede, todos ellos movimientos que ha llevado a cabo sin hacer ruido.

Esta nueva apuesta ha discurrido en paralelo al lanzamiento de la nueva sicav del empresario, Tosqueta de Inversiones, que cuenta con un patrimonio de 102 millones de euros. Leopoldo del Pino también está detrás de Swift Inversiones, otra sociedad de inversión de capital variable que cuenta con 144 millones de euros.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios