SU 'HOLDING' AGROLIMEN VUELVE A LOS BENEFICIOS

La familia Carulla deja atrás dos años de números rojos gracias a la venta de Arbora

Agrolimen, el holding de la familia Carulla, ha vuelto a los beneficios en 2013, después de haber obtenido 800 millones de euros por la venta de su 50% de Arbora

Foto: La familia Carulla deja atrás dos años de números rojos gracias a la venta de Arbora

Agrolimen, el holding de la familia Carulla, ha vuelto a los beneficios en 2013, después de haber obtenido 800 millones de euros por la venta de su 50% de Arbora, el imperio de las compresas y la higiene femenina. En las cuentas depositadas en el registro mercantil por Agrolimen se registran beneficios de 9 millones.

Esta cifra contrasta con las pérdidas del holding en 2012, cuando registró números rojos de 36 millones de euros y con los 122 millones que los Carulla perdieron en 2011.

Agrolimen es un conglomerado empresarial que no cotiza en bolsa y que está presidido por Artur Carulla. Más conocidos por ser los propietarios de Gallina Blanca, el grupo controla también otras dos ramas de actividad importantes: la alimentación animal –Affinity– y los restaurantes de comida rápida de Eat Out Group, que incluyen marcas tan conocidas como Pans & Company, Bocatta o FresCo.

Las empresas participadas por el grupo facturan más de 1.200 millones de euros. Los Carulla, además, siempre han apoyado asociaciones vinculadas al catalanismo cultural como Òmnium Cultural o el Palau de la Música.

En un momento de caída del consumo, los beneficios de Agrolimen coinciden con la operación por la que los Carulla vendieron la joya de la corona y su participación más rentable: Arbora. Sacaron 800 millones por esta venta, pero no se sabe qué parte de dicha cantidad fue contabilizada como plusvalía porque Agrolimen no presenta cuentas consolidadas.

Artur Carulla (d) y el ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)
Artur Carulla (d) y el ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)

A la venta de Arbora ha seguido una concentración de los Carulla en sus negocios estratégicos y una retirada de las inversiones marginales. Así, Quercus, el grupo de capital riesgo, ha sido liquidado, tras generar importantes pérdidas. También vendió en 2013 su empresa de cavas Mont-Ferrant al grupo Parxet, si bien el volumen de negocio de esta firma resultaba más bien marginal.

Apuesta por sus negocios clave

Al mismo tiempo, los Carulla han apostado por sus negocios clave. Así, compraron a los italianos Fossati su parte de Star, de manera que ahora Gallina Blanca y Star están controladas al 100%. También han reforzado la línea de alimentación animal de Affinity. Affinitty se ha internacionalizado adquiriendo el 50% de la firma estadounidense Nature’s Variety –que factura unos 100 millones anuales–­ y también el 50% de Mogiana Alimentos, en Brasil. El volumen de negocio de la división de alimentos para mascotas suma 300 millones de volumen de negocio.

Los Carulla, desde la época del padre, Lluís Carulla, siempre han sido muy aficionados a controlar empresas al 50% con otros socios y luego al cabo del tiempo comprar o vender su parte.

Amortización de capital

Ante la falta de dividendos en los últimos años, la familia catalana ha optado por otras fórmulas para retribuir a los accionistas, que sólo son los hermanos Carulla y dos sociedades radicadas en Holanda –Merimare Investments Amsterdam B.V y Venelpark B.V.– y que también controlan Artur Carulla y sus hermanos.

Así, a finales del año pasado amortizaron 37 millones de euros de capital en acciones de Agrolimen como compensación por las acciones propias que la sociedad había adquirido previamente.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios