La media supera la edad de jubilación

Radiografía de los españoles de 'Forbes': veteranos, herederos y poco tecnológicos

Por segundo año consecutivo, la cabecera estadounidense Forbes ha elaborado su ranking específico sobre los más ricos de España

Por segundo año consecutivo, la cabecera estadounidense Forbes ha elaborado su ranking específico sobre los más ricos de España. Y otra edición más, como cabe esperar, el español más opulento entre los ricos es el empresario gallego Amancio Ortega, máximo accionista de Inditex, a quien atribuyen un patrimonio de 46.000 millones de euros. Y junto a él, en el pódium de los milmillonarios, otros dos empresarios de éxito, Rafael del Pino y hermanos (Ferrovial), y Juan Roig (Mercadona), ambos con fortunas por encima de los 6.000 millones.

Más allá de los nombres, fáciles de adivinar en las primeras decenas (Andic, Villar Mir, Botín, Jove, Riberas, Masaveu, March, Mahou, Entrecanales, Carulla, Koplowitz…), la lista de los 100 españoles más ricos refleja cómo es la configuración de la gran empresa nacional. En este sentido, al contrario que en países como EEUU, según la radiografía de Forbes ninguno de los más ricos está vinculado al sector tecnológico, la media de edad es relativamente elevada (67 años) y una gran parte son herederos o forman parte de un grupo familiar.

Los millonarios españoles han hecho fortuna en sectores tan dispares como el textil, la distribución, construcción, alimentación, bebidas, siderurgia, el turismo, la ingeniería… pero ninguno ha conseguido amasar su dinero a través de vectores tecnológicos. Los protagonistas empresariales en este campo (telecomunicaciones, informática, internet o redes sociales) habitan desde hace décadas al otro del lado del Atlántico e incluso, durante los últimos años, en el pujante polo asiático. Por lo general, salvo alguna excepción, nuestros ricos han vivido de espaldas a la vanguardia.

Otro aspecto significativo tiene que ver con la fecha de nacimiento. La media del top cien supera la edad de jubilación, demostrando que entre los más ricos españoles se encuentra un número destacado de septuagenarios en adelante que llevan al frente de sus negocios toda una vida, como puede ser el caso de Ortega, Villar Mir, Jove, Llado, Luengo o Hinojosa, por citar sólo algunos. Sólo hay nueve ricos con menos de 50 años y en la mayoría de los casos se debe a su condición de herederos, no a la figura de emprendedor que ha triunfado vertiginosamente.

Todas estas particularidades tienen que ver en gran parte con la condición de empresa familiar que caracteriza al perfil de la gran fortuna española, bien sea en su vertiente de actividad empresarial mantenida a lo largo de varias generaciones (Barceló, Escarrer, Puig, Carceller, Pascual o Godia) o en la de millonarias fortunas heredadas (Mora Figueroa, Thyssen, Fitz-James Stuart, Abelló, Areces u Ortega). Tan sólo el cubano Leopoldo Fernández Pujals (primero Telepizza, luego Jazztel) es capaz de salirse del rígido patrón del multimillonario con ADN español.

Amancio Ortega se mantiene como el más rico de España

Vídeo: Amancio Ortega se mantiene como el más rico de España

También llama poderosamente la atención cómo siete años después del pinchazo de la burbuja inmobiliaria y posterior crisis financiera casi no quedan inmobiliarios en el top ten de Forbes. Tan sólo el controvertido Enrique Bañuelos (Astroc) y Marcos Fernández Fermoselle (Parquesol) mantienen el tipo entre las nuevas generaciones de ladrilleros, aunque retirados del negocio, con patrimonios en torno a 500 millones, mientras que otros millonarios del gremio son los veteranos Josep Lluis Núñez (Núñez i Navarro), con 400 millones, y Nicolás Osuna (Noga), con 375.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios