POR LA CONTABILIZACIÓN DE UNA OPCIÓN DE COMPRA

Hacienda ya castigó a Josep Pujol por 'error' fiscal en la venta de Europraxis a Indra

La Agencia Tributaria expedientó al hijo del expresidente de la Generalitat al intentar pagar menos impuestos por la venta de su empresa a Indra

Foto: Josep Pujol Ferrusola, destacado por un círculo gris. (EFE)
Josep Pujol Ferrusola, destacado por un círculo gris. (EFE)

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) sigue la pista de Josep Pujol Ferrusola por la compra y venta de Europraxis a Indra por supuestos delitos de blanqueo de capitales. Una investigación que ya ha encontrado un hilo de donde tirar: la sanción que el Ministerio de Hacienda le impuso al hijo del expresidente de la Generaliat por desavenencias fiscales a la hora de tributar por una operación valorada en 44 millones.

Según han confirmado distintas fuentes, Josep Pujol y el resto de accionistas mayoritarios de Europraxis fueron expedientados por el traspaso de la consultora a Indra al contabilizar de forma errónea la opción del 75% del capital al grupo presidido por Javier Monzón. La empresa de tecnología de la información adquirió primero un 25% y meses después completó la compra con la adquisición del restante porcentaje de la compañía.

Esa participación estaba modulada como una opción de venta a favor de los directivos de Europraxis, que trataron de ahorrarse varios millones de euros a la hora de finiquitar fiscalmente la operación. Sin embargo, Hacienda discrepó de la contabilización de esta opción y les impuso una penalización que fuentes próximas al caso han preferido no cuantificar. Teniendo en cuenta que esa opción ascendía a 33 millones de euros, el 75% del importe total de la compraventa, la penalización fue significativa.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

Además, Hacienda puso el foco en las cuentas de Europraxis por un contrato de suministro de una compañía holandesa, un proveedor que esta consideraba uno más, pero sobre el que la Agencia Tributaria detectó presuntas irregularidades. Las salvedades de Hacienda fueron tomadas en consideración por los directivos de la consultora del hijo de Pujol, que aceptaron pagar el castigo.

No obstante, dos de los principales ejecutivos no firmaron en conformidad las actas de Hacienda y comenzaron una batalla que, después de trece años, ha tenido su último capítulo. Los dos accionistas de Europraxis que se rebelaron contra la Agencia Tributaria fueron Javier Piera y Joan Vergés, dos directivos que posteriormente llegaron a ser directores generales de Indra. El primero falleció en 2009, pero el segundo continuó con su cruzada hasta ganar un juicio tras otro.

Javier Monzón, presidente de Indra. (EFE)
Javier Monzón, presidente de Indra. (EFE)

Josep Pujol, junto al hijo del alcalde de Barcelona, Xavier Trias, es de los pocos primeros espadas de Europraxis que aún trabajan en el grupo dirigido por Monzón. El hijo del expresidente de la Generalitat, economista por ESADE y MBA por la Universidad de Nueva York, sigue como responsable comercial de Europa de Indra. Piera, que en su día era candidato a ser consejero delegado, murió en 2009 de forma repentina. Por su parte, Vergés, que llegó a ser director general, fue despedido por Monzón hace dos años. Por último, Manel Brufau, que no pertenecía a Europraxis, pero sí al clan de los catalanes, como se los conoce en la multinacional, es el responsable de Cataluña.

Todos ellos están expectantes por la decisión de la UDEF de profundizar en aquella operación, que se convirtió en la puerta de entrada para Indra en la Generalitat de Cataluña. Tras la compra, la compañía multiplicó por cerca de tres los contratos con el Gobierno de la Plaza de Sant Jaume, una de las principales sospechas de la unidad antifraude de la Policía.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios