UN EDIFICIO POR MAS DE 20 MILLONES DE EUROS

Alfredo Coto, el Juan Roig argentino, se suma al furor del ladrillo en la Castellana

Hijo de un carnicero gallego, emprendedor en la década de los 70 y propietario de la mayor cadena de supermercados de Argentina en pleno siglo XXI.

Foto: Alfredo Coto.
Alfredo Coto.

Hijo de un carnicero gallego, emprendedor en la década de los 70 y propietario de la mayor cadena de supermercados de Argentina en pleno siglo XXI. El empresario Alfredo Coto, cuya suerte en el mundo de los negocios puede compararse a la del valenciano Juan Roig y su cadena Mercadona, ha decidido mirar a España para invertir una pequeña parte de su fortuna personal. Y como otros muchos millonarios latinoamericanos, el ladrillo ha sido su primera elección para entrar en nuestro país.

La semana pasada, el fundador y propietario de Coto Supermercados rubricó la compra de un edificio en el madrileño Paseo de la Castellana 16, uno de los inmuebles que ocupa el ICEX como sede corporativa, por cerca de 20 millones de euros, según fuentes del mercado. De esta manera, la familia argentina adquiere su primer y distinguido trofeo en el circuito inmobiliario existente en la capital, exactamente en el eje norte-sur, el más cotizado entre los inversores tanto en su versión de oficina, comercial u hotelero.

Aunque el comprador final ha sido la familia Coto, la operación fue originada por la española Renta Corporación. Asesorada por la consultora CBRE, la inmobiliaria de Luis Hernández consiguió hacerse con una opción de compra sobre el inmueble del Paseo de la Castellana 16, que luego ofreció al empresario argentino como inversor y propietario último, de modo que el edificio no llegó a salir a mercado para un proceso de venta ordenado. Un ángulo local y dinero extranjero, la combinación más habitual en el mercado.

Paseo de la Castellana. (Efe)
Paseo de la Castellana. (Efe)

A partir de ahora, el papel de Renta Corporación pasará a centrarse en la gestión del inmueble para su reposicionamiento. En la actualidad, el edificio tiene como inquilino al ICEX, un organismo público que también ocupa el edificio contiguo Paseo de la Castellana 14. Dado el nivel de protección del inmueble, la firma española se encargará de canalizar a través del Ayuntamiento de Madrid la propuesta de cambio de uso, un riesgo jurídico que un inversor institucional tal vez no habría podido asumir.

Aun así, el Paseo de la Castellana es sólo una parada más en la carrera inmobiliaria de la familia Coto de su país de origen, amenazado por una inminente situación de impago. No en vano, hace menos de dos semanas, el empresario adquirió un solar en Miami por 125 millones de dólares. Ubicado en la Bahia de Biscayne, la transacción alcanzó una cifra récord en el sur de Florida, según la consultora CBRE, que también intermedió en esta operación, según publicó el Nuevo Herald el pasado 17 de julio.

Con esta inversión, la familia Coto sigue la estela de otras grandes fortunas latinoamericanas que han adquirido inmuebles en España desde hace dos años aprovechando las rebajas en precios y el factor euro respecto a sus monedas locales. Hasta ahora, mexicanos (sede de IBM), chilenos (Plaza de la Lealtad 2) y venezolanos (Centro Comercial M-40) habían probado suerte. El último millonario en sumarse a esta corriente tiene pasaporte argentino y el mismo corte profesional que Juan Roig. Seguro que no será el último.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios