ESTE MES SE DESIGNARÁN LOS BANCOS DE LA OPV

El Gobierno nombra a Álvaro Nadal nuevo ‘piloto’ de la privatización de Aena

el jefe de la Oficina Económica de Presidencia, Álvaro Nadal, liderará la comisión ejecutiva de Enaire, entidad pública encargada de privatizar Aena

Foto: El jefe de la Oficina Económica de la Moncloa, Álvaro Nadal (EFE)
El jefe de la Oficina Económica de la Moncloa, Álvaro Nadal (EFE)

El zar económico de la Moncloa, Álvaro Nadal, será el encargado de pilotar la privatización de Aena. El principal asesor económico de Mariano Rajoy acaba de ser nombrado nuevo vocal de Enaire, denominación de la entidad que actuará como gestor para la venta del operador aeroportuario ahora bajo control del Ministerio de Fomento. La salida a bolsa de Aena está prevista para el próximo otoño y tomará cuerpo a partir de la nominación de los bancos colocadores y de los asesores legales, que tendrá lugar dentro de este mes de julio.

El Gobierno ha establecido una clara división jurídica dentro del Grupo Aena con el fin de preparar la pista de despegue que supondrá la entrada de un 49% de capital privado en la empresa encargada de operar los aeropuertos españoles. Para ello ha definido una reestructuración patrimonial en virtud de la cual Aena EPE (Entidad Pública Empresarial) actuará en calidad de holding propietario de Aena Aeropuertos.

La empresa matriz, controlada al 100% por el Estado, se encargará, como hasta ahora, de las actividades de Navegación Aérea y ha sido rebautizada con el nombre de Enaire. La filial, con la denominación de Aena, S.A. y bajo la presidencia de José Manuel Vargas, integrará todos los aeropuertos públicos y será colocada en bolsa mediante una oferta pública de venta (OPV) a la vuelta del verano. Al final de todo el proceso, Enaire será el accionista mayoritario de Aena, con un 51% de las acciones.

El consejo de administración del gestor aeroportuario se reunió este martes para aprobar los cambios legales derivados del Real Decreto de Medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia acordado el pasado viernes por el Consejo de Ministros. Además de la separación jurídica y funcional, el consejo llevó a cabo los nombramientos que perfilan la alineación del equipo privatizador. Enaire estará presidida por el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, pero será Álvaro Nadal quien asuma el liderazgo efectivo de las decisiones en su papel de titular de la comisión ejecutiva.

La flamante sociedad holding, una especie de SEPI en versión aeroportuaria, incluirá a representantes de los Ministerios de Fomento y de Economía. Además del jefe de la Oficina Económica de Presidencia, formarán parte de la ejecutiva de Enaire la secretaria general de Transportes, Carmen Librero, y el director general de Política Económica, Ignacio Mezquita Pérez-Andújar. Todos ellos trabajarán de manera colegiada, pero el ascendente político de Nadal induce a pensar que el emisario de la Moncloa tendrá un peso singular en una operación que, no en vano, ha sido objeto de especial atención por sus más directos colaboradores.

Motivos de fondo y calendario de la privatización

La venta parcial de Aena fue adoptada después de varios meses de tira y afloja entre los distintos ministros del área económica del Gobierno. Tras muchas presiones en contra y cuando parecía que la decisión sería aplazada para la próxima legislatura, la titular de Fomento, Ana Pastor, consiguió persuadir a sus colegas para reactivar un proyecto que los inversores internacionales venían reclamando como parte esencial de la agenda reformista en España. La configuración de una gran multinacional que cohesione una estrategia común en el mercado global ha prevalecido por encima de los criterios opuestos que abogaban por una gestión descentralizada de los aeropuertos.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. (EFE)
La ministra de Fomento, Ana Pastor, en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. (EFE)

El Gobierno ha considerado que el sector aeroportuario debe entenderse en su dimensión europea o mundial, teniendo en cuenta el enorme poder negociador de las aerolíneas y la escasa capacidad de incrementar la competencia entre los aeropuertos nacionales. A todo ello se añaden las sinergias y ventajas que reporta la gestión de una red única, un elemento que ha sido decisivo a la hora de respaldar la privatización de otros grandes operadores internacionales como la alemana Fraport, la francesa Aéroports de Paris (AdP) o incluso la británica BAA.

En el caso de Aena, el cronograma de la venta se inicia este mes de julio con la designación de los bancos colocadores de las acciones en bolsa y los asesores jurídicos de la privatización. A la vuelta del verano está prevista la configuración del núcleo duro de accionistas de referencia, que controlarán el 21% del capital. En octubre tendrá lugar la oferta pública en bolsa del 28% de las acciones, repartidas en un tramo institucional y otro minorista destinado a particulares. La operación está valorada en torno a 2.500 millones de euros, que servirán para aliviar la multimillonaria deuda pública acumulada por el Estado y que equivale a casi una vez el PIB de España.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios