Es noticia
Menú
El empate técnico en los distritos abre la lucha entre Almeida y Villacís por Madrid
  1. Elecciones Municipales y Autonómicas
PRÓXIMA BATALLA: LAS MUNICIPALES

El empate técnico en los distritos abre la lucha entre Almeida y Villacís por Madrid

Ciudadanos superó al PP en la comunidad. En el caso de la capital, el PP se quedó un punto por encima. En nueve distritos ganan unos y en otros nueve, los otros. En tres, empate total

Foto: Los candidatos a la alcaldía de Madrid por Ciudadanos y PP, Begoña Villacís y José Luis Martínez-Almeida. (EFE)
Los candidatos a la alcaldía de Madrid por Ciudadanos y PP, Begoña Villacís y José Luis Martínez-Almeida. (EFE)

Los resultados de las elecciones generales de este 28 de abril dejan un panorama completamente abierto para las municipales y autonómicas, la siguiente cita con las urnas, en el mes de mayo. También la debacle de Pablo Casado abre la puerta a que el PP pierda su hegemonía en grandes bastiones, con la posibilidad incluso de ser sorpasados por Ciudadanos. Madrid es un claro ejemplo. El partido de Albert Rivera se situó como segunda fuerza en esta región (obtuvo el 20,93% del voto), solo por detrás del PSOE y haciéndose con ocho escaños. Una cifra que no avanzaba ninguna encuesta. Ni siquiera los 'trackings' internos del partido, en los que —como máximo— aspiraban a conseguir siete sillones en el Congreso.

El PP, en cambio, se quedó en el 18,64% del voto y logró siete diputados. Aunque Ciudadanos superó a los populares en varios municipios de la comunidad (los de Rivera son ya más fuertes en Boadilla del Monte, Las Rozas y Brunete) y se quedó a las puertas en otros como Pozuelo y Majadahonda, consiguiendo también un empate técnico en Villaviciosa de Odón, la capital sigue siendo una asignatura pendiente para el partido naranja. Se quedó, eso sí, muy cerca.

Los populares retuvieron el 20,9% del voto en Madrid ciudad (del 40,2% logrado en 2016) frente al 19,9% de los naranjas. Ante este panorama, existe una evidencia: se abre la pugna por ver quién liderará el bloque del centro derecha en la plaza municipal más significativa del país. En mayo, la batalla entre el popular José Luis Martínez-Almeida y la candidata naranja, Begoña Villacís, está servida.

Foto: Uno de los colegios electorales de Madrid.

Fuentes de Ciudadanos reconocen que tras los resultados de este 28-A (la formación de Rivera mejora sus resultados en un 80% y suma 25 escaños con respecto a 2016, quedándose en 57) el objetivo del partido es gobernar en municipios y autonomías. Tras cerrar el debate sobre la posible suma con el PSOE, —"estaremos liderando la oposición y, después, gobernaremos España"—, Ciudadanos es consciente de que toca poner toda la carne en el asador para el 26 de mayo, superar al PP en todos los rincones de España posibles y empezar a gestionar. Aunque el partido naranja no extiende el veto a Sánchez al resto de territorios, dirigentes de la cúpula sí reconocen que "es muy difícil llegar a acuerdos con el PSOE actual".

En todo caso, el partido de Rivera entiende que las municipales y autonómicas son un caso distinto y existen posibilidades de pactar a izquierda (con el PSOE) y derecha (PP y Vox si es necesario), dando prioridad, en todo caso, a un acuerdo con los populares. En Madrid, puede pasar de todo. El equipo de Villacís engrasa la maquinaria electoral desde este mismo lunes, entendiendo que hay que pasar página con respecto a las generales y centrarse en la próxima pelea. En el caso del PP, donde el pesimismo se ha instalado en sus filas, Martínez-Almeida —candidato a la alcaldía— reconoce que el resultado en Madrid "no es el esperado", aunque señala "el buen dato" que supone "que el centro derecha sume holgadamente en la capital".

Foto: Pedro Sánchez celebra la victoria electoral. (Reuters)

Ciudadanos pretende dar la vuelta al liderazgo y colocarse por delante al calor de los resultados obtenidos en toda España. En todo caso, las encuestas publicadas hasta ahora sobre lo que ocurrirá en la capital son bien distintas. El PSOE siempre ha quedado situado en cuarta y quinta posición (en las generales, en cambio, fue primera fuerza en la capital). Por eso, todas las formaciones piden cautela.

Por distritos, casi empate técnico

Analizando los datos por distritos, el PP logró quedar por delante de Ciudadanos en nueve distritos. Fueron Chamartín —donde los populares consiguieron sacarle nueve puntos; Chamberí; en el que también el partido que dirige Almeida en la capital se quedó con el 28,7% del voto frente al 21,2% de Villacís; Moncloa-Aravaca, donde los populares son primera fuerza con el 27% del voto, y Salamanca (gran bastión popular), que consigue retener el 32% del voto, seguido de Ciudadanos (21,7%) y con Vox tercero (18%). También en Retiro, distrito en el que el PP de Casado sigue seis puntos por delante de los naranjas; Moratalaz y Tetuán (con casi un 30% del voto y el 25,7% respectivamente). En el caso de Tetuán, eso sí, los socialistas se mantuvieron como primera fuerza. En cuanto a Ciudad Lineal, el PP es segundo con tres puntos por delante de Ciudadanos. También en Latina, los populares consiguieron quedar segundos, mientras que los naranjas caen hasta la cuarta posición.

placeholder Begoña Villacís, Purificación Causapié, Rita Maestre y José Luis Martínez-Almeida. (EFE)
Begoña Villacís, Purificación Causapié, Rita Maestre y José Luis Martínez-Almeida. (EFE)

Hay tres barrios en los que prácticamente se produce un empate técnico entre populares y naranjas: Fuencarral-El Pardo (PP por delante con el 23,7% y Ciudadanos en el 23,6%), Carabanchel (donde populares obtuvieron el 17,69% y los liberales, un 17,65%) y Centro, donde, a pesar de quedar en tercera y cuarta posición, el PP sacó un 15,8% del voto y Ciudadanos, un 15,68%.

El partido de Rivera, por su parte, también consiguió superar al PP en nueve distritos. Es el caso de Arganzuela, Barajas (se coronó como primera fuerza con el 25,4% del voto), Hortaleza (le saca tres puntos al PP), Puente y Villa de Vallecas (en ambos casos, los naranjas superaron al PP y quedaron terceros, aunque en Villa incluso el partido de Villacís dobla al de Almeida), San Blas-Canillejas, donde además Ciudadanos es segundo, Usera (supera al PP en dos puntos), Vicálvaro, distrito en el que los naranjas doblan el resultado de los populares, y Villaverde, ocupando la tercera posición y tres puntos por delante de su principal rival, el PP.

Los resultados de las elecciones generales de este 28 de abril dejan un panorama completamente abierto para las municipales y autonómicas, la siguiente cita con las urnas, en el mes de mayo. También la debacle de Pablo Casado abre la puerta a que el PP pierda su hegemonía en grandes bastiones, con la posibilidad incluso de ser sorpasados por Ciudadanos. Madrid es un claro ejemplo. El partido de Albert Rivera se situó como segunda fuerza en esta región (obtuvo el 20,93% del voto), solo por detrás del PSOE y haciéndose con ocho escaños. Una cifra que no avanzaba ninguna encuesta. Ni siquiera los 'trackings' internos del partido, en los que —como máximo— aspiraban a conseguir siete sillones en el Congreso.

Pablo Casado Begoña Villacís Ciudadanos
El redactor recomienda