DECISIÓN A HORAS EL ARRANQUE DE CAMPAÑA

Sánchez resuelve la duda: acepta el debate a cinco el 23 de abril, con Vox, en Atresmedia

Se medirá a sus cuatro rivales (Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal) en un único debate en la recta final de la campaña. No habrá duelo con el PP ni espacio a cuatro

Foto: Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, en el último debate electoral, el 13 de junio de 2016. (Reuters)
Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, en el último debate electoral, el 13 de junio de 2016. (Reuters)

El PSOE ya ha elegido, y a escasas horas del arranque oficial de la campaña del 28-A. Tras días de vacilaciones y de posiciones encontradas, ya tiene tomada la decisión de cuál será el debate en el que se medirá Pedro Sánchez frente a sus rivales: será en Atresmedia el próximo martes 23 de abril y frente a los líderes de PP, Pablo Casado; Ciudadanos, Albert Rivera; Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y Vox, Santiago Abascal. Un debate a cinco, por tanto, y el que desde un principio parecía que mejor se ajustaba a los intereses electorales de los socialistas y al mensaje de campaña de su candidato y presidente del Gobierno. No habrá cara a cara con el jefe del PP, tal y como ya adelantó este diario. Solo habrá una cita en televisión en la que participe el jefe del Ejecutivo. Solo una, como ya ocurrió en 2016 y 2015.

La decisión se adoptó este jueves a primera hora, en la reunión del comité ejecutivo que pilota este camino hacia las urnas del 28-A, y luego se trasladó al órgano más amplio, el comité electoral. Hasta esta mañana, todo estaba muy abierto, como reconocían diversas fuentes en Ferraz en las últimas horas. Sánchez había podido escuchar las opiniones contrapuestas de diversos dirigentes. Unos querían el debate a cinco, sí, pero otros preferían un espacio a cuatro, sin Vox, porque consideraban que era mejor no "normalizar" su presencia, no "blanquearlo" cuando ni siquiera tienen representación en la Eurocámara, o en varios parlamentos autonómicos y ayuntamientos, como sí les ocurría a Podemos y Ciudadanos en 2015. Ese camino es el que estaba disponible con la oferta de un debate a cuatro en RTVE el lunes 22 de abril.

Como indicaban fuentes socialistas, el núcleo duro del partido, encabezado por los números dos y tres, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, eran partidarios de excluir a la formación ultraderechista, mientras que el nodo de poder de la Moncloa, capitaneado por el director de Gabinete del presidente, Iván Redondo, su asesor áulico, se inclinaba más por el espacio a cinco, porque casaba con esa imagen de las tres derechas contra el PSOE que no cesa de repetir el candidato. No había consenso interno y al final la decisión tenía que contar, obviamente, con el criterio del propio aspirante a la reelección. Y él ha decantado la balanza. Discutirá en los platós de televisión en semana y media, en la recta final de la campaña, el 23 de abril, con sus otros cuatro contrincantes, incluido Abascal.

Ferraz lanzó un comunicado este jueves, cerca de las 10:45 horas, en el que explicaba las razones de la elección: el comité electoral acordó la "plena disponibilidad" del presidente a mantener un debate con el resto de aspirantes que "representan fuerzas políticas que presentan candidaturas en todas las provincias" y que, según el macrosondeo electoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado este martes, "superan el 10% de intención de voto a nivel nacional". Y eso incluye, en efecto, a Vox, al que el instituto público pronosticaba un 11,9% de estimación.

Había división entre el nodo de poder de Ferraz y el de la Moncloa. Al final, el PSOE alega que acepta debatir con quienes superan el 10% en el CIS


Después, el partido argumenta que "siempre ha creído que los debates enriquecen la democracia y suponen una oportunidad inmejorable para que la ciudadanía conozca las propuestas de las diferentes fuerzas políticas". "Y, por supuesto, ni el PSOE ni Pedro Sánchez vetan a ningún candidato, por muy lejanas que sus ideas sean de las nuestras. La democracia es precisamente eso: debatir entre diferentes, entre muy diferentes y contrastar propuestas para España. El debate es más rico cuanto más plural, pues, en ese caso, representa mejor todas las posiciones políticas existentes en nuestro país. Por ello, el comité electoral del PSOE anuncia la disposición de Pedro Sánchez a debatir el próximo 23 de abril con los candidatos de PP, Podemos, Ciudadanos y Vox en Atresmedia".

Tampoco correrá a cargo de la Academia

El debate decisivo, por tanto, lo organizará el principal grupo mediático privado del país, dueño de Antena 3 y La Sexta, en detrimento de la corporación pública RTVE, que es una de las grandes perdedoras de la decisión adoptada este jueves por el PSOE. Ahora, esta deberá decidir si mantiene o no en su parrilla el debate a cuatro, aunque no acuda a él Sánchez, o lo cancela. RTVE también había propuesto para el 16 de abril un espacio a seis, con la presencia de los partidos con grupo propio en el Congreso: PP, PSOE, Cs, Unidas Podemos, ERC y PNV.

El sí a Atresmedia supone que el candidato rechaza la oferta de un debate a cuatro en RTVE y el plan de un cara a cara con Casado en Mediaset

La elección de Ferraz obligaría a buscar alguna forma de compensación con RTVE y con el otro gran conglomerado mediático privado: Mediaset (Telecinco-Cuatro), que había planteado un cara a cara Sánchez-Casado que finalmente no verá la luz. De hecho, en las discusiones de estos últimos días, había quienes entendían que, dado el empeño de los socialistas por propiciar la renovación en la corporación pública, era más lógico elegir su propuesta. O bien encargar, como en anteriores convocatorias electorales, la producción del debate a la Academia de la Televisión, entidad que ahora preside María Casado, presentadora de 'La mañana' de La 1 de TVE. Si la ATV asumía la organización, podía ofrecer la señal realizada a todas aquellas cadenas que lo demandaran, y entre todas ellas asumirían los costes de producción.

Pero Sánchez ha preferido premiar a Atresmedia, controlada por Planeta, un grupo que se ha convertido en referente informativo. Sobre todo lo ha logrado la hermana pequeña, La Sexta. El espacio, que se emitirá en 'prime time' el martes 23 de abril, a cinco días de la cita con las urnas, será presentado por dos de sus rostros más reconocibles, Vicente Vallés (Antena 3) y Ana Pastor (La Sexta), los mismos que condujeron el debate a cuatro para las generales de 2015 en el que participaron Pedro Sánchez, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Soraya Sáenz de Santamaría, la enviada por el entonces presidente, Mariano Rajoy.

Tomada la decisión, compareció en rueda de prensa el Ferraz el portavoz adjunto del comité electoral, el cabeza de cartel por Jaén, Felipe Sicilia. Preguntado por qué no se había optado por la tele pública, aseguró que la dirección había tenido en cuenta la "realidad política" del país, "muy diferente" a la de otras elecciones. Por primera vez, la alternativa no es un solo partido, no tiene una "figura clara" que represente "el liderazgo en la derecha", puesto que PP, Cs y Vox pugnan por él. "Son tres derechas, con un único proyecto, que es gobernar juntas, como lo están haciendo en Andalucía". Así, el PSOE entendió que era más comprensible un debate "plural" y a cinco en el que los ciudadanos pudiesen escuchar y ver los "dos modelos de país". La de Atresmedia, pues, era la "mejor" opción para los votantes, "no porque convenga o no al candidato".

El comité electoral subraya que no se hace por conveniencia del candidato, sino por una realidad distinta y un liderazgo poco "claro" en la derecha

El diputado jiennense no concretó cómo el PSOE compensará a RTVE y a Mediaset. "Habrá ofrecimientos de debates, entrevistas, candidatos... que el comité electoral irá estudiando". Ante los micrófonos, Sicilia negó que en Ferraz existieran "dudas" sobre si acudir al formato a cuatro o al espacio a cinco.

El PP denuncia que el presidente "se esconde"

Rivera aceptó de inmediato el debate a cinco y se declaró con "muchas ganas" para enfrentarse "cara a cara" con el presidente. Su partido había pedido un mano a mano entre los dos líderes, de hecho. El PP, mientras, denunció que Sánchez "se esconde" al no someterse a un tú a tú con Casado y le sacó a relucir sus palabras contra Rajoy en anteriores campañas. Unidas Podemos, mientras, protestaba por el hecho de que los socialistas se hubieran decantado por un grupo privado y no por RTVE. Así lo manifestó en Twitter el secretario de Organización, Pablo Echenique.

Los profesionales de RTVE consideran la elección de Sánchez como "un desprecio" a la tele pública, que se ve "marginada" al optar por un grupo privado

Los consejos de informativos de TVE, RNE y RTVE.es lanzaron un comunicado en el que manifestaron su profunda queja con la decisión del PSOE, "un desprecio hacia la radiotelevisión pública". "Condenamos que el único debate en el que Sánchez ha aceptado participar sea el debate a cinco propuesto por un grupo privado de comunicación y que incluye al candidato de un partido sin representación parlamentaria". Los profesionales de la corporación recuerdan, en ese sentido, que la Ley Electoral obliga a la tele pública a que en el debate en plató solo participen aquellas formaciones con asiento en el Congreso y de forma proporcional.

"RTVE cumple un servicio público esencial que debería ser tenido en cuenta y apoyado desde instancias públicas. TVE es, hoy por hoy, la única tleevisión que pertenece a toda la ciudadanía española y que debe representarla en su conjunto", como vienen reclamando los consejos de informativos, los órganos que representan a los periodistas de la casa. El comunicado subraya que los informadores de RTVE no entienden las "razones" por las que el PSOE y Sánchez deciden "no apostar por el servicio público y el pluralismo que representa RTVE para un momento y espacio tan significativos como es un debate electoral, y marginar así a la televisión pública en beneficio de la privada". La cadena confirmó este jueves que al final organice solo organizará el debate a seis, según confirmó por la tarde en un comunicado: se emitirá en directo ese día en La 1, Canal 24 Horas, RNE y RTVE.es, y será moderado por el director y presentador de 'Los desayunos', el periodista Xabier Fortes.

Vallés y Pastor moderarán y preguntarán en un debate que se emitirá simultáneamente en Antena 3 y La Sexta, y también a través de Onda Cero, Atresplayer (incluida su versión internacional) y Antena 3 Internacional, que llega, según informó el operador privado, a más de 22 millones de hogares en todo el mundo. Este viernes, los dos periodistas darán más detalles del programa.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios