NUEVA ETAPA EN LAS FILAS SOCIALISTAS

Fernández: sigue "vigente" el no al PP y a Rajoy y el comité federal decidirá qué hacer

El presidente de la gestora sí precisa que abstenerse "no es lo mismo" que apoyar al PP, y que ir a terceras elecciones es la "peor" solución. Ahormará la posición del PSOE con los barones

Foto: El presidente de Asturias, Javier Fernández, atiende a los medios en Ferraz, en su primera rueda de prensa como presidente de la gestora del PSOE, este 3 de octubre. (EFE)
El presidente de Asturias, Javier Fernández, atiende a los medios en Ferraz, en su primera rueda de prensa como presidente de la gestora del PSOE, este 3 de octubre. (EFE)

Quien esperase que, tras la caída de Pedro Sánchez, el PSOE daría luz verde a la abstención (como de hecho advertía el exsecretario general) se equivoca. La posición del partido la sancionará el comité federal en una próxima reunión avanzado octubre, que será precedida de una cumbre con todos los barones. Entretanto, el no a Mariano Rajoy y al PP sigue "vigente", aunque al tiempo la alternativa de las terceras elecciones es la "peor" de las soluciones. Eso sí, "no es la misma cosa abstenerse que apoyar" a los conservadores. 

Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE aprobada en la madrugada del sábado casi por unanimidad, con un solo voto en contra y una abstención, compareció por primera vez en rueda de prensa en Ferraz estrenando su cargo, después de la primera reunión formal del órgano, la de constitución, que se prolongó durante alrededor de una hora y media. Fernández hizo gala de su estilo, el que la mayoría de sus compañeros aprecian pero que es menos conocido fuera de la comunidad que dirige, Asturias: prudencia, claridad, templanza. Nada de mandobles ni desafíos, ni ataques al ya exsecretario general, convencido además de que lo que toca es apaciguar el "incendio interior" que ha devastado al PSOE y cuyo "colofón" fue el "bochornoso" comité federal del pasado sábado, en el que se sucedieron los gritos, los llantos y los insultos, hasta que culminó con la votación que liquidó políticamente a Sánchez y le forzó a presentar su dimisión de forma inmediata. Como prueba, la gestora ni siquiera procedió a aprobar de forma automática los relevos en las portavocías de los grupos, porque, como ya adelantaba hoy El Confidencial, no se ha decidido y porque tampoco se pretende una "revolución" de los parlamentarios. 

La gestora no pone aún fecha a la reunión del máximo órgano. Antes quiere "rebajar la temperatura" para evitar el "espectáculo bochornoso" del sábado

El presidente asturiano advirtió de que la posición del partido respecto a la investidura no está ni mucho menos tomada, ni además será la gestora, que "no es una dirección política" (o sea, una ejecutiva elegida por un congreso), la que la adopte. Eso es tarea del comité federal, el máximo órgano de poder, y que reúne a unos 300 miembros. ¿Cuándo se citará? "Tenemos poco tiempo, pero vamos a utilizar el tiempo que tenemos", señaló, para expresar que la cúpula interina es consciente de que deberá moverse rápido, pero tampoco de manera apresurada y sin reflexión previa. Este próximo sábado no habrá comité con seguridad, y tendrá que verse si se celebra el 15 o el 22. No habría más plazo, porque las Cortes se disolverían automáticamente el 31 de octubre en caso de que no haya un presidente investido. Fernández considera que primero hay que "rebajar la temperatura" del PSOE para evitar otra cita convulsa como la del día 1. 

Fernández: sigue "vigente" el no al PP y a Rajoy y el comité federal decidirá qué hacer

"Rajoy no piensa irse"

Aún no hay calendario, por tanto, y se irá viendo en las próximas jornadas cuál es la hoja de ruta. Fernández fue exquisitamente prudente cuando se le preguntó por qué vía optará el PSOE para deshacer el bloqueo: alegó que él es simplemente el presidente de la gestora y que por tanto no debe pronunciarse, aunque lo hará "con claridad" en el seno del comité federal. "Cualquier solución al problema de la gobernabilidad de España pasa por el PSOE y es un problema para el PSOE", constató, así que "haga lo que haga" el partido, tendrá un "desgaste". Subrayó no obstante que "la peor" de las alternativas es ir a nuevas elecciones, tanto para la formación como "para el conjunto del país", una posición que él ya venía manifestando en anteriores ocasiones, con el argumento de que otra llamada a las urnas solo serviría para reforzar a la derecha. Ahí están las encuestas, señaló, en alusión a la que publicó este lunes el diario 'Abc'. "Puede haber otras alternativas que no voy a valorar", adelantó. 

"Si Rajoy me llama, me voy a reunir con él", señala. El presidente le llama poco después. Fernández avisa: no hablará con los independentistas

Fernández sí sostuvo, tras varias preguntas de los medios, que "sigue vigente" el no a Rajoy que aprobó el comité federal tanto después del 20-D como tras el 26-J. Lo único que ha "decaído" es la ejecutiva de Pedro Sánchez, pero las dos limitaciones que se sancionaron en su momento —no al líder de los populares y no a cualquier alianza con formaciones independentistas— no han muerto. El jefe del Ejecutivo asturiano precisó que ese "no vigente" no se refiere exclusivamente a Rajoy: el veto, precisó, es también al PP. Sí admitió que si el presidente del PP hubiera dado un paso atrás, habría "facilitado" el acuerdo con otros interlocutores, como Ciudadanos, que sí pidió su cabeza. "Me gustaría que Rajoy se fuera, pero no sé si facilitaría o no la gobernabilidad, es algo que tendríamos que debatir en el ámbito interno, pero no sé por qué tengo la sensación de que Rajoy no piensa irse, así que mejor no discutir más", bromeó. 

Foto oficial de la gestora del PSOE antes de su primera reunión, este lunes. Sentados, Ascensión Godoy (Extremadura), Javier Fernández (Asturias) y Mario Jiménez (Andalucía). De pie, de izquierda a derecha, Francesc Antich (Baleares), Lola Padrón (Canarias), María Jesús Serrano (Andalucía), Paco Ocón (La Rioja), José Muñoz Lladró (Valencia), Soraya Vega (Extremadura) y Ricardo Cortés (Cantabria). (PSOE)
Foto oficial de la gestora del PSOE antes de su primera reunión, este lunes. Sentados, Ascensión Godoy (Extremadura), Javier Fernández (Asturias) y Mario Jiménez (Andalucía). De pie, de izquierda a derecha, Francesc Antich (Baleares), Lola Padrón (Canarias), María Jesús Serrano (Andalucía), Paco Ocón (La Rioja), José Muñoz Lladró (Valencia), Soraya Vega (Extremadura) y Ricardo Cortés (Cantabria). (PSOE)

En todo caso, sí precisó que "no es la misma cosa abstenerse que apoyar" al PP. Pero, como luego añadieron fuentes socialistas, es una matización "semántica", puesto que el comité federal no ha amparado, hasta ahora, facilitar el Ejecutivo a la derecha. Tendría que aprobarse un viraje en ese mismo órgano. 

¿Hablará con los populares? "Yo no voy a llamar a Rajoy, pero si Rajoy me llama, me voy a reunir con él. No tengo ninguna duda". Después, el gabinete de prensa del PSOE informó de que La Moncloa había acusado recibo: el presidente en funciones le llamó para felicitarle por su nueva responsabilidad y acordaron "proseguir con el cauce de comunicación que siempre ha habido entre el Gobierno y el primer partido de la oposición". 

Con líderes de otras fuerzas políticas el dirigente asturiano "probablemente" conversará, pero no con los independentistas, con los que no tiene "nada que hablar", y menos ahora, agregó, cuando en Cataluña se camina hacia la "desconexión". Fernández también apuntó que en la reunión de este lunes no se había discutido sobre la posibilidad de que un eventual acuerdo entre el PSE y el PNV pueda tener "reflejo en la gobernabilidad del conjunto del país", en el sentido de que ese apoyo pueda servir para que los nacionalistas respalden a su vez al PP. 

Fernández reunirá a los barones en el consejo de política federal antes del comité para pactar con ellos una posición común y sortear elecciones

El líder provisional de los socialistas, aunque no ofreció un calendario, sí despejó algunos de los pasos siguientes: antes del comité federal reunirá al consejo de política federal —el antiguo consejo territorial—, órgano que preside la andaluza Susana Díaz y que aglutina a todos los barones del partido más el primer secretario del PSC, para así pactar una "opinión colegiada", discutir cómo evitar terceras elecciones y "ver lo que ellos proponen". Sánchez reunió por última vez a sus dirigentes autonómicos en Madrid hace casi un año, cuando se aprobó la propuesta de reforma constitucional para el programa de las generales del 20-D. Tras aquellas generales, los congregó a todos en una tensa cena y en los siguientes comités federales acostumbraba a verlos uno a uno, por separado, un ejercicio de "confesionario", como lo describía el presidente manchego, Emiliano García-Page, que servía de poco ya que no había confianza entre Ferraz y los barones. 

Fernández: sigue "vigente" el no al PP y a Rajoy y el comité federal decidirá qué hacer

Se le preguntó a Fernández si cabría la opción de consultar a la militancia. El presidente asturiano no lo descartó de plano: para que se produjera, algún miembro del comité federal tendría que defender el referéndum en el órgano y ganar esa posición. Lo que no se plantea Fernández es que, una vez adoptada la posición, haya libertad de voto dentro del grupo parlamentario, como ha pedido la candidata a liderar el PSC Núria Parlon. Y eso que la división dentro de los diputados, entre críticos y sanchistas, es palpable

Si finalmente no quedara más remedio que ir a elecciones, Fernández recordó que lo que contemplan las normas del partido es que el candidato a La Moncloa sea elegido por los militantes y simpatizantes. "Los estatutos del partido lo contemplan y no creo que ahora nadie esté en condiciones de intentar vulnerar esos estatutos. Tendrá que haber primarias, no sé si en todo caso una solución de emergencia, pero primarias", matizó, dejando abierta la puerta a una alternativa excepcional.

"Hablar, pactar, cohesionar"

La gestora se toma como primera labor recomponer la unidad del PSOE tras el "espectáculo lamentable y bochornoso" del sábado, que "no debe volver a producirse". "Me encomiendo a tender puentes. Hablar, pactar, cohesionar son los verbos que pretendemos conjugar", señaló. No solo porque los ciudadanos han perdido la "confianza" en el partido, como reconoció que se ha visto en las sucesivas citas electorales, sino también porque esa confianza ha "colapsado en el seno del PSOE", así que ahora toca "intentar bajar la temperatura", el "incendio interior" que está "consumiendo" a los socialistas y que, de no atajarse, puede convertirse en "algo irresoluble".

La intención de la cúpula interina es limpiar el PSOE de "conciliábulos" y "rencores" para ir al congreso, aún sin fecha, en una situación interna más sosegada

Fernández insistió en que hay que evitar que las "entrañas" del PSOE estén llenas de "rencores", "conciliábulos", dijo sin paños calientes. "El papel de la gestora es conducir al partido a un nuevo congreso", para el que aún no hay fecha, y hacerlo en "otra situación anímica, relacional, interna bien diferente", cuando se haya "enfriado" la ira, porque hasta ahora la dinámica interna era "insostenible". En ese sentido, hay que enmarcar el "agradecimiento" que hizo, en nombre del conjunto de la gestora y de los militantes socialistas, a Sánchez por la "dedicación" y el "trabajo" de estos "dos años durísimos". 

Fernández: sigue "vigente" el no al PP y a Rajoy y el comité federal decidirá qué hacer

Precisamente fue durante la reunión de la cúpula interina cuando saltó la noticia. Pedro Sánchez despejó vía Twitter una de las dudas que dejó sobre la mesa en su comparecencia del sábado, su permanencia o no en el escaño. Y sí, sí retendrá su acta de diputado, porque tiene un "compromiso" con los votantes y quiere seguir trabajando para "mejorar la vida de los ciudadanos". Y también aprovechó su cuenta en la red social para volver a lanzar un mensaje a la militancia, "lo más importante" del PSOE, la "voz" del partido. "Debemos permanecer unidos", proclamó. 

Mario Jiménez, portavoz de la gestora, y sin "cambios drásticos" en los grupos

La gestora aún no ha abordado si relevará a los portavoces en los grupos parlamentarios. Y por tanto esta semana todo permanecerá igual. "Mañana [en la reunión prevista en el Congreso], no se va a decidir ningún cambio en los grupos, habrá algún cambio pronto, pero no serán drásticos, habrá algún cambio, pero no una revolución". 

Es decir, que Antonio Hernando y Óscar López seguirán ejerciendo sus funciones en Congreso y Senado esta semana. Ambos, junto con Iratxe García, jefa de la delegación española en Bruselas, sí han puesto a disposición de la gestora sus cargos. Esta última, no obstante, ya ha advertido de que no seguirá como portavoz, por mucho que la cúpula interina le pidiera continuar. 

Por lo demás, la gestora sí trató el reparto de tareas interno. Y, como se esperaba, el andaluz Mario Jiménez, uno de los hombres de confianza de Susana Díaz, asumirá la labor de portavoz

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios