GUERRA TOTAL EN LA CASA SOCIALISTA

Ferraz convoca comité para el sábado, primarias el 23-O y congreso en noviembre

Choque de legitimidades entre los dos PSOE: los críticos exigen la reunión urgente de la comisión de garantías para validar la caída de Sánchez; la ejecutiva mientras sigue adelante con sus planes

Foto: Una nube de periodistas rodean a la sevillana Verónica Pérez, presidenta del comité federal del PSOE, atendiendo a los medios a las puertas de Ferraz. (EFE)
Una nube de periodistas rodean a la sevillana Verónica Pérez, presidenta del comité federal del PSOE, atendiendo a los medios a las puertas de Ferraz. (EFE)

En la pugna cainita abierta en el PSOE, lo primero es dilucidar quién manda ahora. Pero no tiene pinta que vaya a haber una respuesta pronto. O mejor dicho, una que satisfaga a las dos partes. Unos, los oficialistas, y otros, los críticos, se disputan el poder y no reconocen al otro. El primer conflicto se vivió esta mañana a las puertas de Ferraz. Hacia las 10.30 horas llegó a la sede federal Verónica Pérez, presidenta del comité federal del PSOE y, como tal "única autoridad" en este momento, según los disidentes, puesto que eslla es la jefa del máximo órgano de poder del partido, que no ha sido disuelto.

La dirección de Pedro Sánchez, la parte que no dimitió ayer miércoles, se reunía a la misma hora puertas adentro, con 16 de sus 18 miembros (todos menos la consellera valenciana Carmen Montón y la vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, por razones de agenda), y lo hizo para seguir adelante con sus planes: cita al comité federal de nuevo para el sábado a fin de convocar a su vez al congreso extraordinario del partido y que hable la militancia. Los plazos se enmiendan ligeramente respecto a los previstos : el 23 de octubre sería la consulta a la militancia para nombrar nuevo líder y el 12 y 13 de noviembre, el cónclave. 

Ferraz lanzó su comunicado a las 14.30 horas. En él especifica que llama al comité del 1 de octubre a que, "en cumplimiento del artículo 36. o) y 39. i) de los estatutos federales del partido, proceda a la convocatoria de un congreso federal extraordinario con el fin de elegir un nuevo secretario general y una nueva comisión ejecutiva federal [CEF]". El calendario planteado "por la CEF" —órgano que los críticos no reconocen, porque lo dan por disuelto desde ayer— es una propuesta "abierta al consenso", señala la nota de Ferraz. La única novedad respecto al 'planning' inicial es que al ser un cónclave extraordinario, tienen que transcurrir 40 días desde la convocatoria hasta la celebración, y no dos meses, como en el caso de un congreso ordinario. En la propuesta aprobada el lunes, antes de las 17 renuncias, la asamblea con delegados iba a tener lugar el 2, 3 y 4 de diciembre. Además, en uno extraordinario solo se procede a elegir nueva dirección, pero no se discuten ni los estatutos (seguirían vigentes los aprobados en 2012) ni una ponencia marco. 

La única diferencia respecto al plan inicial es que el congreso, con delegados, se adelanta al 12 y 13 de noviembre, porque sería un cónclave extraordinario

Ferraz insiste en que "los miembros de la CEF cumplen el mandato estatutario", puesto que el artículo 68 de la normativa reguladora de la estructura y funcionamiento general del partido "no prevé en ningún caso la disolución de la CEF, siendo esta el único órgano con competencia para ello". Además, la dirección de Sánchez "hace un llamamiento inequívoco a la serenidad y la calma de todo el partido en estos momentos inéditos en la vida interna del PSOE, al tiempo que agradece el comportamiento ejemplar de sus militantes y apela a la responsabilidad de todos". De nuevo, esa apelación a las bases, la gran baza que constantemente esgrime Ferraz. Por último, la CEF "invita a toda la organización a confiar en su trabajo, dirigido únicamente a resolver democráticamente y respetando las normas esta situación de excepcionalidad orgánica". Esta última precisión es la que quizá más chirría, puesto que la confianza de los disidentes en Sánchez y su equipo es nula. 

El calendario de congreso federal extraordinario planteado por la ejecutiva de Pedro Sánchez. (EC)
El calendario de congreso federal extraordinario planteado por la ejecutiva de Pedro Sánchez. (EC)

Dos horas en el 'hall'

El choque entre dos legitimidades sigue presente. Porque los unos no se reconocen a los otros, así que el conflicto solo puede acabar agravándose o dirimirse en los tribunales, la solución que los dos bandos plantean sin tapujos como única vía para resolver, al menos de primeras, la guerra fratricida. Porque el órgano que vela en las disputas internas del PSOE, la comisión federal de ética y garantías, a la que los críticos se remiten para que firme la sentencia de muerte de Pedro Sánchez, no se va a reunir de forma inminente, como ellos querían. De hecho, Pérez llegó a Ferraz con ese cometido: como presidenta del comité federal —la "única autoridad soy yo"— tras la caída de la ejecutiva por la renuncia de 17 dirigentes y tres vacantes—, instar a un encuentro urgente de la comisión de garantías. Tras dos horas esperando en el vestículo del cuartel general, porque según se quejó, no le dejaron acceder a otras dependencias de la sede. 

Pérez fue recibida por el gerente del PSOE, Goyo Martínez, que la acompañó para que pudiera registrar su petición. La también secretaria provincial de Sevilla, mano derecha de Susana Díaz, pidió ser recibida por algún miembro del equipo de Organización para poder preparar el comité federal convocado para el sábado. Pero, tras dos horas aguardando en el 'hall' de Ferraz, nadie le dijo nada. Pérez subrayó que la comisión de garantías debe reunirse de forma urgente para que "arroje luz" sobre la situación creada tras la dimisión en bloque de 17 integrantes de la ejecutiva. 

Ferraz convoca comité para el sábado, primarias el 23-O y congreso en noviembre

3-2, pero sin tener la llave

Los críticos tienen mayoría en ese tribunal interno, un 3-2. Están alineados con ellos María Jesús Montero, la consejera andaluza de Hacienda; la eurodiputada aragonesa Inés Ayala y el madrileño (y muy cercano a Tomás Gómez) Wilfredo Jurado. Pero los tres son vocales. La presidenta de la comisión de garantías es la vasca Isabel Celáa, y el secretario, el madrileño Félix Bolaños, ambos sanchistas. Como se encargó de recordar Ferraz en un comunicado antes incluso de que Pérez arribara a la sede, según establece el reglamento del órgano de garantías en su artículo 5.1, la comisión solo puede ser convocada por su secretario a instancias de su presidenta. Así que la convocatoria "unilateral", por los vocales, "debe ser considerada nula a todos los efectos". 

La presidenta del comité federal, la sevillana Verónica Pérez, se proclama como "única autoridad" tras la caída de la ejecutiva y a la espera de si hay gestora

La presidenta del comité federal reconoció que ella no tenía competencias para poder citar a los cinco miembros de la comisión de garantías, de modo que la única salida era registrar esa petición en la sede. Teniendo en cuenta que los sanchistas consideran que no hay "discrepancia" posible sobre la interpretación de los estatutos, porque ellos hacen una lectura "literal", no parece previsible ninguna reunión del tribunal interno del PSOE. Ferraz lleva defendiendo desde ayer que las normas dicen que cuando se produce las vacantes de la mitad más uno de los miembros de la ejecutiva, se debe convocar un congreso extraordinario para relevar a la dirección.

Ferraz convoca comité para el sábado, primarias el 23-O y congreso en noviembre

Los críticos, en cambio, sostienen que cuando la ejecutiva cae, quien ha de asumir las riendas del PSOE de forma interina, hasta la celebración del cónclave, es una gestora. Pérez señaló, a las puertas de la sede, que los "compañeros" que se erigen en dirección, pero que no lo son, deberían dejar de "atrincherarse" e irse por "dignidad". 

Pérez ya había advertido que no era posible que la comisión de garantías quedara "secuestrada" por Ferraz. En su argumentación abundó el portavoz del sector crítico, el sevillano Antonio Pradas, ya exsecretario de Política Federal de la dirección y el peón más importante de Susana Díaz en Madrid. El diputado consideró ilegal que este jueves no se reúna el árbitro interno pese a la petición de la presidenta del comité federal, porque su "única función" es dirimir conflictos. "Es una herramienta al servicio de la militancia para garantizar que una ejecutiva no se pueda quedar con 13, 12 o 2 compañeros dirigiendo el partido", señaló en declaraciones en el Congreso, informa Efe. Pradas calificó de "lamentable" que Pérez no haya sido recibida en Ferraz y tuviera que ser "escoltada" por órdenes de "un compañero que debería haber cesado ayer". Además, recordó que la ejecutiva no puede reunirse porque tras la dimisión en bloque de ayer de la mitad más uno de sus integrantes no hay quórum necesario (así lo dice el reglamento) y no puede adoptar "ningún tipo de acuerdo". 

Ferraz convoca comité para el sábado, primarias el 23-O y congreso en noviembre

Nada alteró, sin embargo, los planes del equipo de Sánchez. Desde antes de las 10.30 fueron llegando los integrantes de la dirección no dimisionarios. Son en total 18, pero faltaron Carmen Montón, que tenía actos en Valencia como consellera de Sanidad, y Eva Díaz Tezanos, la vicepresidenta de Cantabria, que tenía Consejo de Gobierno. Los miembros de la ejecutiva que iban saliendo ratificaban que los planes se mantienen y que se incluirá en el orden del día del comité federal de este sábado la convocatoria de un congreso extraordinario. Varios de ellos destacaban la "unanimidad" que reinó en la cita, y que no pusieron pegas los que se consideran, desde el frente crítico, dirigentes más templados, como Patxi López o Francina Armengol. Esta misma, presidenta de Baleares, validó los planes de Sánchez, señaló que si la ejecutiva, como los críticos, está deslegitimada, entonces hay que dar voz a la militancia para que resuelva el debate de fondo, la gobernabilidad del país. 

Sin reconocerse las dos partes mutuamente, ambos bandos, oficialistas y disidentes, están abocados a una batalla campal en el comité del 1 de octubre

Los díscolos no reconocerán la hoja de ruta sancionada este jueves. Pérez comentó a las puertas de Ferraz que el orden del día que estaba en pie era el diseñado por la permanente de la ejecutiva federal el lunes, que contiene la convocatoria de un congreso ordinario. En cualquier caso, críticos y oficialistas deberán medir sus fuerzas en el comité del sábado. A cara de pero y en un clima de guerra civil. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios