"Las decisiones las tomo yo"

Sánchez contraataca: "Felipe está en el bando de la abstención. ¿Y Susana?"

Lanza un mensaje a los críticos: "Si no se sienten parte del proyecto, yo en su lugar dimitiría hoy". Se presentará a las primarias porque la izquierda no puede caer en manos de Podemos

Foto:  El líder del PSOE, Pedro Sánchez, el pasado 26 de septiembre tras la reunión de la permanente. (EFE)
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, el pasado 26 de septiembre tras la reunión de la permanente. (EFE)

"Yo creo que Felipe González está en el bando de la abstención. Yo estoy en el bando del voto en contra a Mariano Rajoy y de crear un Gobierno alternativo", explicó Pedro Sánchez en una entrevista concedida a eldiario.es, respondiendo así a las declaraciones del expresidente socialista en las que aseguraba sentirse "engañado" por el actual secretario general. Tras esta afirmación, Sánchez también arremetió contra Susana Díaz: "Me gustaría saber en qué bando está ella". Un desafío en toda regla. 

Aunque muestra su "respeto" por las opiniones del expresidente "como exdirigente del PSOE", le adviertió: "Las decisiones las toma la ejecutiva y las tomo yo en primera persona, que soy el secretario general". 

El líder socialista recordó además que en el comité federal del 9 de julio habló con "todos los líderes territoriales" y se acordó esta postura: "Es una resolución que yo he cumplido", ha argumentado. Basándose en este razonamiento, señaló que cree que es "importante" que los socialistas se digan "las verdades"y que eso lo hagan "en el lugar que corresponde, que es un congreso". 

A los críticos: "Que no esperen"

Ante la posibilidad de que la mayoría de la ejecutiva federal dimita —algo que de suceder llevaría a que una gestora dirigiera el PSOE— el líder socialista pide a los más críticos "que no esperen a que haya la mitad más uno" para hacerlo. "Si no se sienten parte de este proyecto que yo encabeza, yo en su lugar dimitiría hoy mismo", dijo. Entre los que no descartan la dimisión está el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que hoy mismo avisó de que en el comité federal votará en contra de la propuesta de Sánchez

El líder socialista no tirará la toalla aunque la ejecutiva federal le dé la espalda e insiste en que se presentará a las primarias de su partido si finalmente hay congreso. "No me canso. Estoy defendido la posición que merece mi partido", explicó al diario digital. "Es una desgracia que la izquierda caiga en manos de Podemos. Merece la pena esta lucha", confiesa. 

Su futuro en peligro

Pedro Sánchez podría perder su cargo antes de la celebración del comité federal el próximo sábado, ya que sus detractores luchan por conseguir que dimita la mitad más uno de los miembros de su ejecutiva. Si consiguen que este plan salga adelante, la dirección caería en bloque, convocarían un congreso extraordinario y nombrarían una gestora para que condujese provisionalmente el partido, lo que supondría el fin de Sánchez como líder de los socialistas. 

Pero incluso en el caso de que Sánchez consiguiese aferrarse a su cargo hasta el próximo sábado, los problemas no acabarían para él: en el propio comité federal tendría que enfrentarse a sus rivales cuando sometan a votación su propuesta de celebrar un congreso ordinario y de que los militantes elijan al secretario general el 23 de octubre. Sánchez confía en que esta opción salga adelante y deja claro lo que ocurriría a continuación de las primarias: "Aquella persona que salga elegida, que salga con una posición clara, definida, sobre qué pasos tiene que dar el PSOE en los próximos meses".

Los críticos abren fuego

Ante la guerra interna que atraviesa el PSOE, la mayoría de los barones se está posicionando en uno u otro bando. El presidente manchego, Emiliano García-Page, aseguró este miércoles que votará no al congreso en el comité federal del sábado y pidió "coherencia" a Pedro Sánchez. De esta manera, se suma a los secretarios generales y presidentes de Andalucía, Susana Díaz, y de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quienes en los últimos días han dejado claro su rechazo al plan de Sánchez.

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y su homóloga andaluza, Susana Díaz. (EFE)
El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y su homóloga andaluza, Susana Díaz. (EFE)

Las federaciones que también apoyan a estos tres barones críticos son las siguientes: Valencia, bajo el mando de Ximo Puig; Asturias, de Javier Fernández; Aragón, de Javier Lambán, y Canarias, del exvicepresidente regional José Miguel Pérez. En el lado contario se encuentran los socialistas de Galicia, País Vasco, Navarra, La Rioja, Cataluña, Castilla y León, Madrid y Murcia. De todos modos, cabe señalar que en algunos de estos territorios se encuentran cuadros con posturas contrarias y que no todos ellos tienen el mismo peso en la ejecutiva, ya que es Andalucía la que lleva la batuta en este órgano.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios