PARÉNTESIS HASTA DESPUÉS DEL 25-S

Sánchez espera a repetir su no a Rajoy para 'salvar' al PSOE en las gallegas y vascas

El líder socialista reiterará este viernes su negativa al PP y el fin de semana se desplazará a Galicia y Euskadi para apoyar a los dos candidatos, que parten con malas perspectivas en las urnas

Foto: Pedro Sánchez vota no desde su escaño en el Congreso en la primera votación de investidura de Mariano Rajoy, este 31 de agosto. (EFE)
Pedro Sánchez vota no desde su escaño en el Congreso en la primera votación de investidura de Mariano Rajoy, este 31 de agosto. (EFE)

Cuando este viernes, sobre las ocho de la tarde, y tras una hora de breve debate en el que se repetirán los argumentos conocidos y gastados, se consume por segunda vez la investidura fallida de Mariano Rajoy, se abrirá una pausa. Un paréntesis obligado por la inminencia de la campaña en Euskadi y Galicia, dos comunidades que el PSOE no parte con buenas expectativas y en las que Pedro Sánchez se volcará para intentar ayudar a sus dos candidatos, Idoia Mendia y Xoaquín Fernández Leiceaga

No figura en la agenda de este fin de semana del secretario general ninguna reunión del comité federal del partido. Ni está convocado ni se prevé que se haga de forma inminente. Lo habrá, como esta mañana aseguró el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, pero aún no tiene fecha y todo pinta a que será después de las gallegas y vascas del 25 de septiembre. Porque esa es la siguiente meta volante y en la que se centrará el PSOE a partir de ahora. Lo afirmaban varios diputados y dirigentes cercanos al jefe de filas este miércoles en el Congreso: el partido entra ya inmediatamente "en modo campaña". Y hasta que no se salte el muro del 25-S, previsiblemente poco se moverá. 

No está programada ninguna reunión del comité federal próximamente. El PSOE entra en 'modo campaña' una vez consumada la investidura fallida

Sánchez acudirá este sábado, 3 de septiembre, a la Festa dos Socialistas de Galicia, en el área recreativa de Penateixa, en el municipio coruñés de Oroso, cerca de Santiago de Compostela. El domingo viajará hasta San Sebastián, al Palacio Miramar. En ambos casos, será la primera vez que el secretario general participa en la precampaña de los dos territorios y con los dos cabezas de cartel. El próximo viernes, 9 de septiembre, arrancará oficialmente la campaña, y entonces su agenda se intensificará en ambas federaciones. Aún no está cerrada la programación de actos, pero el PSdeG y el PSE cuentan con que disfrutarán de una presencia "importante" de Sánchez en los quince días que precederán a la jornada electoral del 25-S. Los socialistas vascos, por ejemplo, han previsto que el líder mitinee con su secretaria general y candidata, Idoia Mendia, "dos o tres veces durante la campaña", y confían asimismo en que echen una mano otros miembros de la ejecutiva federal, y en especial el exlehendakari, expresidente del Congreso y exjefe del PSE Patxi López

Sánchez espera a repetir su no a Rajoy para 'salvar' al PSOE en las gallegas y vascas

De cualquier modo, el descorche de la doble campaña impide de facto que se pueda celebrar un comité federal ya que, como recuerdan en Ferraz, "jamás se convocan antes de unas elecciones". Lo lógico, por tanto, es que el máximo órgano de poder del PSOE se cite después del 25-S, para analizar los resultados y, en su caso, revisar la posición en la investidura, y así lo avanzan desde el núcleo duro. Pero Sánchez ya dejó claro ayer miércoles en la tribuna -y así lo interpretaron oficialistas y críticos- que él no se moverá del no. Una rotundidad inequívoca que también tenía su lectura interna: los que quieran que el partido se abstenga en la investidura de Rajoy, tendrán que dar la cara y pedirlo. 

Caballero, ausente en Oroso

"No estará todos los días de campaña en Euskadi y Galicia, pero Pedro sí se implicará, como siempre lo hace cuando llegan elecciones -apuntan fuentes de Ferraz-. Él tira mucho más que la marca PSOE". 

Las federaciones gallega y vasca, y sus dos candidatos, Leiceaga y Mendia, son muy cercanos a Sánchez y dos de sus valedores en la lucha interna

Sin embargo, estos dos no son comicios cualesquiera. Ambas federaciones están muy debilitadas electoralmente, y son territorios muy próximos a Sánchez. Mendia, igual que su antecesor en el cargo, Patxi López, es un firme apoyo del líder en su batalla interna. También sintonizan plenamente con Ferraz la presidenta de la gestora del PSdeG y diputada por A Coruña en la Cámara Baja, Pilar Cancela, y el candidato del partido, el profesor universitario de Economía Xoaquín Fernández Leiceaga. La diferencia es que el PSE es una federación granítica, muy cohesionada, mientras que el PSdeG está profunda y peligrosamente dividido a escasas semanas de la cita con las urnas. 

La secretaria general y candidata del PSE, Idoia Mendia, el pasado 27 de agosto en la inauguración de la sede electoral de Benidorm, Alicante. (EFE)
La secretaria general y candidata del PSE, Idoia Mendia, el pasado 27 de agosto en la inauguración de la sede electoral de Benidorm, Alicante. (EFE)

El sábado, de hecho, no acompañará a Leiceaga y Sánchez en Oroso el principal referente institucional y activo electoral del partido en Galicia, Abel Caballero, el alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Él mismo confirmó ayer miércoles que irá a la manifestación-romería convocada en su ciudad por la Junta de Personal del área y la plataforma SOS Sanidade Pública. El regidor aseguró que participará en la "concentración de trabajadores" de la sanidad, convocada "desde hace mucho tiempo" y que cuenta con su "apoyo".

El alcalde de Vigo no acudirá a la romería de precampaña del sábado con el candidato y Sánchez. Su enfrentamiento con el líder es ya total

Casi a la misma hora Leiceaga manifestaba que confiaba en que fueran a la fiesta en el municipio coruñés "todos los socialistas a los que su agenda se lo permita". Espera la presencia en la romería de Oroso de "varios miles" de militantes, "y por supuesto, también socialistas de Vigo". El candidato restó importancia a la participación de Sánchez, puesto que "no es noticia" que respalde al PSdeG y es una "muestra de plena normalidad". "El conjunto de los socialistas de España y su secretario general quieren que tengamos un buen resultado en Galicia y un buen resultado en el País Vasco. Es del interés de todos ser capaces de derrotar al PP y construir una alternativa de progreso diferente para nuestra comunidad", resaltó el aspirante a la Xunta. 

Borrascosa aprobación de las listas gallegas

La precampaña está siendo tormentosa para el PSdeG. El pasado 18 de agosto, la comisión federal de listas aprobó definitivamente las candidaturas al Parlamento gallego. Ferraz introdujo cambios sustanciales en las planchas de Pontevedra y Ourense que encolerizaron a las respectivas ejecutivas provinciales, que incluso presentaron un recurso interno. Así, coló como número dos de Pontevedra a la actual portavoz en la Cámara autonómica, Patricia Vilán, afín a Leiceaga. También introdujo a Julio Torrado de tres y a Gonzalo Caballero, sobrino del regidor vigués pero acérrimo enemigo suyo (y cabecilla del sector crítico), como cinco. En Ourense, ascendió del quinto al tercer puesto una dirigente cercana a la gestora y al candidato, Carmen Rodríguez Dacosta. Los movimientos de Ferraz y del gobierno interino del PSdeG propiciaron la respuesta airada de Caballero -y de su mano derecha, la presidenta de la Diputación pontevedresa, Carmela Silva- y de la cúpula ourensana, próxima al exlíder autonómico Pachi Vázquez, porque habían sido relegados los aspirantes más apoyados en sus respectivas provincias por las bases. Leiceaga alegó que las listas eran "representativas de toda Galicia". La crispación se reflejó en la renuncia de cinco candidatos de los últimos puestos en Pontevedra. 

Sánchez espera a repetir su no a Rajoy para 'salvar' al PSOE en las gallegas y vascas

Caballero se encaró el pasado lunes con Sánchez en la reunión de la ejecutiva federal y protestó por los cambios de última hora, una queja que encontró el apoyo de Antonio Pradas, el hombre de Susana Díaz en Madrid, según relataron fuentes presentes en la cita. El encontronazo entre el alcalde de Vigo y el secretario general preludia la ruptura definitiva entre ambos de cara al próximo congreso federal. Hasta ahora, el presidente de la FEMP había mantenido diferencias con Sánchez -de hecho, Caballero apoyó al rival de Leiceaga en las primarias, José Luis Méndez Romeu-, pero aún confiaba en él y creía que su voz era respetada por su enorme tirón electoral. Pero al final el líder optó por dar cobertura a los planes de Cancela y del candidato. 

Sánchez se juega mucho en Galicia y Euskadi, pero en su equipo rechazan que deba asumir responsabilidades si se produce un batacazo

El enconamiento de las posiciones en Galicia, tan próximo a la cita con las urnas, pone muy cuesta arriba una campaña con malas perspectivas. Una encuesta de 'La Voz de Galicia' del pasado domingo situaba al PP de Alberto Núñez Feijóo como ganador de los comicios, con 37 escaños, seguido de En Marea -suma de las mareas, IU y Podemos-, con 18 diputados. En tercer lugar, el PSdeG de Leiceaga, con 15 asientos en la Cámara autonómica (tres menos que los obtenidos en las autonómicas de 2012), y por último el BNG, con 5. La izquierda en su conjunto, no obstante, sí superaría en un parlamentario a los populares, que perderían cuatro actas. En Euskadi, la previsión para el PSE es de bajada respecto a lo que ocurrió hace cuatro años, cuando logró 16 diputados, por el empuje de Podemos.

Pilar Cancela, Pedro Sánchez y Xoaquín Fernández Leiceaga, el pasado 16 de junio en Pontevedra, en la campaña de las generales. (EFE)
Pilar Cancela, Pedro Sánchez y Xoaquín Fernández Leiceaga, el pasado 16 de junio en Pontevedra, en la campaña de las generales. (EFE)

Sánchez se juega mucho en los dos territorios, ya que Mendia y Leiceaga son claramente sus candidatos, y su hándicap es que no tienen un enorme tirón, sobre todo Leiceaga, un profesor universitario con pasada trayectoria en el BNG que en Ferraz, no obstante, etiquetan como "el Ángel Gabilondo gallego". Esa proximidad con las dos federaciones hace que sus críticos piensen en que puedan cobrarse la factura -esto es, la cabeza del líder- si se produce un batacazo. En el equipo del secretario general recuerdan que las autonómicas son convocatorias distintas a las generales. Además, en Galicia sí que hay una expectativa de que, aun obteniendo un mal resultado, la izquierda supere a Feijóo y alcance la Xunta. 

Sánchez espera a repetir su no a Rajoy para 'salvar' al PSOE en las gallegas y vascas

Page: las cosas pueden "cambiar" tras el 25-S

Las federaciones críticas no se conforman y dejan ver que es necesaria una reflexión interna tras la segunda votación de investidura de este viernes. Varios barones vienen demandando en los últimos días que se convoque un comité federal para analizar el nuevo escenario tras el fracaso de Mariano Rajoy. Es la postura del manchego Emiliano García-Page, del valenciano Ximo Puig o el extremeño Guillermo Fernández Vara

Este jueves volvió a pronunciarse Page: "Pueden cambiar las cosas o puede ser determinante, aunque sólo sea por la posibilidad de hablar, lo que pase" tras los comicios en Galicia y Euskadi. "Es evidente que habiendo elecciones convocadas es muy complicado, mucho más difícil que en condiciones normales, que haya negociaciones entre partidos políticos porque una elección significa una confrontación y esperar a que el ciudadano se pronuncie", apuntó el presidente manchego a preguntas de los periodistas tras la firma de un convenio de colaboración con el presidente de la Fundación Europea para la Sociedad de la Información, Enrique Barón, informa Efe.

Page apostó por "ir paso a paso" en "este batiburrillo político electoral en el que puede pasar un poco de todo". Él entiende que "haya gente que se quiera colocar en lo que vaya a hacer el PSOE u otro partido político el último minuto del último día", pero "eso no es inteligente", razonó. "No hay que tenerle miedo al comité federal", añadió. 

"Nosotros tenemos derecho también a ir madurando nuestras propias posiciones, en función de las muchas circunstancias que están pasando en España que son desconocidas", aseguró el barón manchego, quien también recordó que a finales de mes el presidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, debe superar una cuestión de confianza que, si no supera, "puede desembocar en cualquier cosa, incluso en elecciones catalanas".

Page agregó que la posición de Pedro Sánchez y su grupo parlamentario es "coherente con lo aprobado en el comité federal" y "tan coherente tendrá que ser la posición de Madrid, de Ferraz y del comité federal con el rechazo al PP como con todo lo demás que dice la resolución". Eso era una advertencia: también en está en vigor, venía a decir, la prohibición de diálogo con formaciones independentistas

Poco después, contestó desde 'Al rojo vivo' (La Sexta) Antonio Hernando, el portavoz socialista en el Congreso. Se mostró "convencido" de que habrá comité federal, aunque siguió sin ponerle fecha. Eso sí, recordó que puede ser convocado a instancias de la ejecutiva -que no lo tiene en mente de forma inmediata- o un tercio de sus miembros, según figura en los estatutos. Retaba así a los barones a que si quieren un comité federal, recaben las firmas necesarias y se retraten. 

Hernando apuntó que Sánchez no intentará una alternativa porque Rajoy pretende seguir intentándolo y los números no dan. La suma con Unidos Podemos y Ciudadanos se torna imposible porque ambas formaciones "se excluyen" mutuamente y la alianza con Pablo Iglesias y nacionalistas no es "razonable ni buena" para el país. El portavoz avisó de que la opción de la abstención al PP es "muy minoritaria" dentro del PSOE porque nadie quiere "indultar" a Rajoy y a su corrupción. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios